Las mentiras de Armstrong, al cine

Tras su confesión a Oprah, Hollywood reactiva el interés en realizar un 'biopic' del ciclista. J. J. Abrams se ofrece a comandarlo y se barajan nombres como Jake Gyllenhaal o Matt Damon para caracterizarlo

El exciclista Lance Armstrong.
El exciclista Lance Armstrong.FRANCK FIFE (AFP)

Durante años, el proyecto de adaptar a la pantalla la vida de Lance Armstrong, el gran héroe del ciclismo, circuló por Hollywood. Pero, conforme las acusaciones de dopaje hicieron mella en su carrera, las probabilidades se fueron desvaneciendo. La confesión de todos sus pecados en una entrevista exclusiva a Oprah Winfrey lo ha cambiado todo. El siete veces ganador del Tour de Francia, desposeído en la actualidad de todos sus títulos deportivos, buscaba su redención en este cara a cara con el rostro más conocido de la televisión estadounidense. El perdón está por ver, pero lo que encontró es una nueva carrera en el cine.

Los estudios Paramount han confirmado su intención de sacar adelante un proyecto fílmico sobre este ídolo con pies de barro. Según Deadline.com, se titulará Cycle of Lies: The Fall of Lance Armstrong y está basado en el libro homónimo de Juliet Macur. Se trata de un proyecto tan incipiente que el libro todavía ni existe. Es la primera obra sobre el ciclista que se anuncia tras aceptar las acusaciones de dopaje y uso de esteroides que le persiguieron durante años. Macur, periodista de The New York Times, es una buena conocedora de su carrera. Durante diez años siguió desde sus primeros titulares como un superviviente de un cáncer testicular hasta sus siete victorias en el tour de Francia.

El libro lo publicará HarpersCollins en junio pero ya, antes de que llegue a las librerías, cuenta con el respaldo de uno de los directores más buscados en Hollywood, J.J.Abrams. El creador de Perdidos, pese a tener las manos ocupadas con el próximo estreno de Star Trek: En la oscuridad, ha hecho público su deseo de adaptarlo junto con su compañía, Bad Robot. Se desconoce por el momento si tan solo se encargará de la producción o también pasará a dirigir una historia que poco tiene que ver con esa otra mucho más heroica que durante años se perfiló y que Jake Gyllenhaal iba a protagonizar. Amigo personal de Armstrong, el actor quería dar vida al ciclista en una historia de superación personal, película que Kathleen Kennedy (productora de La lista de Schindler) y Frank Marshall (habitual de Spielberg y George Lucas) desarrollaron para los estudios Sony y que fue languideciendo a medida que las acusaciones ensombrecían los éxitos del deportista.

Existieron otros actores, como Matt Damon o Robin Williams, también amigos personales de Armstrong y mencionados para otros proyectos relacionados con el ciclista, y otros planes cinematográficos, como el del productor Ed Pressman (detrás del último Wall Street) o la propia biografía que Armstrong publicó en 2001, It’s Not About the Bike. Pero ninguno de ellos vio la luz. Lo mismo ocurrió con esos otros libros, en este caso contrarios a su leyenda, como el que escribió su compañero de equipo Tyler Hamilton, que expuso sus costuras en The Secret Race: Inside the Hidden World of the Tour the France: Doping, Cover-ups & Winning at All Cost. Las acusaciones eran jugosas pero el volumen nunca consiguió despertar el apetito de Hollywood.

Sin embargo nada abre más boca en la industria del cine que la figura del héroe caído. El anuncio de los estudios Paramount y de Abrams de su interés en el libro de Macur abre además otra puerta en esta saga que dista ya mucho de ser deportiva y se ve alimentada de la curiosidad y el morbo del público. Son numerosas las publicaciones que comienzan a barajar los posibles nombres de actores que por físico, por capacidad artística o ambas cosas podrían protagonizar el filme. Tanto Damon como Gyllenhaal siguen presentes en esta lista, sin que su pertenencia a proyectos anteriores interfiera en su posible elección.

Otros intérpretes les sacan un cuerpo de ventaja y se ponen a la cabeza de este pelotón de posibles estrellas aspirantes a encarnar la fulgurante ascensión e igual de fulminante caída del hombre que esta semana perderá su medalla olímpica. Entre los preferidos están Matthew McConaughey, también amigo de Armstrong y que vive un momento de renacimiento en el que busca papeles con sustancia; Jeremy Renner, por su parecido a Lance; Sam Worthington o Christian Bale, por su capacidad de interpretar a héroes caídos; o Joseph Gordon Levitt, por su último trabajo subido a una bici en Premium Rush.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS