Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iggy Pop: “Soy mi mejor creación”

La eterna rebeldía del mítico rey del punk resplandece en la portada de la revista ‘Rolling Stone’

Doble página de apertura de la entrevista a Iggy Pop en 'Rolling Stone'. Ampliar foto
Doble página de apertura de la entrevista a Iggy Pop en 'Rolling Stone'.

“Ahora mismo, te atacaría” es lo primero que le soltó Iggy Pop al periodista de Rolling Stone que lo entrevistó para la portada del número de junio de la revista. “Tiene 66 años, así que a veces, de repente, se viene abajo y entonces reacciona enfadándose”, había avisado ya su mánager unos segundos antes, al advertir sobre el carácter difícil del icono del rock.

Pero era una falsa alarma. Iggy Pop compareció a la entrevista con traje pero sin camisa, y después se fue quitando todo lo demás (como se puede comprobar en la sesión fotográfica a cargo de Antón Goiri). Sincero, abierto y dispuesto a hacer gala de su buena memoria, el eterno rebelde repasó toda su carrera y opinó de todo y todos.

De cuando dejó The Stooges después de su mayor éxito (Raw power, de 1973), dijo: “Hay que tener un par de huevos para hacer lo que yo hice y lanzarse solo, sin la protección de un grupo, bajo tu nombre. No soy un artista comercialmente viable. No tengo la voz de Aretha Franklin; no tengo el cuerpo de Beyoncé y no bailo como Usher. Pero no me protegí con otro sobrenombre. No contraté a unos músicos y dije que éramos Nine Inch Idiots o yo qué sé. Aparecí como Iggy Pop. Y aquí estoy. Soy mi mejor creación. Yo soy lo más importante que he hecho en mi vida. Lo que soy, o lo que tú creas que soy. La música y todo lo demás va detrás”.

Punk antes de que existiera el punk, influencia para casi todo lo que ha pasado desde Sex Pistols a Nirvana, pasando por Dinosaur Jr. o Pixies, Iggy Pop siempre ha vivido al límite y de eso también habló en la entrevista. Y de su adicción a la heroína: “Empecé en 1971 y tardé diez años en encontrar la salida y otros diez dejar de tomar otras cosas. Ni marihuana, ni cocaína. Nada. Ahora sólo bebo –un poco– en las cenas”.

Portada de la revista 'Rolling Stone'. ampliar foto
Portada de la revista 'Rolling Stone'.

Otro de los temas inevitables al hablar con Iggy Pop es su controvertida colaboración con David Bowie en los 70: “Él representa a todas las fuerzas de la civilización y yo a todas las fuerzas bárbaras. Mi labor era pasar a través de su gente sin perder mi identidad. […] Aunque he de reconocer que la mayoría de sus ideas eran inteligentes y me dieron la oportunidad de expresar cosas que necesitaba decir. Por otro lado, yo era un vehículo para que él contara cosas que no podía hacer bajo el nombre David Bowie”.

A su edad, y dada la manera en que siempre ha salido al escenario (hace poco se rompió varios dientes en un concierto), Iggy Pop aseguró que salir de gira “es muy duro” y no es algo que se plantee para el futuro. En lo que sí se mostró más interesado es en su carrera de actor. Empezó a dar clases de interpretación al cumplir los 40. “Me presentaba a las pruebas para repartos: una y otra vez era rechazado. Y finalmente Scorsese me dio un papelito. Y poco a poco hice cosas en pelis de mierda para televisión. Y anuncios en campañas baratas de las que nadie ha oído hablar”. Por eso, no lo costó reconocer que espera que, en el futuro, “quizá tres o cuatro veces al año, alguien necesite un viejo con cara de loco para una película”.