Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabiola de Bélgica en el ojo del huracán por crear una fundación

Los partidos políticos critican a la reina por esta decisión, en la que sospechan puede haber fondos públicos, ella lo niega

La reina Fabiola de Bélgica.
La reina Fabiola de Bélgica. GTRES

La reina Fabiola de Bélgica, viuda del rey Balduino, ha desmentido este jueves que vaya a destinar fondos públicos de su dotación de viudedad a la fundación privada que ha creado para apoyar a sus familiares directos, algo que hará con la herencia recibida por parte de su familia paterna.

"Mi familia española no se ha beneficiado nunca de mi esposo en vida y, tras su muerte, sigue respetando el criterio de no transmitir nunca los bienes recibidos de mi marido", asegura un comunicado de la reina Fabiola, remitido por su abogado, Jean Van Rossum, a la agencia de noticias belga.

Fabiola precisa en la nota que financiará su fundación privada con "todo el dinero" de la venta de los bienes heredados de miembros de su familia paterna, que no tuvo descendencia y por ello sus bienes pasaron a ella y sus hermanos.

"He conservado todos estos bienes hasta hoy para poder financiar mi fundación. He metido dinero de la venta de estos bienes porque yo misma no tengo hijos", ha explicado. También ha querido aclarar en la nota que "todavía hoy, todo el dinero de la dotación se utiliza para los gastos de mi casa" y especialmente para pagar al personal, la principal partida de gasto.

La reina sale así al paso de la polémica creada en Bélgica por su creación de la fundación privada 'Fons Pereos' para gestionar su herencia, apoyar a sus familiares directos, según informaron este miércoles varios diarios del grupo mediático belga Sudpresse.

Según el grupo, la Reina Fabiola, de 84 años y cuyo estado de salud se ha deteriorado en los últimos tiempos, ha recibido desde 1993 de las arcas públicas del Estado belga cerca de 27 millones de euros, al margen de la herencia recibida del rey Balduino, cuyo monto se desconoce.

La reina Fabiola y el rey Balduino de Bélgica no tuvieron descendencia. En caso de que no haya herederos directos, la legislación belga contempla un impuesto de sucesiones del 70%.

Sin embargo, la creación de la fundación privada le permitiría a la reina Fabiola asignar su patrimonio a diversos objetivos filantrópicos, sociales y religiosos evitando pagar el elevado impuesto de sucesiones, según informan los medios belgas.

Según los estatutos de la fundación, ésta tendría por objetivo apoyar a sus familiares, promover la memoria de la pareja real, ayudar a la Fundación Astrida --fundada por el rey Balduino en 1992 para ayudar a sus sobrinos tras su muerte-- y apoyar a instituciones católicas.

El propio Balduino creó la Fundación Astrida en 1992, un año antes de morir, con el objetivo de ayudar tras su muerte a los miembros de su familia y los familiares de su esposa.

En caso de que se disuelva la nueva fundación creada, los fondos serían repartidos entre la Fundación Astrida y otra fundación privada creada por la reina Fabiola en España en 1999, según informan los medios belgas.

El Palacio Real belga evitó pronunciarse sobre la fundación, sobre la que no fue informado de antemano, por tratarse de un asunto "privado" que afecta a "la gestión de bienes privados", según informó el diario La Libre Belgique.

El primer ministro belga, el socialista Elio Di Rupo, ha dicho que comparte "la emoción suscitada por la creación de la fundación de la reina Fabiola" porque aunque la legislación belga prevé este tipo de fundación ha considerado que "dada la posición de la reina y su dotación pública, esta fundación plantea un problema ético".

"Sería inaceptable que una dotación pública pueda servir para fines que no están ligados al bien común", ha admitido Di Rupo, que ha dejado claro que "ni el Rey (ALberto II) ni el Gobierno, estaban al corriente" de su creación. "Los dirigentes de nuestro país como todos aquellos de la familia real deben mostrar ejemplo, sobre todo en lo que respecta al uso de fondos públicos", ha justificado durante una comparecencia ante la Cámara de Diputados.

Por ello, se ha mostrado favorable de acelerar la reforma del sistema de dotaciones para los miembros de las familia contempladas en el acuerdo de Gobierno para dar "una respuesta concreta "a las inquietudes de los ciudadanos". La reforma prevé más control y transparencia en las dotaciones de la familia real y su limitación.

La mayoría de los partidos políticos han criticado con firmeza la posibilidad de que la reina Fabiola pueda utilizar dinero público para fines privados y ha pedido normas más claras para diferenciar entre ingresos privados y el patriminio familiar y las dotaciones públicas para la Casa Real.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información