Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hijos de Di Stéfano piden la incapacidad de su padre

El mítico exjugador y presidente de honor del Real Madrid acaba de anunciar su deseo de casarse a los 86 años con una mujer 50 años menor que él

Alfredo Di Stéfano, de 86 años.
Alfredo Di Stéfano, de 86 años. CORDON

Los cinco hijos de Alfredo Di Stéfano, presidente de Honor del Real Madrid, han decidido "solicitar ante los Juzgados competentes, y en su exclusivo interés, su declaración de incapacidad", según un comunicado remitido a Efe.

"Ante el deterioro evidente de las facultades físicas e intelectivas que se viene observando en nuestro padre desde hace meses, sus cinco hijos, previo diagnóstico médico de su estado de salud, tomamos la decisión de solicitar ante los Juzgados competentes, y en su exclusivo interés, su declaración de incapacidad, promoviendo de forma simultánea la adopción de medidas cautelares, en orden a la preservación de su patrimonio", señala el texto.

La petición llega pocos días después de que este anunciara su deseo de contraer matrimonio a sus 86 años con su representante y secretaria Gina de González, que tiene 50 años menos que él -36-. El mítico jugador mantiene una relación con esta mujer desde hace tres años que nunca ha sido bien vista por su familia ni por el Real Madrid, que inicialmente vetó su presencia en el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu, pero que al final rompió ante la negativa de Di Stéfano de no asistir a los partidos si no iba con ella.

"Me caso porque quiero y ya llevo ocho años viudo. Cada loco con su tema. Estoy enamorado y me caso con Gina. Tengo el corazón joven", ha explicado el exfutbolista. Di Stéfano ha asegurado que su deseo es casarse lo antes posible "en 15 días o un mes".

Di Stéfano conoció a Gina González dentro del mundo del fútbol. Ella se presentó en el Real Madrid como periodista y pronto se declaró fan del mítico jugador, incluso se hizo una camiseta con su nombre. En los últimos tres años se ha convertido en la persona que tiene la llave de Di Stéfano. Ella es quien atiende sus llamadas, fija citas y se ocupa del día a día de él, cuya salud está muy mermada. Hace ocho años se le sometió a un cuadruple by pass y luego se le colocó un marcapasos. El 12 de abril fue dado de alta, tres días antes lo habían ingresado para una revisión de su enfermedad cardíaca.

Tras quedarse viudo de Sara Freites, Di Stéfano estuvo viviendo con su hija Nannette Norma que murió el pasado mes de diciembre a la edad de 60 años.

"La preceptiva demanda", añade el comunicado, "tuvo entrada en los Juzgados de Madrid el pasado día 24. Dicha solicitud fue admitida a trámite por el Juzgado el día 26 de abril, acordando su traslado al ministerio fiscal y demás partes interesadas. Simultáneamente, como también solicitábamos del juzgado, se acordó por éste citar a las partes afectadas a una vista de medidas cautelares que se celebrará en fechas próximas".

Justifican esta iniciativa "a la vista de la evidente evolución negativa de su estado de salud, también desde un punto de vista psicológico, y la convicción de que, de no adoptarse las medidas solicitadas, se generaría una situación de desamparo que es nuestra intención evitar a toda costa".

Los descendientes del exfutbolista indican que no está en su ánimo "interferir negativamente" en la vida de su padre, y "mucho menos perjudicarle".

"Consideramos que su actual estado de vulnerabilidad, unido a su evidente proyección mediática pueden determinar conductas abusivas sobre su persona, que precisamente pretendemos evitar a través del amparo judicial solicitado, a la vez que pretendemos proteger la imagen y honorabilidad, tanto de nuestro padre como, en general, las de nuestra familia".