Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

La vista gorda

Antes de reformar la Constitución, necesitamos, sí, un gran pacto sobre dos pilares: no tomarás el pelo ni harás la vista gorda

“Conmigo hago la vista gorda”, decía Menio, un chismoso que aparece en las Sátirasde Horacio, cuando le preguntaban si él no tenía ningún defecto. Era un profesional de la cizaña, un destructor de puentes, pero cuando quedaba en evidencia (“¡Eh, tú! ¿Es que no te conoces, o piensas que no te conocemos y puedes tomarnos el pelo?”) tenía esa chispa que distingue a algunos caraduras, lapidarios con los demás: “En mi caso, hago la vista gorda”. Este estilo Menio parece dominar en los puestos de mando de la España actual, aunque los cínicos de turno no tengan el ingenio y la sinceridad para que brille su desvergüenza en el neón del club La Vista Gorda.

Los Menio de hoy tienen por tarea no el gobernar, o contribuir al buen gobierno, si no tomarnos el pelo. Y además, con publicidad y alevosía: encabezando el Telediario. Así, la privatización de la sanidad pública de Madrid, con la reducción de miles de empleados, va a suponer una mejor calidad asistencial. ¿Por qué nos tomas el pelo, Menio? Javier Bardem es un “gran villano”, al que quemar en estatua, por no ser dócil al guión oficial. ¿Por qué nos tomas el pelo, Menio? Los ingresos por el incremento del IVA han engrasado la maquinaria del Estado, al tiempo que se ha multiplicado la evasión de grandes capitales, con una Hacienda centrada en la pesca de bajura. ¿Por qué nos tomas el pelo, Menio? En el pasado, contra el IVA, se recogieron miles de firmas. Y millones de firmas por toda España contra el Estatut y contra el presidente catalán-andaluz Montilla, hasta que la conjura de irresponsables dinamitó ese puente. Ahora, Menio, bienvenido, habla de la “España plural” después de escupir sobre ella como si se tratase de un epitafio.

Antes de reformar la Constitución, necesitamos, sí, un gran pacto sobre dos pilares: no tomarás el pelo ni harás la vista gorda.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.