Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rock de la princesa Letizia

Letizia desarrolla fuera de palacio una faceta poco conocida hasta ahora, la de fan de grupos indie a los que sigue en sus conciertos con un grupo de amigos

La princesa en el concierto de los Eels, en abril, en Madrid. Ampliar foto
La princesa en el concierto de los Eels, en abril, en Madrid. getty

La princesa Letizia continúa siendo Letizia Ortiz siempre que puede. Desde que llegó al palacio de La Zarzuela hace casi diez años ha luchado por mantener parte de su vida privada intacta. Al principio le resultó muy difícil pero ahora ha encontrado fórmulas para sus escapadas. Cada vez es más habitual verla en restaurantes, tiendas, cines o en conciertos. Sola, acompañada del príncipe o con amigos.

La última salida de Letizia lejos de palacio fue al FIB, el megafestival de Benicássim, un evento hoy orientado eminentemente hacia el público joven británico, que acogió a unos 35.000 fibers. Asitió al concierto de The Killers. El grupo de Las Vegas, que factura un rock indie de vocación masiva, parece ser uno de sus grupos preferidos: celebró su 40 cumpleaños viendo a la banda en Madrid el verano pasado en el festival Dcode. Esta vez, vestida con unos pantalones cortos azules y acompañada de dos amigas, se mezcló entre el público. Marawold, la empresa organizadora del FIB, confirmó su presencia solo una vez que concluyó el festival.

Letizia sigue su particular protocolo cuando se va de concierto. Compra su entrada y va acompañada de un par de amigos. Para estas escapadas lleva dos mujeres de su servicio de seguridad además del jefe del operativo que siempre supervisa sus salidas. Solo avisa a la organización de su presencia unas horas antes. Lo hace para que la permitan pasar, ya que suele llegar, por motivos de seguridad, cuando la actuación ha comenzado.

Iago Fernández, responsable del área editorial de la revista VICE en Madrid, coincidió con Letizia en la sala La Riviera el pasado 28 de abril en el concierto de los también estadounidenses Eels. “Una amiga y yo cogimos sitio junto a la barra del fondo y fue allí dónde nos encontramos a Letizia. Le acompañaban un par de amigos y en la distancia, otro par de escoltas. La gente la observaba y comentaba la jugada pero nadie la saludaba. Cuando me acerqué y me presenté, dejó de hablar inmediatamente con sus acompañantes, uno de ellos amigo desde el instituto y dueño de la sala Costello, para charlar con nosotros”.

Top Letizia

  • E EELS. A la princesa le gusta la banda del excéntrico Mark Oliver Everett, también conocido como Mr. E., formada en California a mediados de los noventa. No solo asistió a su concierto en Madrid el pasado mes de abril, donde presentaba su nuevo álbum, Wonderful, glorious, sino que se sacó una foto con Everett con el iPhone. Además, le encantó su libro Cosas que los nietos deberían saber (Blackie Books), una biografía trágica pero tratada con ironía y sentido del humor.
  • LOS PLANETAS. A estas alturas, los granadinos son uno de los pilares del indie español. Sus guitarras distorsionadas, sus narcóticas melodías, la voz de Jota y discos ya clásicos como Una semana en el motor de un autobús han marcado a una generación que creció musicalmente en los noventa. Letizia no se quiso perder su multitudinario concierto en Matadero, el pasado invierno.
  • THE KILLERS. Rock bailable con vocación de llenar estadios y estudiada actitud. Así es la banda de Brandon Flowers, todo un fenómeno de la escena independiuente actual. No una, sino dos veces ha visto la princesa al cuarteto de Las Vegas en un año. El verano pasado en Madrid y el pasado fin de semana en el Festival de Benicàssim.

Letizia preguntó a la pareja si eran muy fans de Eels y les recomendó leer las memorias noveladas de su líder, Mark Oliver Everett, tituladas Cosas que los nietos deberían saber y editadas en españa por Blackie Books. “También, nos dijo que a su marido no le gusta mucho ese tipo de música”, recuerda Fernández. “Luego, la princesa sacó el iPhone del bolso para enseñarnos la foto que se había hecho con Mark Oliver Everett, el líder del grupo, en el backstage. Letizia, antes de despedirse, reconoció a mi amiga Rocío por haberla visto actuar en la película Diamond Flash. Es una película tan underground y minoritaria que no dábamos crédito. Ella respondió: ‘¿Qué pasa? ¿Qué tiene de raro? ¿No puedo ver cine?”.

Los gustos musicales de Letizia son amplios. Su lado más indie lo desarrolla sin el príncipe. Con él asiste a conciertos más comerciales como los de Hombres G o Luz Casal. Con sus amigos parece atender a sus auténticos gustos. Tiene tres amigos, compañeros de estudios, a los que presenta como “mis colegas de música”, con quienes acude a estas otras actuaciones. Con ellos fue a ver a Los Planetas en el Primavera Club, festival que se celebró a principios del pasado mes de diciembre en Matadero Madrid. “Poco antes del concierto nos avisaron de que iba a venir”, explican desde Heart of Gold, promotora del festival. “Apareció con tres amigos, todos chicos de su edad. Venía con su entrada, pero pidió que la dejaramos pasar, ya que llegó con el concierto comenzado. Se nota que sabe lo que tiene que hacer para poderse mover en estos sitios. Se colocó en la parte del fondo, cerca de un muro. Llevaba poca seguridad y era muy discreta”, recuerda este portavoz de la promotora. Y añade: “Me pidió que por favor, por favor, no le dijera a nadie que estaba allí, que no llamara a nadie. No quiso entrar por la puerta trasera. Lo hizo por la principal: ‘Quiero verlo todo’, me explicó. Poca gente se dio cuenta de que la princesa estaba en la sala, solo unos pocos comentaron: ‘¿Esa es Letizia?’. Tampoco aceptó una copa: ‘Ya pillamos nosotros’, respondió”.

Los Planetas no sabían que entre el público estaba la princesa. Se enteraron después de que ella es fan del grupo granadino, gigante del indie nacional.

En el iPad de la princesa hay listas de música que escucha en los vuelos, cuando hace viajes de trabajo. Pero lo que contiene su lista es un secreto que solo comporte con su amigos. La Casa del Rey no informa ni de sus gustos ni de sus salidas, porque corresponden al ámbito de su vida privada.

Eso sí, se sabe que Letizia también ha estado en los conciertos de Bon Jovi en el Circo Price de Madrid, en noviembre de 2010, y en los de Shakira, Alejandro Sanz y Amaral. ¿Tendrá marcada en su agenda veraniega alguna nueva cita con el rock?