Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Brindis al sol legislativo

Un brindis al sol es un atrevimiento, una fanfarronada o una propuesta que quien la plantea sabe casi con total seguridad que no podrá cumplirla.

Parece que esta expresión sale de la tauromaquia cuando dividen la plaza de toros en los tendidos de sol y sombra. Los más entendidos en ese arte compran entradas de sombra y el resto en la zona de sol —yo supongo que esto también tiene mucho que ver con el precio de las entradas—. Cuando el torero presagia una mala tarde prefiere hacer un “brindis a los de sol”, y estos, solo por esa deferencia, le aplaudirán aunque su faena no llegue a ser gloriosa.

Pues esta expresión viene como “anillo al dedo” para explicar lo que hace nuestro Parlamento con las leyes que nos dispensa cada día. Por ejemplo, para contentar a autónomos y pymes que lo están pasando fatal porque cobran muy tarde de las Administraciones, los parlamentarios aprueban una ley de pagos que la firma el mismísimo Rey de España y, a partir de ahí, nadie la cumple y no pasa nada, todo sigue igual.

Señores de la justicia, metan en la cárcel a todos los que incumplen leyes o saquen de prisión a todos los que están dentro. No hacerlo es muy “injusto”.— José Luis Blanco.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.