Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Príncipe inicia sus vacaciones ejerciendo de padre solitario

Don Felipe llegó el viernes a Palma de Mallorca con sus dos hijas, las infantas Leonor y Sofía

La Casa del Rey no entrega "ninguna causa concreta" para explicar la ausencia de la princesa Letizia, que permanece en Madrid

Ampliar foto
El príncipe Felipe y las infantas Leonor y Sofía, en Mallorca en agosto de 2011.

El complejo palaciego de Marivent registra este verano un ritmo poco habitual de entradas y salidas. Los últimos en llegar han sido el Príncipe Felipe y sus dos hijas, la infantas Leonor y Sofía. Durante el fin de semana se conoció que los tres volaron desde Madrid a Palma el viernes, y que lo hicieron sin la princesa Letizia. Desde el entorno de la Casa del Rey no se apunta “ninguna causa concreta” que haya motivado que los príncipes viajen este año por separado. Está previsto que la Princesa se traslade en solitario hasta Mallorca durante los próximos días, para asistir al único acto público que los Príncipes de Asturias tienen previsto allí: la recepción a las autoridades locales que se celebrará el próximo miércoles en el palacio de la Almudaina.

Mientras dure su estancia en Palma, don Felipe, doña Letizia y sus hijas se alojarán en su residencia oficial, el palacio de Son Vent, un edificio independiente ubicado en el recinto de Marivent y reformado hace aproximadamente ocho años. El 12 de agosto, los príncipes de Asturias viajarán hasta Londres, donde asistirán a la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos.

Así pues, la cena de autoridades del miércoles, una cita tradicional del verano mallorquín presidida por los Reyes, ofrecerá la imagen más completa de la familia real en un verano de idas y venidas en el que la Reina y la infanta Elena han sido las únicas presencias constantes en la isla. Será también el punto de partida de una agenda estival más apretada que nunca para don Juan Carlos, que viajará a Mallorca en los próximos días y permanecerá en la isla poco más de una semana.

El Rey se reunirá con políticos y empresarios de las islas en una rueda de encuentros que se alargará hasta el viernes. Al día siguiente, sábado, el monarca interrumpirá su estancia en Marivent para viajar al Puerto de Santa María (Cádiz), donde presidirá una corrida de toros en conmemoración del bicentenario de la Constitución de 1812. Ya el 14 de agosto, de nuevo en Mallorca, recibirá al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el único despacho veraniego que se celebrará este año. No se descarta que, tanto el rey como el príncipe, puedan aprovechar algún día libre para hacerse a la mar. El yate Fortuna, que permaneció hasta hace dos días en dique seco, se encuentra ya amarrado y listo para zarpar en la base marítima de Porto Pi.

Más información