Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Viajes de película: 50 años del rodaje de Lawrence de Arabia

Hay mitos que se reproducen como hongos. Si fuera verdad que Hemingway bebió en tantos bares del mundo como los que se atribuyen la asidua presencia del autor de El Viejo y el Mar, el pobre Ernest hubiera muerto de cirrosis a temprana edad, sin necesidad de esperar a los 62 años para poner tierra por medio volviendo hacia sí los cañones de una escopeta.

Igualmente, si la película Lawrence de Arabia se hubiera rodado en tantos desiertos como los que se atribuyen la propiedad de los paisajes que salen en la mítica cinta de David Lean, una soporífera ópera de Wagner habría durado lo que un corto en comparación con el metraje final que habría tenido la película.

Se cumplen estos días 50 años del rodaje de Lawrence de Arabia (el equipo estuvo rodando en España desde mediados de diciembre de 1961 hasta el 7 de julio de 1962) y se me ha ocurrido que era una buena excusa para recuperar la sección de "Viajes de película".

Se podría hacer un viaje fabuloso siguiendo los lugares donde se rodaron los exteriores de este misógino filme de aventuras en el que no sale una sola mujer. Algunos además no están muy lejos: el grueso de las escenas se filmaron en Almería y en Sevilla. Si mis datos no fallan, este sería el tour cinematográfico perfecto por los paisajes de Lawrence de Arabia:

Sevilla.

Buena parte de los edificios que aparecen en la película pertenecen al complejo construido en la capital andaluza en 1929 con motivo de la exposición Iberoamericana. La plaza de España era el cuartel general británco en El Cairo. La Casa de Pilatos servía para el encuentro entre Lawrence y el general Allenby. El hotel Alfonso XIII, donde se alojaba el equipo, sirvió para recrear el club de oficiales. La plaza de las Américas era Jerusalén. Y el Casino de la Exposición, la cámara del consejo árabe. Decididamente, Sevilla tiene algo especial.

Aït Benhaddou (Marruecos).

A 35 kilómetros de Ouarzazate, remontando el oued Melha por la P31 aparece el famosísimo ksar de Aït Benhaddou, una de la fortalezas de barro más bonitas y rimbombantes del sur marroquí. La mayoría de fotos de los folletos turísticos que publicitan el exotismo de Marruecos están tomadas aquí. El lugar estuvo habitado por la tribu de los ben Haddou hasta la década de los cincuenta, cuando comenzó el abandono de la ciudad y su progresivo deterioro. Su declaración como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987 contribuyó a recaudar fondos para restaurar buena parte de esta fortaleza de barro; el resto sigue desmoronándose poco a poco cada día. Fue utilizado en Lawrence para numerosas escenas de desierto. Desde entonces se han rodado aquí otras muchas superproducciones, desde La momia a El cielo protector pasando por Gladiator.


Almería.

En una playa del Algarrobico, contigua a donde se ha levantado ahora el célebre y vergonzante hotel construido fuera de norma y que nadie sabe qué hacer con él, se construyó un poblado que recreaba Aqaba, la ciudad jordana del Mar Rojo que atacaban los beduinos liderados por Lawrence y el Sherif Ali (Omar Sharif en la peli). Trabajaron 200 personas durante 3 meses para levantar 300 edificos, más falsos que Judas.

Cabo de Gata, otro set de rodaje usado en docenas de películas, lo fue también en ésta: en la gran llanura con dunas que hay entre El Toyo y San Miguel de Salinas, en el extremo oeste del actual parque natural, se rodó la escena de la voladura del tren; para ello hubo que construir 2,5 km de vía y comprar a RENFE dos locomotoras y varios vagones y volarlos de verdad con dinamita (todavía no se habían inventado los efectos especiales por ordenador); ni que decir tiene que fue toma única, eso sí filmada con siete cámaras por si las moscas. En la rambla del Cautivo, en el desierto de Tabernas, se plantaron palmeras que aún pueden verse para recrear un oasis.

Amoladeras

El parque Nicolás Salmerón de Almería, el mayor jardín urbano de la ciudad, sirvió para recrear la salida de las tropas árabes de Damasco y también para simular la entrada de Lawrence en El Cairo, un tranvía construido para la ocasión cruzaba la escena cargado de extras egipcio-almerienses disfrazados; tiraba de él un tractor.

Jordania. Y por fin, los escenarios reales donde el TE Lawrence de verdad cabalgó con los beduinos: el desierto jordano de Wadi Rum, uno de los más bellos desiertos de piedra del mundo, sirvió como decorado para el campamento del rey Feisal y otras escenas del desierto. La carga de los camellos con Omar Sharif el frente (mentira cochina, porque los planos de Sharif se pegaron luego) se filmó en el wadi Jarf, uno de los valles secos del desierto central jordano.


La catedral de San Pablo, en Londres; las campiñas de Surrey, en Inglaterra, y el desierto Imperial Sand Dunes, en California, también fueron usadas para rodar exteriores.

Hasta aquí el mito creado por Hollywood.

La realidad: en Jordania y en el resto de países árabes de la zona Thomas Edward Lawrence está considerado un jodido traidor, espía de los británicos, que les engañó y preparó el terreno para favorecer la presencia colonial de Gran Bretaña en Oriente Medio.

Y es que esto de los mitos, va según el color (o el bando) desde el que lo mires. Que le pregunten si no a los rumanos por Drácula.

Comentarios

Muy interesante y como siempre muy bien redactado. Feliz lunes!
Eres un pozo de sabiduría! La verdad es que la plaza de España en Sevilla debe parecerle a los localizadores la mar de exótica! Si no me equivoco ha salido ya en varias películas...
¡Cómo me gustaría hacer ese viaje! Tengo leído que en Almería le robaron 30 caballos a los del rodaje. Simplemente, los extras contratados para hacer de jinetes salieron corriendo con las monturas y no se les volvió a ver, hasta la fecha.
Muy bonito salvo por el final. Los beduínos no consideran a este militar ningún traidor, y ya no lo digo sólo por la escultura en piedra que le hicieron donde estuvo uno de sus campamentos, sino porque hablando con ellos te contarán, entre otras cosas, que tanto Lawrence como Feysal fueron los que más han trabajado por los derechos de esta gente. En cuidades como Ammán hay más división de opiniones, pero que lo califiquen de traidor, pocos, los que menos valoran el trabajo de este hombre lo califican simplemente de dinamitero, pero aceptan que jugó un papel importante.
Mi tío era botones del hotel en el que se alojó el reparto en Sevilla. Siempre me cuenta que le costaba creer que Peter O'toole fuera capaz de actuar porque siempre estaba borracho como una cuba, jaja.
Yo tenía entendido que era la zona de El Playazo, en Rodalquilar, donde se rodó parte de Lawrence de Arabia... En fin, que todos los días se aprende algo nuevo. Un saludo, paisano!
Menos mal, cada vez que escuchaba el nombre de un desierto se le añadía la coletilla... donde se rodó Lawrence de Arabia.
Hola.....yo vi Est'a película en Venezuela la primera vez,en los años 60 después la habré visto ni se las veces,"enorme"y es de las que uno recuerda siempre,sigue contando cosas amigo siempre interesantes.Un saludo desde Fuerteventura
La verdad es que los increíbles paisajes de Almería han sido y continúan siendo escenario de muchas películas, me viene ahora mismo a la cabeza la escena de Indiana Jones y la última cruzada en la que de repente aparecen en Mónsul, playa que sale también, entre otras muchas, en Las aventuras del barón Münchhausen.Para mi es quizá la playa más bonita de Almería, por lo que le he dedicado y seguiré dedicando me temo unas cuantas líneas y fotos.
Toda la información muy completita...salvo en el actor que interpretaba a Faisal...que no era Omar sariff, si no Antony Queen...ese mejicanoamericano, que lo mismo hizo de torero español, que de arabe, que de griego..etc...etc... Os aconsejo....la visita al Hotel El Dorado, que construyo, Eddie Fowlie, el buscador de exteriores de este y otros films posteriores. Está ubicado en la playa de Carboneras, y no es una gran maravilla en cuanto a comodidad, no en vano, es ciertamente antiguo y ahí estriba su encanto, pues sirvio de aposento a muchos actores, de películas posteriores a Lawrence,rodadas en la zona y tiene en su decoración distintos adornos y piezas de estas películas...
Pues no sabía que la mayoría de escenas de la peli se rodaron en Almería y Sevilla. Buena idea los "viajes de película".Y preciosos el oasis rojizo de Ouarzazate y el desierto de Wadi Rum jordano. Un gustazo visitarte.
A yomisma. No hace mucho que estube en Wadi Rum, y los beduinos no hablaban de dinamiteros al referirse a LdA, si no de una puta (perdon, solo transcribo) que se dedicaba a dejarse cabalgar por los Beduinos, y esta fama es la que no gusta alli.
Muchas gracias Paco Nadal por tu blog tan bien documentado. con los desiertos donde se rodo esta o aquella pelicula, ocurre lo mismo que con los arboles mas altos del mundo, o las ciudades mas antiguas, parecen que son ubicuos. Un saludo desde la ciudad mas antigua del mundo.
El Principe Faisal era Alec Guinnes. Anthony Quinn era el caudillo Auda.
Para J. Martin Ribas: gracias por tu comentario. De todas formas en el texto digo que Omar Shariff interpretaba al jerife Ali, no al rey Faisal. En efecto y como se apunta en otro comentarios, Alec Guinnes era el rey Faisal (curiosa película sobre árabes.... sin actores árabes, si exceptuamos al egipcio Shariff). Un abrazo!
Pues tal com comentado por "yomisma", muy bonito todo pero no el final, en Jordania a Lawrence la mayoria de gente "ni fu ni fa", y a los que si que les dice algo es a favor, y como esta misma compañera cita los beduinos són los que en más consideración y respeto lo tienen, evidentemente los Saudies no lo miran con buena cara, pero no así los jordanos. El autor de este blog es en general un buen viajero, pero no todo lo que dice "va a misa".
Gracias por la información, un mitómano patológico como yo irá al último sitio del desierto si allí se ató la bota Mr. O'Toole
Gracias por la información, un mitómano patológico como yo irá al último sitio del desierto si allí se ató la bota Mr. O'Toole
Hace algun tiempo ,esas peliculas y los libros de Hemingway fueron mi alimento espiritual ,hoy cuando puedo ver esos lugares ,tan familiares para mi ,porque estaba en el cine un dia si y otro tambien,me siento muy feliz,porque pertenecen a mi infancia y existen.Un abrazo.
sdfsdfsadfsadf
A Cabreado. No niego que haya gente que hable mal o muy mal de él, por supuesto, es más, te diría que la opinión de los ingleses no es la más maravillosa para muchos de ellos. Pero en el año que estuve viviendo allí no me dio la impresión de que le trataran así, al revés. Los beduinos con bastante aprecio, incluso algunos te hablaban con orgullo de que un tío o un abuelo combatió con él y contaban la batalla de turno. Otra cosa era en la capital, donde no pasaba de ser más que un dinamitero, pero donde les hablabas de Allenby u otros y no sabían ni quién era.
Una precisión al estupendo texto: la Plaza de América (en singular) de Sevilla recrea Damasco y no Jerusalén.
Querido viajero: Todo un ejercicio de documentación y descripción. Sabidas eran algunas cosas, otras no tanto. Gracias. Ah!, y respecto a los 'viajes de película', te impongo que los hagas en realidad. Abrazossss.
Seria un viaje maravilloso. En cuanto a lo de pelicula misogina, yo mas bien diria despreciativa hacia las mujeres, al fin y al cabo la actitud que es natural por tantos paises arabes (siempre sin animo de generalizar demasiado, bla bla bla). Se las ignora y se les prohibe hacer muchas cosas, pero no se puede luchar contra internet, y las chicas son guerreras, a ver que va pasando.Gracias por el blog, es facil viajar leyendote!
Decir que los jordanos tachan de traidor a Lawrence es como decir que se dedican a romper la gallina de los huevos de oro. En Wadi Rum te venden todas las referencias al británico, desde la fuenta hasta la casa donde vivío, una pared en medio de uno de los multiples valles de la zona. La base del regimen jordano esta en la revolución arabe con la que colaboró Lawrence.
al final tenemos mas en comun con el norte de africa que con europa..por muchos que nos empeñemos en negarlo
Hola Paco. Útimamente, con este bamboleo de blogs... que si todos a la derecha, que si los recomendados a la izquierda pero los van cambiando a lo largo del día... que nada, que no te encuentro y que hacía mucho que no te leía. Sí, nos la ha metido bien David Lean, jajaja. Le ha quedado perfecto, que es de lo que se trata, lo demás es carnaza para frustrados. No, Morisco, yo soy gallego y ahora que vivo en Alemania me doy cuenta de que tenemos muchas cosas en común con los bávaros, en ocasiones hasta la comida. Tengo poco de moro y Andalucía me resulta tan exótica como a cualquier escandinavo. J. Martín Ribas, cuando apostilles, al menos hazlo bien. Anthony Quinn (Quinn, no Queen) era Auda ibu Tayi, no el príncipe Feisal (Alec Guinnes). Yomisma, lo siento pero para mí no tienes ninguna credibilidad, me quedo con las palabras de Paco.
Enhorabuena por el post Paco!Gran película y...los desiertos...espectacurares paisajes en los que te sientes diminuto... No hemos tenido la oportunidad de visitar los desiertos de Marruecos y Jordania, que son sin duda asignaturas pendientes, pero sí el Desierto de Rojo de Namíbia, sin palabras... http://deilusionarecuerdo.com/2012/02/20/entre-dunas-y-lagunas-muertas/
Pido disculpas por la duplicación de mi comentario (involuntaria) y aprovecho para llamar la atención sobre el contraste entre lo fácil que resulta la toma de Aqaba en pantalla, y lo difícil que resulta meterle mano a ese engendro de hotel. Qué triste.
Me ha encantado leerte, es uno de los recuerdos de mi infancia, el rodaje y todo lo que supuso para una provincia tan olvidada como era Almería en aquel momento. Todos los chicos, incluidos los de mi familia, participaron con extras en el largo rodaje y sus anécdotas se contaron durante años. No entendíamos como aquella tierra tan querida para nosotros, solo era apreciada por su belleza y exotismo por extrajeros y les gustaba tanto que salía en la gran pantalla.
Al sur de Alicante hay un pueblo llamado San Miguel de Salinas.No sabia que habia otro pueblo homonimo en Almeria.