Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Son las matemáticas, estúpido; y algo más

El artículo publicado ayer del profesor Garicano, a quien admiro, pone de manifiesto cómo los principios de la educación están basados en las matemáticas, la expresión escrita y el inglés.

Razón no le falta si queremos desarrollar la capacidad cognitiva de los jóvenes y, por consiguiente, que tengan empleabilidad asegurada en un mercado laboral global. No obstante, el desarrollo de la creatividad, las emociones y la empatía es igualmente importante para la relación de las personas con su entorno. El fomento de la música, el arte y la filosofía son lo que nos diferenciarán de los robots, es decir, la inteligencia emocional es la clave.

En mi profesión, los datos y el inglés son lo básico para tener un puesto de trabajo, pero los excelentes profesionales son los que mejor se desenvuelven con la empatía, la visión y la creatividad. Hay datos que así lo demuestran, si no preguntemos a los fundadores de empresas de Silicon Valley.— Juan Pedro Montaner Giner.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.