Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Gestión pública o gestión privada

Se trata de un debate que con frecuencia se suscita respecto la gestión de las empresas y servicios de interés general y de propiedad pública: ¿qué tipo de gestión es la más conveniente, la pública o la privada?

Los partidarios de la gestión privada, o externalización, argumentan que el gestor privado obtiene mejores resultados (relación calidad / coste) por su mayor interés y motivación al estar en juego el volumen de sus ganancias y beneficios. Los partidarios de la gestión pública argumentan que si los gestores públicos poseen la necesaria formación y motivación no tienen por qué obtener peores resultados, con la diferencia de que las ganancias o beneficios que se obtengan revierten como menores costes de gestión en la empresa pública.

El problema es que no se hagan las cosas bien. En la gestión privada, no hacer las cosas bien se traduce en una menor calidad de servicio o incluso la carencia de este, por no ejercerse el necesario control. En la gestión pública no hacer las cosas bien se traduce, bien en una menor calidad de servicio o bien en mayores costes.

La pregunta a contestar por consiguiente es: ¿De qué o de quién depende que las cosas se hagan bien? Es evidente, que de los políticos responsables, ya que son ellos en ambos casos los que deben ejercer el necesario control: De la calidad en la gestión privada y de la calidad y los costes en la gestión pública.— Fernando Real Recuerda. 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.