Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Los incendios se apagan en invierno

Dicen los mayores del lugar que los incendios se apagan en invierno y, como casi siempre, tienen razón. Desde hace muchos años nuestros bosques están abandonados a su suerte y por desgracia estamos viendo las consecuencias.

En un momento como este de crisis y falta de trabajo no se puede entender que no haya un plan de mantenimiento forestal que podría dar trabajo en el ámbito rural a mucha gente, la sectorización o parcelación de los montes, el pastoreo, animales como cabras y ovejas son las mejores máquinas para eliminar toda la maleza en caminos forestales veredas y montes.

Es desolador ver los daños causados en nuestro ecosistema tanto por el número de hectáreas quemadas como los altísimos costes económicos que representan.

Me pregunto si además de echarse la culpa entre el Ministerio y las Comunidades Autónomas cuando se produce un incendio son incapaces de diseñar un plan que podría evitar la mayoría de ellos.

Si no queremos convertirnos en un país desértico, desde el Gobierno, además de poner los medios, se debería ejercer una labor educativa de calado en la ciudadanía; si los accidentes de tráfico han disminuido, ha sido gracias a las sanciones y a esta labor educativa, estoy seguro de que en el tema forestal tendría el mismo efecto.

La mala gestión es aquella que trata de ahorrar un céntimo y se le van los millones sin darse cuenta y eso es parte de lo que nos está pasando.— Víctor M. Niño Vallejo.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.