Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué te costaría un viaje a Ushuaia (si no eres vocal del Poder Judicial)

Usuhaia es la ciudad más austral del mundo. Está en la isla de Tierra del Fuego, 3.200 kilómetros al sur de Buenos Aires (Argentina) y a tan solo unas horas de navegación del cabo de Hornos. Es, literalmente... el culo del mundo.

Para llegar hasta allí hay que hacer 13 horas de vuelo directo desde España al aeropuerto internacional de Ezeiza, en Buenos Aires, y luego tomar otro vuelo interno en el Aeroparque de la capital argentina hasta Ushuaia que dura 3 horas y 45 minutos. En total, unas 24 horas de viaje.

No me extraña que quien pueda, tenga la tentación de volar en Primera. Pero claro, volar en Primera es muy, muy caro: 3.372 € con Aerolíneas Argentinas y hasta 7.581 € si es con LAN.

Si tu empresa gana dinero y te lo paga, estupendo por ti. Pero si tu empresa somos todos, es decir, si eres un vocal del Poder Judicial y por lo tanto, funcionario público de un país donde los jubilados se van a tener que pagar las aspirinas, y te pegas dos viajes a Ushuaia en seis meses volando en Primera y en hoteles de lujo (como informa hoy este periódico) para dar unas conferencia a cargo de mis impuestos... pues me toca las narices. Por no decir otra cosa.

Ushuaia, Tierra del Fuego, la Patagonia... es uno de los destinos más interesantes del Cono Sur. Un lugar que siempre recomiendo a quien quiera ver paisajes extremos bañados en una luz mágica.

Pero no es un destino barato, ni habitual para irse a dar conferencias (además, ¿los gastos de viaje de una conferencia no debe pagarlos el que te pide que vayas a darlas?)

Si quieres ir a este extremo de la Patagonia, y no eres vocal del Poder Judicial (es decir, te tienes que pagar tu viaje como todo hijo de vecino), aquí van algunos datos prácticos:


Con Aerolíneas Argentinas, viajando en septiembre, desde Madrid o Barcelona hasta Ushuaia el billete cuesta 1.476 €. Y haciendo una combinación con Alitalia (vía Roma) o KLM (vía Amsterdam), unos 100 euros menos.

Puedes buscar el vuelo más económico que encuentres hasta Buenos Aires; para esas fechas desde Madrid con KLM (vía Amsterdam) sale por 870 €. Y luego allí adquirir el vuelo a Ushuaia, pero no te va a costar menos de 445 euros, por lo que el ahorro es pequeño.

La opción más económica es hacer el trayecto internacional con Aerolíneas Argentinas y adquirir el airpass Visite Argentina (mínimo tres cupones), que permite hacer vuelos interiores, incluido Buenos Aires-Ushuaia, por 170 dólares por cupón.

Tienes la opción de ir por carretera. Pero son 3.200 kilómetros, dos días de viaje por la monótona y aburrida llanura de la Patagonia, con el paso incluido de dos puestos fronterizos ya que no hay conexión directa a través de Argentina: el estrecho de Magallanes se cruza por Chile. Cuesta en cama unos 1.200 pesos argentinos (213 €)

Una vez allí, encontrarás alojamientos de todo tipo, pero como buena ciudad de extremos, no es precisamente barata. Uno muy recomendable, bien situado y con buena relación calidad-precio es el hotel Tierra de Fuego, en pleno centro de Ushuaia; la doble, entre 60 y 85 €. Hay hosterías en los alrededores con habitaciones dobles desde 55 €, como la Hosteria Ondine o el B&B Familia Piatti.


Qué ver en Ushuaia:

Ushuaia no es una aldea: tiene 40.000 habitantes y hace años que amplió el exiguo aeropuerto para que pudieran entrar aviones de tamaño mediano, aunque sigue siendo tan adrenalínico como el antiguo: por delante y por detrás de la pista no hay nada más que el agua fría del canal de Beagle.

Pese a ciertos atentados urbanísticos (está en construcción el tercer casino de la ciudad; ¿quién viene a jugar a la ruleta al paralelo 54?), Ushuaia sigue teniendo un aire de ciudad del far-west, crecida al amparo de alguna fiebre: la del oro, la del aceite de ballena, la de la piel de foca o la de la promesa de un trabajo bien pagado.

Entre las viviendas modernas y anodinas del centro aún afloran, como islotes de la historia, algunas de aquellas pequeñas casitas de planta baja y vivos colores que un día poblaron la ciudad más al sur del mundo. (la chilena Puerto Williams está aún más al sur, pero no tiene categoría de ciudad).

Y cuando el sol asoma entre los nubarrones australes, sus policromías alegran la ciudad como si un niño hubiera dejado escapar un puñado de globos de colores.

Hay varios excelentes museos en Ushuaia (el del fin del mundo, el de la cultura yagán y el de la antigua penitenciaria, del que hablo en este post), además de un montón de librerías (¡estamos en Argentina!). Pero aparte de esto hay poco que hacer en el casco urbano. Lo mejor de Ushuaia es el soberbio paisaje de montañas con nieves casi perpetuas, glaciares y bosques que la rodea, buena parte de él protegido bajo la denominación Parque Nacional de Tierra de Fuego.

Más info sobre Argentina y la Patagonia en estos post.

Comentarios

Basta ya e despilfarro. Que se prohiban de una vez por todas que los representantes públicos viajen en bussines y en hotelazos. Que el ahorro y las estrechecez que nos imponen sean también para ellos.
Ya he estado dos veces y Vd. Sr. Nadal me está tentando de nuevo...
Buenos días, interesante nota che, pero debo hacer una aclaración, Puerto Williams en Chile es la ciudad más Austral del mundo.Lo de 'No tiene categoría de ciudad' no lo había escuchado nunca.Saludos, ah por cierto, muy bello Ushuaia.
Puerto Williams es muy pequeño para ser considerado ciudad. Es un asentamiento militar y pesquero. Pero ambos lugares son maravillosos, no entiendo porque tienen siempre que polemizar chilenos y argentinos con esto.
Los "caraduras de turno"....nosotros haremos cada uno lo que pueda,yo a mi edad me conformo con verlo en la 'Tele' y bien que me gusta,leyendo este Post la verdad que disfruto.Seguimos con el "infierno del calor"Saludos desde Fuerteventura Nieves
Hola Paco. Con estos irrisorios precios y si no fuera que el zapato de la derecha me aprieta, iría al 'culo' del mundo al menos una vez en semana. Por cierto, ¿no crees que en lugar del 'culo' debemos considerar a Ushuaia como el 'callo' del dedo meñique del pie, que está todavía más abajo?Desde Gran Canaria, un saludo de amigo, Ángel
Soy Argentino y vivo en Buenos Aires. Para un argentino medio un viaje a Ushuaía es caro. No solo por el coste de los aéreos, comparándolos con otros destinos turísticos, sino también porque su hostelería sin llegar a ser una gran cosa, tiene precios internacionales elevados. Pero también está la opción de hacer un viaje a San Carlos de Bariloche, en las márgenes de un bello lago, el Nahuel Huapí.Una zona poblada de bosques contra los contrafuertes andinos, con afamadas pistas de esquí y que además tiene Autoridades Judiciales, como para justificar dar una conferencia, en ese maravilloso lugar de la Argentina.
Soy Argentino y vivo en Buenos Aires. Para un argentino medio un viaje a Ushuaía es caro. No solo por el coste de los aéreos, comparándolos con otros destinos turísticos, sino también porque su hostelería sin llegar a ser una gran cosa, tiene precios internacionales elevados. Pero también está la opción de hacer un viaje a San Carlos de Bariloche, en las márgenes de un bello lago, el Nahuel Huapí.Una zona poblada de bosques contra los contrafuertes andinos, con afamadas pistas de esquí y que además tiene Autoridades Judiciales, como para justificar dar una conferencia, en ese maravilloso lugar de la Argentina.
Creo que el hecho de que algunos españoles hayan abusado de los dineros públicos, no justifica escribir un artículo que ridiculiza una espléndida ciudad, en una espléndida tierra. Comentarios como los que hace el articulista le descalifica, además de poner de manifiesto que no conoce ni la ciudad, ni sus maravillosos paisajes, además de sus gentes. Pido un poco de profesionalidad, nada mas. Y que conste que me parece un escándalo lo que vamos sabiendo sobre el despilfarro de nuestros representantes y solo gritemos en los estadios de fútbol
La verdad, que cada día tengo más desilución... la clase política es la peor, la más irrespetuosa y falta de escrúpulos que conocí... Y lo peor es que no nos levantamos a protestar... porque? que miedo nos domina? como nos convertimos en terribles corderitos sin sangre en las venas? El otro día veía un periodista comentarista Brasileño, que proponia que tipificar el uso de dinero público de forma fraudulenta por parte de cualquier empleado público (incluyendo todos los políticos) como de extrema gravedad penal dado que es un robo a todos y cada uno de los ciudadanos... El tema que tendriamos que alzar cuantas Gironas en españa? Pero yo las alzaría con tal de que esta gentuza pagara por cada céntimo que le ha robado a mis abuelos que no tienen para medicamentos, a mi hijo que no tiene un colegio en condiciones ni calidad, y a mi que no puedo llegar a fin de mes porque no se vende un clavo.
Paco, ya que te encontrabas en Ushuaía te deberías haber llegado hasta la Isla de los Estados, en ese lugar se encuentra el Faro del Fin del Mundo.
Yo, además de estar cansado de los expolios a nuestros impuestos, también estoy cansado de los "irritados". Señor Euquerio: ¿en qué parte del artículo ha encontrado ridiculizaciones y desconocimiento de la ciudad? Yo no los he visto, y no parece que el resto de lectores que han comentado aquí los haya visto tampoco. Su frase "maravillosos paisajes, además de sus gentes" sí me parece cuando menos manida... aunque no me atrevo a decir que le descalifique.Saludos.
No es extraño que en este mundo se diga que no hay justicia cuando sus representantes carecen de toda ética y son ajenos a la dignidad de los ciudadanos de quien dependen. En mi pueblo a esta gente se les llama mangantes, por mucho perfume y traje caro no logran camuflar su verdadera esencia
Para Euquerio: donde ha visto usted desconsideracion para la ciudad o sus habitantes? O no sabe usted leer o es que no ha leido la nota. Cuanto comentarista absurdo!!!!
Tres meses viviendo en Argentina y no pude ir a este paraiso. Paco, menos mal que estás tú para llevarnos a este y otros espectaculares lugares.
Menudos precios. Debe ser un lugar maravilloso, pero con mi sueldo de nimileurista no puedo no pensarlo. Siempre nos quedará soñar con tu textos.
Muy buen artículo y muy bien traído! Me encanta el toque de humor que le pones, criticando el despilfarro público al mismo tiempo que describes y ensalzas el lugar.
Esta vez si hice ese viaje y la verdad es que es maravilloso. Ahorre tres años para poder pasar 15 días en Argentina y bajar a la Patagonia. Me encantó, el problema fue un atraco en Buenos Aires a las cuatro de la tarde en la avenida 9 de julio, un domingo. Así que si algún dia podéis llegar tan lejos os lo recomiendo, pero cuidadin en Buenos Aires con la cartera
El periodista debería saber que es la isla de Tierra DEL Fuego, no de Tierra de Fuego.Atentamente.
Pertenezco a la clase privilegiada,jajaja,de los que nos hemos pasado muchas horas estudiando y trabajando y ahora nos alargan la jornada laboral ,nos bajan el sueldo y no se que mas en el futuro,he viajado menos de lo que me hubiera gustado por falta de tiempo y de dinero.Muchas gracias por tus relatos y fotos.Si me siguen exprimiendo ,me dedicare al vagabundeo que es una forma de viajar.Salud.
Eso se llama 'tirar con dardos envenenados'. Pero el fondo, la experiencia y la documentación del 'post', geniales.Un abrazo, mi niño.
Ahora que he estado en Cabo Norte, Ushuaia es otro objetivo ;)
Maestro, 12:33, Williams no tiene el tamaño para ser una ciudad; de hecho, es casi una dependencia de la Armada de Chile, a los efectos prácticos. Por otra parte, llamar a Ushuaia el culo del mundo dice que ha progresado mucho; en los setenta decíamos que eran las hemorroides, por que estaban aún más allá del culo (pero tenía solo cinco mil habitantes, con suerte, y en invierno la nieve llegaba al alféizar de la ventana, con un frío como el del Pirineo aragonés).
buen cachondeo<<<<<<<<<
culo del muhdo
Yo hice el viaje en autobús desde Buenos Aires y lo recomiendo. Paradas en bariloche, villa la angostura, calafate...maravilloso.
Pasé una Nochevieja (la del año 2008) en Ushuahia y fue inolvidable. El Hotel se llamaba Las Hayas, un poco más abajo del Glaciar Martial. Tenía una cristalera desde la que se veía la bahía de Ushuaia, estaba lloviznando y a las 12 de la noche, comiéndonos las uvas, aún veíamos un arco iris, pues estaba anocheciendo y había suficiente luz. Tampoco olvidaré la merluza (creo que allí le llamaban merluza negra) que nos pusieron en un restaurante. Deliciosa. Un saludo para nuestro paisano desde Murcia.
Sres., La ciudad más austral del mundo es Puerto Williams (expliquenme que hace a un lugar una ciudad). El faro del fin del mundo está en las islas del cabo de hornos que pertenecen a Chile. Por último, si quieren conocer lugares realmente sobrecogedores a precios de economía real, tienen que conocer la Patagonia Chilena, lo demás es solo pampa, publicidad y precios intervenidos.