Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Nobel de la paz Obama media entre Mariah Carey y Nicki Minaj

A tres semanas de las elecciones, el presidente de EE UU se pronuncia sobre el conflicto que mantienen las dos estrellas pop, jueces del mismo 'talent show'

Barack y Michelle Obama, en un acto oficial. GTRES

Le preguntaron. No fue él quien se lanzó de cabeza a mediar en el conflicto, que no implica armas de destrucción masiva pero que sí está incendiando a la audiencia televisiva antes incluso de que esté en antena la 12ª edición de American Idol. A tres semanas de las elecciones presidenciales que decidirán quien dirige el destino de Estados Unidos durante los próximos cuatro años, Barack Obama ha representado su papel de pacificador y ha mediado en la pelea entre dos de las presentadoras más beligerantes del programa de la cadena Fox, Nicki Minaj y Mariah Carey.

“Creo que serán capaces de arreglarlo. Tengo confianza… creo que ambas artistas serán capaces de conseguir ir hacia delante y no hacia atrás”, dijo el mandatario a una radio de Miami en la que era entrevistado sobre el revuelo causado entre las dos divas. “Lo mío es acercar a la gente, trabajar por la misma causa”, señaló un Obama como siempre seguro de sí y enfático en esta ocasión en la que cada voto cuenta.

El premio Nobel de la Paz pasó después a glosar las virtudes de cada dama pero sin tomar partido por ninguna de las dos, aunque la balanza parece inclinarse más hacia el lado de Carey, ya que la cantante ha realizado algunos eventos para la campaña del presidente. “Conozco a Mariah y a Nick [Cannon, su esposo]”, informó el presidente. “Es una mujer maravillosa [Carey]”, prosiguió. “Nicki, no lo sé, pero la tengo en mi iPod”, resolvió diplomático el estadista demócrata andando sobre hielo fino, no vaya a ser que moleste a los fans de Minaj y eso suponga una merma en los comicios.

Tanto Carey como Minaj son jueces del programa American Idol, que en estos momentos se encuentra en fase de elegir contendientes antes de salir a antena. A principios de mes, la cadena colgó en su página web varias secuencias de las dos mujeres enzarzadas en una dura confrontación durante una audición en Carolina del Norte. “No voy a tolerar a su jodida majestad”, vino a decir de forma poco amable Nicki Minaj sobre los supuestos caprichos de Mariah Carey a la hora de ejercer su papel en el programa.

Antes que Obama, ya había intentado mediar la veterana periodista Barbara Walters, quien contó en su programa matutino The View que había hablado con Carey y que esta le había dicho que estaba preocupada. “Nicki ha salido en varias ocasiones del plató y la gente le ha oído decir: “Si tuviera una pistola disparía a esa puta”, le confesó Carey a Walters.