Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Restaurantes, niños chillones y papás maleducados

El domingo pasado me ocurrió una de esas situaciones bochornosas que te dejan mal cuerpo para el resto del día.

Estaba en un restaurante comiendo con toda mi familia. En la mesa de al lado había dos parejas jóvenes con tres niñas. Las niñas hicieron lo que hacen todos los niños. Terminaron de comer rápido y se pusieron a correr y jugar por el restaurante. Estuvieron toda la comida chillando y corriendo entre las mesas. Al final, ya en el café, un poco hartos del ruido y la escandalera se nos ocurrió chistarle a las niñas para que bajaran el griterío.

Adivine ahora el sagaz lector qué ocurrió a partir de entonces:

A- Los padres se disculparon y pidieron a sus niños que hicieran menos ruido.

B- Nos abroncaron a nosotros por tener la desfachatez de pedirles a sus niños que bajaran el griterío.

¡Bingo! El sagaz lector ha acertado, la respuesta es B. ¡Todavía nos abroncaron y nos afearon nuestra insoportable conducta!

“Los niños tienen que jugar y correr, y si son ustedes unos estirados y no saben aguantarlo no salgan de casa. Se quedan en su sala de estar y así nadie les molesta”, nos espetaron.

Sí señor. Con un par. Todos, desde mi sobrina de 9 años hasta mi padre, de 80, teníamos que habernos quedado en casa no fuera que su preciada niña viera alterada su psicomotricidad y su evolución cerebral. ¡El mundo al revés!Fue una situación de lo más tensa y desagradable.

Hay pocas palabras que mezcladas susciten tanta controversia como niños y restaurante.

Para los que ya tengan ganas de crucificarme: creo que el hecho de tener hijos no significa que te tengas que enclaustrar en casa. Y que ir con niños a un restaurante es una estupenda manera de mejorar su proceso de socialización y una oportunidad de enseñarles normas de comportamiento y de respeto hacia los demás.

Pero no al revés. No son el resto de comensales que está pagando su comida los que deben aprender a aguantar a tus niños.

Además hay restaurantes y restaurantes. Y la buena elección de uno que ofrezca condiciones para ir con niños debería de ser la primera decisión de unos progenitores responsables. Por los niños y por el resto de clientes.

Hoy existen además muchas formas y muchos cacharritos electrónicos para entrentener a un niño que por su edad no puede estar dos horas sentado en una silla mirando el plato. Y si no, está el recurso universal de que uno de los adultos saque a los pequeños al parque o a la calle a jugar mientras los demás terminan la sobremesa.

Pero claro, eso significa que uno al menos se tiene que molestar y perderse la charla de la sobremesa. El problema es una generación de padres que en no sé qué momento de laevolución perdieron el gen de educadores y lo cambiaron por el de taxistas y consentidores de sus hijos.

Al final te das cuenta de que es cierta la teoría: no hay niños revoltosos; hay padres impresentables.

Por desgracia, no es un hecho aislado. Y muchos restaurantes, aunque no pueden prohibirlo por ley, ponen trabas cuando ven llegar a un grupo con muchos peques. A mi me ha ocurrido viajando con seis niños.

¿Os ha pasado alguna vez?

Nota: la referencia a los padres "taxistas" no tiene nada que ver con el gremio del taxi. Lo aclaro en un comentario abajo.

Comentarios

Me ha pasado lo de los niños que no hacen más que molestar y pedirles silencio, pero si tuvieran la desfachatez sus padres de recriminarme que les haga callar ¡serían palabras mayores! Que se queden ellos en casa ;-)
El pan nuestro de cada día. Pero que encima tuvieran la cara dura de decir que la culpa es de los demás roza la indecencia.
Me ha pasado muchas veces eso mismo, y suscribo punto por punto todo lo que has dicho. Prohibiría el acceso de los niños a muchos sitios no por su culpa, si no porque no es posible garantizar que los padres les estén dando una educación adecuada.Un abrazoManuel Bustabad
Suscribo totalmente lo que escribes, a mí me pasó algo un poco peor; la señora educada de la mesa de al lado portadora de un bebé tuvo una muy buena idea, tumbar a su niño en la mesa y cambiar el pañal al lado de unos cuantos sufridores que no dabamos crédito a lo que veiamos. La misma reacción tuvieron cuando la recriminé. A mi me da bastante pena, por la poca educación de los padres que serán la que transmitiran a sus hijos y así vamos con esta falta de todo, educación, civismo etc
Estoy totalmente de acuerdo, lo peor es sacar el gremio del taxi a relucir en un comentario. Siempre igual, Yo tengo tres hijas y no tenemos esos problemas...
Cuando mi hijo mayor que ahora tiene ya 10 contaba con 2 años y medio en el restaurante del hotel de Menorca dónde pasamos las vacaciones los camareros nos felicitaban por cómo comía el niño y lo bien que se portaba...tb es verdad que un niño sólo no es lo mismo que dos...pero luego...cuando llegó su hermana es lo mismo...se portan bien en la mesa ya sea en bares de tapeo que en restaurantes...sólo se levantan de la mesa para ir a lavarse las manos al empezar y, después, con el postre para ir a las neveras para ver que postres tienen...cuando eran más pequeños y se podía fumar dentro de los locales...era yo la que buscaba un bar / restaurante cerca de un parque y me salía con ellos...no por que fueran ruidosos o movidos...si no por el tabaco...A nosotros nos ha pasado ahora, que como digo, él ya tiene 10 y su hermana casi 7...estar ellos en la mesa comiendo sus chips y/o helados fantasmikos de esos individuales que viene varios...y venir algún crio más peke babeando... y los padres ni se enteran...Tb cada vez más restaurantes de celebraciones familiares - así aki como masias - tienen servicio de guardería con cuidadoras y todo...tb he ido a alguna boda con ese servicio...
No sabes las peleas que me ha costado con mi suegra no dejar que las niñas se levantaran de la mesa al acabar de comer... Aunque sólo sea por el riesgo que corren de que las atropelle un camarero cargado con una sopera hirviente. Desde luego, en el comedor del cole no les dejan levantarse a correr y jugar entre las mesas.
Una aclaración a la referencia al taxi: no me estoy metiendo con el gremio de los taxista, en absoluto. Me refiero a esos padres que con llevar y traer a sus hijos a todo tipo de actividades extraescolares, incluso ir a recogerlos por la noche a altas horas a donde sea creen que ya han cumplido su misión de educadores (de ahí la referencia a ser "taxistas de tus hijos"); olvidando a veces que la educación es algo más que eso. No tiene nada que ver con el gremio de los taxista, por supuesto
Qué valiente Paco, hablando de niños maleducados y padres consentidores te vas a crear varios enemigos ;-) Estoy absolutamente de acuerdo contigo y, sí, me ha pasado muchas veces ver corretear a los niños y gritando que no sólo me molestan a mi, sino que también incordian al camarero que, al fin y al cabo, está trabajando. Saludos.
Le escribo de USA. Aquí no se como educan a los hijos. Resulta que cuando uno visita a alguien que tiene niños o éstos vienen a casa, los niños ¡no saludan! Entran a la casa como si fuera un parque, es más, si tu les saludas ¡te ignoran totalmente! Ya cansado le recriminé a un amigo "Tienes que enseñar a tus hijos a saludar", le dije, la arenga le entró por un oído y le salió por el otro, ahí estaba la razón de todo: de tales padres, tales hijos.
(Sonora carcajada). ¿Buscando el trending.. lo que sea? Por si te sirve de consuelo, el no aceptar la marinera y tirarme al monte me llevó más o menos a un lugar parecido, lleno de niñas porculeras, con la diferencia de que sus madres, al contrario que tus convecinos, aplaudieron muy mucho mis amenezas con jostiarlas como siguieran fastidiando. ¡Toma pedagogía moderna! ¿No les montaste el pollo a los papás? Pues mal hecho, haberles amenazado con hacerles una foto y sacarlos aquí a relucir. Luego, te pondrían una demanda y ¡hala! Todos a telecinco a forrarse. Estos niños de ahora... además son unos chivatos. A las mías les dije que eran como 'la vieja del visillo' pensando que no me iban a entender y ¡vaya si me entendieron! No saben jugar, ni siquiera saben jugar. Las puse a lavar a mi perro y las entretuve un rato. Lo peor de todo es que de ese fastidiar pasan a colgarse de las maquinitas y a estar 'ausentes' de todo lo que sucede a su alrededor. ¡Vamos! Lo que le decía a otro bloguero hace nada... que hay mucho requisito para abortar y ninguno para parir. Contestandod a la pregunta: nunca me han puesto pegas por ir a un restaurante con seis niños, jamás se me ocurriría, éso si, me tiraron de un cine ¿Vale? Besos... mister 'ocurrencias'
Reconozco que mis hijos son especialmente movidos. Por eso soy yo misma la que intento mantenerles a raya en un lugar público, no sólo un restaurante, sino un museo, el tren, el autobús... Yo lo paso mal pensando que puedan molestar a alguien, porque son mis hijos y si alguien tiene que aguantarles soy yo, no los demás. Por eso no comprendo a las mamás o papás que consideran lo más normal que sus retoños nos estén dando la tabarra al resto y encima tengamos que aguantarlo. Y sí, a mi también me han dicho "¿quién te crees que eres para decirle a mi niño que se calle?
Estos padres son de los que acudieron a todas las clases que hablaban de sus derechos y faltaron a las que hablaban de sus obligaciones. No se puede dar lo que no se tiene ni enseñar lo que se ignora y estos padres demostraron que su educación cívica es bastante deficiente.
Definitivamente es culpa de padres permisivos y totalmente sin una pizca de sentido comun. Ayer estuve en 'Magic Kingdom' en la Florida, haciendo una cola para entrar a un 'Safari', la nina que estaba al frente de nosotros, comenzo a doblar una rama de un arbol hasta romperla, los papas que hicieron? NADA habiendo un cartel que decia NO TOCAR; segundo, se le cayo la envoltura de un chocolate al suelo, su hermano mayor le dijo RECOJELA y a ella no le dio la gana, entonces lo hice yo y le dije al hermano: 'NO TE PREOCUPES YO LA RECOJO YA QUE NO SE PUEDE VOTAR BASURA PORQUE ES MORTAL PARA LOS ANIMALES', la nina me miro subio los hombros y siguio caminando, los padres totalmente ajenos a la mala educacion de una nina de al menos 11 anos. No hay nada mas feo que ver a un nino mal educado, los detesto!!
Hay Paco, ¡cuantos padres han dejado de serlo!.En una vuelta mas de tuerca, a tu triste historia, nos ha pasado que teniendo varios comensales tuvimos en suerte que una de las parejas fuera con un niño de tu misma especie salvaje, a la mesa con los mayores.Al niño, por favor, espere. ¿ que es lo que quieres?. Ante la negativa a contestar se decide por unos espaguetis con tomate para que no ponga mala cara. Al rato los deja y deja perdido todo lo que se encuentra a un metro a la redonda. Aburrido y consentido, se levanta de la mesa y coge de un aparador un recipiente de almendras de adorno con su martillito a juego. ¿Que se les ocurré a sus padres?. Exacto. Anda niño abre unas almendras. El resto de los comensales empezaban a sudar tinta por evitar un enfrentamiento, así que Carmen se dirige a los padres y les solciita educadamente si fuera posible que el niño no molestase con el martillo al resto de la sala. ( o golpease en otro lugar mas hueco).Resultado: mala cara, críticas y terror.!!!... un juego de ceras para el niño, que ante la falta de de papel le vino bien el suelo. Ante el comentario por nuestra parte, su respuesta fue: no se preocupe esta pintura se va muy bien.Conclusión: no son los niños, son los pésimos educadores de sus padres. Paciencia y mala digestión con la bilis que se crea en esas situaciones.
Paco, me gusta la frase "no hay niño revoltoso sino padres impresentables". A nosotros nos agobia que los niños molesten a otros comensales, pero también sabemos que es difícil que aguanten sentados mucho tiempo. Por eso intentamos ir a sitios con parque, monitores, zona de juegos, etc, así ellos terminan y se van a jugar y los mayores terminamos tranquilos. También es verdad que algunos padres los dejan totalmente asilvestrados en esos sitios, sin ir a echarles un ojo de vez en cuando, y arman cada una... Enlazo la lista de restaurantes que hicimos en De mamas & de papas, con recomendaciones de los lectores, más aptos para ir con niños. No son todos los que están (no he podido comprobar más que algunos) ni están todos los que son, pero por si a alguien le ayuda: http://blogs.elpais.com/mamas-papas/2011/10/restaurantes-para-ir-con-ninios.html
¿Que si me ha pasado?....como que ahora huyo de lo de "niños gratis" y busco mas bien hoteles con prohibido niños.
Jamás he permitido a mi hija levantarse en un restaurante a correr entre las mesas. Si se cansaba yo me salía con ella a la calle o si estaba en un hotel mi marchaba a la habitación. Eso ocurría rara vez, porque somos personas educadas, y los hijos toma ejemplo del ambiente en que se crian. En algún restaurante he pedido el cambio de mesa por algo como lo que narra el artículo. Y de algún otro al colocarmen junto a un grupillo de energumenos, he rechazado la mesa y me he ido a otro sitio.
Muchos padres no deberían haberlo sido. Muchos no deberían serlo
tengo 3 hijos, más o menos domesticados, pero todavía pequeños. creo que para ellos y para sus progenitores es una tortura (y hoy en día un lujo que no podemos permitirnos) ir a un restaurante. No disfrutan ellos ni nosotros. Y sí, los hijos de los demás también molestan. Niños y restaurantes no están hechos los unos para los otros, en serio. Reivindico el picnic en la playa o en el campo! Y los restaurantes, para mamá y papá cuando alguien se apiade de ellos y les haga un canguro.... me parece bien que haya restaurantes y hoteles que no admitan niños, lo entiendo, precisamente porque tengo hijos....
Estoy de acuerdo en que nos falta educación, pero a todos. Tengo 2 hijos y desde luego ni se portan mal en el restaurante, ni se suben a los asientos del bus o se cuelgan de las barras del metro, en cambio yo estoy harta de ver como señores /as que peinan canas ponen los pies en el asiento del bus, sin importales que tu te vayas a sentar o por ejemplo comentar aqui que la última vez que fuí a un restaurante el sábado noche, a nuestro lado había un alegre grupito de treintañeros de celebración y borrachera, que no pararon de cantar y tirar sillas, hasta que a mitad de segundo plato nos fuimos. Así que educación para todos y que se prohiba la entrada en función al comportamiento y no a la edad. Gracias
Serán los mismos padres que, cuando el/la hijo/a recibe una reprimenda del maestro, el padre acude a la escuela y el maestro recibe un tortazo por haberse 'atrevido' a reprochar al/la berrinchudo/a?
¡No sabes cómo te entiendo! Harta estoy de vivir situaciones iguales, parecidas y hasta peores. Y encima los papás consideran que no sabes comportarte y que no nos gustan los niños. Yo siempre digo que a mi me gustan los niños pero no tienen porqué gustarme sus hijos maleducados. Es la sociedad al revés. En Francia los niños no dicen ni MU.
¡Esto es el mundo al revés! Sospechaba que la respuesta iba a ser la B pero no quería creérmelo... Nunca me ha pasado en un restaurante pero sí estar en una terraza y que el balón de los niños de al lado caiga con una fuerza inusitada sobre nuestra mesa. ¿Alguna disculpa de los padres? Ja! Igual todavía se atrevían a decir que las plazas públicas están para jugar al fútbol... (están para jugar pero no con la pelota, para eso están las canchas y los parques). Pero los intolerantes somos nosotros... Ayyyy, es que me indigno!!!
Jejeje buena historia!Nuestro hijo no es precisamente de los que se queda quieto, pero ya nos encargamos nosotros de intentar "distraerlo" para que moleste lo mínimo posible. Desde que es un bebé de teta lo hemos llevado con nosotros y nunca hemos tenido problema. Creo que viajando el niño aprende a comportarse con más gente. No obstante, hay veces que está más cansado o más activo y se pone más gritón de lo normal. En ese caso, nos las ingeniamos para que pare y sino, nos largamos. El resto no tiene porque aguantar el estado de humor de nuestro hijo.Ya te contaré qué tal se porta en el avión camino de Seúl, aunque siempre llevamos "aparatitos" para mantenerlo distraído en esas situaciones.Que quede claro que nunca es culpa de los niños, no se les puede pedir que actúen como adultos.Un abrazo!
No podría estar más de acuerdo, Paco.
Yo, como trabajador de la hostelería (camarero) te podría contar mil anécdotas sobre niños en los restaurantes. Mejor dicho, sobre el comportamiento de los PADRES de los niños no ya tan niños sino pre o adoleslescentes.Mijas pueblo. Restaurate a la carta con una clientela mixta: nacional e internacional. Cuando la clientela era mayoritariamente extranjera poco ruido con música de fondo del hilo musical de día y para las cenas la amenización de un pianista en un pequeño escenario en un rincón del local. Cuando la clientela era mayoritariamente española, tono de voz elevado en las conversaciones, voces y gritos, lo cual hacían elevar el tono al pianista y los camareros a veces a veces era dificultoso coger las comandas de los clientes.En éste escenario, tres parejas o matrimonios ocupan una mesa redonda de seis, con sus hijos ocupando otra mesa contigua, los cuales terminaron de comer rápido y se pusieron a jugar, dar gritos y corretear por el restaurante. Con ello no sólo estaban molestando a los demás clientes, sino poniendo en peligro la mantelería, la vajilla y la cubertería de las mesas montadas que estaban desocupadas, sino que también entorpecía la labor de los camareros, los cuales a veces teníamos que sortearlos llevando platos calientes o sopas para servir.Pero los padres estaban a lo suyo, charlando entre ellos hablando de pijaditas. Las mujeres de modas, regalos y del mundo del glamuour y del cotilleo. Los hombres de futbol y al final de política. En un momento dado el jefe de sala hizo un comentario a los camareros en voz alta, hecho a posta, para que esos padres pudieran oirlo: "Conforme a la educación de los padres, así son la de los hijos". Sólo así, indirentamente los padres se dieron por aludididos y las madres empezarona a llamar a sus hijos, ragañarlos y hacerlos que se sentaran y se comportaran hasta que marcharon.Esta situacion que cuentas es muy frecuente en el mundo de la enseñanza, donde los padres se enfrentan a los profesores en vez de amonestar a los hijos si tienen mal comportamiento. Cuando el niño sale bueno, se parece al padre; cuando sale malo, el maestro es un hijoputa.En la Semana Santa de Málaga habilitan unos pasos para cruzar las calles, que la policía municipal se encarga de regularizarlos, cortándolos cuando están pasando las procesiones y abriéndolos entremendias entre una y otra.. Una vez vi una escena donde un municipal al cortar el paso ante la inminente llegada de otra procesión, un par de niñatos adolescentes se enfrenta al agente. Detrás llega la madre y, contra todo lógica y sentido común, en vez de regañar al hijo por su comportamiento, también se enzarza en una discursión y una pelea contra el municipal.
Mil por mil de acuerdo con el comentario de MAría.Estoy harto de comer más tenso que un pavo en Navidad intentando que mis tres hijos no molesten a los demás y tengo que aguantar voces, risotadas, palabras malsonantes y demás de vecinos de mesa en restaurantes.Supongo que si yo dijera algo sobre sus palabrotas o el volumen de sus comentarios me dirían que si no quiero que me molesten que me quede en mi salita de estar.El problema no es de los niños, ni de los padres, en general, sino de una sociedad maleducada donde el respeto a los demás está a kilómetros de distancia del límite donde ponemos nuestra libertad para hacer lo que nos da la gana...y si te jode, pues te aguantas.¡País!
Paco: la próxima vez antes de hablar con sus padres, llamas a Herodes!!!!!!!!!!!
En un restaurante no ¡y menos mal! Siento lo mismo cada vez que voy a la playa y eso que me sale gratis. Los padres se llevan a los niños y se despreocupan totalmente de ellos!!! Los demás tenemos que soportar sus idas y venidas, que te tiren arena, que pisen tu toalla!!! Entiendo que son niños pero por favor, se ve a leguas que los padres usan la playa como vía de escape y que no se preocupan lo más mínimo en controlar a sus hijos. Que campen a su aire y hagan lo que quieran mientras yo me relajo leyendo el periodico bajo la sombrilla. Y si molestan a los demas que se jodan! Supongo que eso deben pensar porque jamás, pero jamás, he visto una mínima o pequeña reprimenda al pequeño por MOLESTAR a los demás. Y tenemos el mismo derecho a disfrutar de ese momento sin que al final se convierta en mala leche!!
Restaurantes, cines, salas de espera, te los encuentras en todos lados, son realmente insoportables, y como coincidimos todos, los únicos que perdemos paciencia, y energía, somos nosotros, pero sigamos haciendo patria, sigamos reclamando ese respeto que nos merecemos todos!
Real, instintivo, desinhibido, desenvuelto,... Este es 'mi-paco'. ¿Ejemplos?. Uffffffff. Todos los sábados que voy a comer por el barrio. En tu descargo: A mí los padres me miran con odio (REAL). Abrazooooxxxxxx.
Real, instintivo, desinhibido, desenvuelto,... Este es 'mi-paco'. ¿Ejemplos?. Uffffffff. Todos los sábados que voy a comer por el barrio. En tu descargo: A mí los padres me miran con odio (REAL). Abrazooooxxxxxx.
Como padre que SI se esfuerza en que su hijo no moleste al resto de personas con las que conviven, no puedo estar más de acuerdo con lo que se ha dicho. Si mis hijos se levantan de la mesa, que lo hacen, o me voy yo fuera o se va mi mujer con ellos y si nos quedamos, buscamos que no incordien al resto de comensales.
Si, me ha pasado lo mismo en un restaurante. Cuando después de que los insoportables niños de unas parejas que estaban unas mesas más allá casi se subieran a los gritos a nuestra mesa y nos tiraran los refrescos encima, se me ocurrió reñir a los niños y decirles amablemente que por favor volvieran hacia la zona en la que se encontraban sus padres a dar la lata a sus progenitores. Uno de los padres se levantó y no solo me dijo que nos quedáramos en casa, me amenazó con partirme la cara y finalmente me dijo que si mis hijos que se estaban comportando como niños no como chimpancés eran unos pringados él no tenía la culpa. Mis hijos tenían entonces 10 y 12 años y se comportaban y se comportan como niños, no como animales. Eso sí, el insulto de semejante señor no se les ha olvidado nunca. Detrás de unos niños mañeducados
¡Oh! Los niños y los padres de los niños. ¡Qué mala educación!Pero y los que no son niños, y a veces tampoco padres, y dejan aparcado el coche en doble fila o subidos sobre la acera para comer en ese mismo restaurante. O los que tampoco son niños, y a veces tampoco son padres, y fumaban sin el más mínimo pudor en ese mismo restaurante sin caer en la cuenta que su humo podía molestar a los comensales de la mesa vecina (mediante Ley ha sido necesario prohibir dicha actitud y, encima, se han molestado).O quienes en la barra del bar tiran al suelo, aun habiendo muchas papeleras, las sobras de las tapas, o la servilleta con la que se limpian los morretes. Estos, a veces, tampoco son niños ni padres.Y así podría seguir, pero con los ejemplos anteriores basta para decir que, la educación brilla por su ausencia entre muchas personas, no solo padres y niños, cuando hay que disfrutar en colectividad de ciertos espacios. Pero también es cierto que hay personas, incluidos padres y niños, que tienen unas pautas de comportamiento social irreprochables.Por cierto, los que aquí escribimos debemos ser estos últimos ....... o tal vez no seamos capaces de mirarnos a nosotros mismos.Perdón si mis comentarios molestan a alguien.
Perdón, se me ha escurrido el dedo! Detrás de unos niños maleducados siempre hay adultos maleducados, agresivos y fascistas.
La verdad que hoy en dia los niños estan bastante mal educados y como he leido en algun comentario por aqui, tienen razon en que detras de unos niños maleducados hay unos padres mal educados.www.naranjasriberadeljucar.com
Mira, te iba a poner al tanto del post de Cecilia Jan en este periodico pero veo que ella misma ha escrito. Ay, es un tema dificil, ya te lo comente en el tema de los aviones. Como padre, intentas hacerlo de manera que los nenes molesten lo menos posible. Pero hay veces en que no puedes evitar que se desmanden, que den gritos o que lloren (salvo matandolos y eso esta prohibido de momento). Y como te conte en el post de los aviones, tambien hay gente que parece estar esperando el momento en que el ninyo respire para afearle la conducta (que se que no es tu caso). Un supersaludo
mi hermana tiene una tecnica genial, llama la atencion a los padres no a los niños. algunos se sonrojan
Me parece que la mayoría de los comentarios los hacéis personas que habéis elegido no tener hijos (lo cual es totalmente respetable). Está claro que hay extremos y que muchos padres los descuidan, pero exigir a un niño pequeño silencio absoluto y que no se mueva es directamente imposible. Es mi opinión.
Para arabic: en un parque de mi ciudad, una señora con un perro haciendo "sus cosas" y una mamá regañándola porque se iba sin recogerlo. La contestación de la señora con perro: los parques están para los perros, no para los niños. Con un par.
Tengo 2 hijos pequeños, que no tienen porqué aguantar los demás, ni ellos nuestra sobremesa. Acabada la comida, tras un tiempo prudencial, nos retiramos. Que los niños se comporten como adultos no es lógico, pero unas reglas mínimas han de cumplir. El que ellos hayan acabado no significa que la comida haya acabado. Además, la educación se dá desde el nacimiento, no por momentos concretos que nos convengan a nosotros. Totalmente de acuerdo en que tanto algunos niños, como otros adultos, son molestos en su comportamiento y habría que cambiar ambos.
Paco, has dado en el clavo, muchas veces los crios maleducados te amargan la comida con el consentimiento de sus padres y convierten la comida en un martirio.
Tiene toda la razón y se lo dice una madre de 3 niños...
Yo lo llamo Síndrome del vaso desbordado: cuando en una situación el límite se supera, los demás que no lo han alcanzado perciben todavía que su vaso empieza a colmarse. Llámalo paciencia si quieres o alienación del cuidador, pero hay que recordar al cuidador que su límite ha sido desbordado y su tolerancia al estímulo del incordio es cero, como su respeto a los demás.
A mi a la que me vienen con el cuento de que son niños y hacen cosas de niños les digo: Tienen toda la razón, hacen cosas de niños, y por eso necesitan un adulto responsable a su lado que los instruya. Muchos miran con cara de no entender, aviso.
El tema es el de siempre: C I V I S M O.La verdad es que desde hace unos años estoy observando, quizás es que me hago mayor (tengo 37 años), una falta de civismo a todos los niveles alarmante!Desde el cara dura que se te cuela en una cola del super, hasta el que se para con el coche delante del tuyo y tienes que acabr pitando para continuar la marcha porque el sujeto está hablando con alguien de la acera o un amiguete; pasando, claro está, por los impresentables que permiten que sus hijos molesten a los comensales.Yo tengo 2 niños de 1.5años y 3 años, somos una pareja a la que siempre le ha gustado salir a restaurantes, no obstante si notamos que podemos molestar a alguien nos sentimos incómodos e intentamos aplacar el tema como sea (pidiendo perdón, saliendo de la sala, etc...) hasta el punto que durante una larga temporada hemos estado dejando de ir a restaurantes.Pero es lo que digo: un tema de CIVISMO, nada más.
A mi lo que me matan son esos niños Y ADULTOS que se ponen a escuchar musica con el movil a mil por hora, hablan chillando sin apartarse, y en la terracita de verano junto mi orchatica fresquica y la mar de tranqui, van y los de detrás, para educar a su hijo a saber controlarse en espacios sociales va y le ponen una del Miki Miaus a toda PASTILLA. que está pasando? Hay que investigar que gen interviene en ello.
TODO SUMA: Dibujos animados que afectan cognitivamente.. ( Un estudio del programa de Bob Esponja concluye que parece afectar a niños pequeñosLOS PADRES DE HOY SON DEMASIADO DEMÓCARTAS ( Entrevista Andrea Fiorenza sobre padres democráticos.)Cartas al director: Niños hiperactivos ( en la lista de "trastornados mentales" hay un par de conocidos: Bill Gates y Richard Branson, el fundador de la Virgin Records. )http://hoteltierra-psicoterapiabreve.blogspot.com/search/label/Ni%C3%B1os%20y%20Educaci%C3%B3n
Este post esta muy bien llevado;Cada vez me quedan menos restaurantes onde sobre todo los sabados y domingos se pueda ir sin tener que aguantar a esos madres/padres descerebrados y que pasan de las pu de sus hijos.
A mi me gustaria en estas situaciones arrancarme al estilo Lola Flores .Levantarme y decirlesa los niños como vuestro padre que soy ,si me quieren se sienten. Pero creo que pertenezco mas bien al grupo de los que no suelen decir ,no me pisen que no llevo chanclas.Buen fin de semana.
Vivo en un barrio "nuevo" y el porcentaje de progenitores jóvenes (la mayoría ronda los 30 años) es bastante alto, pues bien, no dejo de sorprenderme con los comportamientos en la vida diaria. Papás caminando a 30 metros de un nene de unos 5 años en una acera plagada de accesos a garajes y carril bici con el conguiente riesgo de ser arrollado; entrar al portal cargado de bolsas y pasar los cuatro miembros de la familia sin ceder el paso ni sujetar la puerta y por supuesto no saludar; niños vaciando palilleros y servilleteros en el bar o descolocando el estante de las pilas en el supermercado mientras, de vez en cuando, se oye: "Huuugo, deja eeeso..." El colmo fue el día que presenciaba cómo los papás lamían sendas piruletas y el nene se dedicaba a toquetear retrovisores, limpiaparabrisas e incluso meter los dedos en el tubo de escape, a la vez que ellos disfrutaban de "su derecho" en su mundo sin obligaciones. Ese día entendí porqué hemos llegado a situaciones como la del restaurante. Me queda la alegría que me produce el encontrar a progenitores educados, coherentes y atentos al comportamiento de sus hijos, aunque no sean muchos.
Tengo dos hijos, hace unos años, cuando ellos tenían 5 y 1 años fuimos a cenar al Parador Nacional de La Palma, recuerdo la cara de consternación de una pareja mayor al vernos entrar con niños tan pequeños, seguro que pensaron que les íbamos a dar la noche.Cuando terminaron su cena y salían del restaurante se nos acercaron para darnos la enhorabuena por lo bien que se habían portado los niños.La receta es muy simple, se llama disciplina y educación desde la cuna.
PJ, = ¿PiJo?
Hola, soy madre de dos chicas de 9 y 7, siempre las hemos llevado a restaurantes y se han poratado muy bien sin necesidad de correr y gritar o de andar jugando con nuestros moviles. Tengo que aclarar que en nuestro pais, los padres no van con sus hijos a muchos sitios y parecen que les molesten. Tambien como sugerencia, en los restaurantes "familiares" podrian pensar en tener un menu infantil con actividades para distraer a los peques como tienen en todos los restaurantes americanos.
Es cuestión de educación. Cuando pasan estas cosas pienso: Y a los padres no les da vergüenza? No les molestan los gritos y las carreras a ellos también?
Esto es solo un ejemplo de un problema muy grave. Hoy en día, hemos perdido la consciencia de pertencer a la sociedad y nos relacionamos con el resto de los ciudadanos como si fueran nuestros enemigos. La educación, como mucho, es un barniz superficial, pero debajo no hay una verdadera solidaridad con los demás. El hecho de que observemos esto en los niños es un síntoma de que esta enfermedad social ha calado hondo y ya es una enfermedad hereditaria.
Parece que el artículo lo he escrito yo misma... no puedo estar más de acuerdo! Una verdad tras otra! Pienso que en muchos casos es muy fácil ser padre hoy en día: sueltas a tus hijos por ahí para que a ti no te molesten y punto. El problema es que molestan a otros. Ayer ni más ni menos estaba en una cafetería con terraza. Fuera, una mamá fashion con su smartphone rosa y su cigarro. Dentro, su niño de unos tres años escampándolo todo de juguetes, no dejando pasar a los camareros y tocando todas las vitrinas con sus manitas. Menuda gracia al que tenga que limpiarlo. Ella le decía algo?? NADA! Ni lo miraba, estaba muy ocupada con su teléfono! Un ejemplo más de lo que muchos padres hacen hoy... y no les digas nada que muerden!
Van a hacer falta muchos "Hermanos mayores" para reconducir a los adolescentes en los que se van a convertir esos monstruitos consentidos y sin límites. Suerte, papis!
El problema es que en España la mayoría de los restaurantes no están preparados para los niños. Yo para no molestar a gente anti niños como usted y muchos de los comentaristas aquí presentes opto por quedarnos en casa y cocinar yo misma, o por ir a sitios preparados con terrazas, parques o el típico Vips, Burguer, Ginos...etc. Lo siento por los demás restaurantes pero pierden mucho dinero al año por gente como usted que no tolera a los niños ni aunque estén bien educados. A su sobrina la nombra para quedar bien pero se le ve el plumero.
De acuerdo con todos, o casi, los comentarios (se ve que los padres despreocupados de que sus hijos molesten más de los razonable no leen el Pais.es). En conclusión: falta educación, respeto y civismo...y se nota en cuanto sales de este nuestro país.
No tengo hijos. Tengo perros. Vivo a caballo entre Alemania y España y veo con alegría cómo los perros entran en restaurantes, tiendas, bares, autobuses etc.. esto es posible porque los dueños de los perros son EDUCADOS. Con los niños es exactamente lo mismo. LOS PADRES que van a un Restaurante, a una tienda, de viaje etc. NO PUEDEN pretender que el resto del mundo comparta y "aguante" a sus hijos. ES SU RESPONSABILIDAD y cargar, encima menospreciando, al resto de las personas con los gritos, carreras, toquiteos y muchas veces, roturas de cosas, es ABSOLUTAMENTE INJUSTIFICABLE. Si salen con ellos, como es normal, QUE LES DEDIQUEN SU ATENCION, JUEGUEN CON ELLOS, , LOS INTEGREN EN SUS CONVERSACIONES... pero nunca que los suelten como si fueran vándalos a dar la vara a todo el mundo. ¿ A que no se los llevan al cine, o a un concierto? Por otro lado, esa dejación de los deberes de los padres es también aplicable al tema de la educación, que pretenden que los maestros, aparte de enseñarles materias, los eduquen... Habría que aplicar a los padres biológicos los mismos baremos que se aplican a los que quieren adoptar: Si no estás preparado para ser padre, no lo seas...
Estoy de acuerdo con Hierba, en España por definicion los niños molestan en todos sitios. Yo entiendo que un crio no puede estar corriendo en un restaurante, pero habria que ver si de verdad estaba corriendo por todas las mesas o se levantaron un momento y ya les molesto. Porque pasa eso. Recuerdo un viaje en tren de 2 horas de duraccion, y mi hijo de 5 anhos llevaba un juego electronico que le acababan de echar los Reyes. Hacia un poco de ruido, pero tambien sabemos que los niños se cansan bien pronto. Bueno, mi hijo quiso jugar y fue abrirlo y a los 30 segundos el chico de delante se vuelve y nos dice "no pretendera jugar con eso todo el camino, no?" Nosotros, bien educados, convencemos al niño para que haga otra cosa y el maravilloso chico de delante se puso a charlar con su movil y estuvo las dos horas con el movil dichoso jodiendo al resto de los pasajeros!!! Vamos, un ejemplo de civismo. El problema esta en que nunca vemos la viga en nuestro ojo. Y si, los crio pueden molestar, pero una familia de 20 miembros hablando y riendo en un restaurante tambien molestan, o no lo habian pensado asi? pero si vas con un crio en España a un restaurante ya todo el mundo saca las uñas y solo que te muevas, protestan. El mio aqui en Mexico no tiene problema pues no molesta y si se levanta 30 segundos no estan los de la mesa de al lado jodiendo a los padres... ademas de que claro, aqui los restaurantes estan preparados, tienen sillas mas pequeñas y comodas para ellos, tienen menu que les gusta, algunos incluso te dan unas hojitas para que el niño pinte o lea y estan los que incluso tienen juegos. Vamos, que eso lo harian en España!! ni de coña, vamos! Y eso es lo que podria usted hacer, en vez de pedirnos a los padres que nos quedemos en casita sin poder salir a comer fuera, usted podria pedirle a los restaurantes que habiliten zonas para que los niños esten... Pero de que hablo!! si no habilitaron para los no fumadores y eso que les obligaba la ley...
¡¡ Luego se extrañaran de que algún día haya restaurantes que PROHIBAN la entrada a los niños !!EDUCACIÓN Y RESPETO A LOS DEMAS, simplemente.¿Es tan dificil?....
Tengo dos hijas, una de ellas bastante movida, y hemos salido muchísimo con ellas siempre. En muchíimos sitios (tiendas, hoteles, restaurantes...) nos han felicitado por lo educadas que son. A nosotros nos parece exagerado, pero luego ves lo que ves y no te extraña. Poder ir con ellas a todos sitios nos ha costado mucho, pero es nuestra obligación educarlas y enseñarles el respeto por las demás personas. A estos niños que, bajo el pretexto de que "los niños son así" hacen lo que les viene en gana y no se les enseña a respetar a los demás, ¿quién les explicará dentro de diez o quince años que no se debe hacer un botellón en medio de la calle, por ejemplo? ¿O que no se debe ir haciendo el loco con la moto? Mal vamos, pero muy mal.
Si los padres no tienen educación los crios tampoco la tendrán, ni con ellos, pero cuando quieran enmendar el error puede ser tarde. Un poco de educación nunca está de más eso puede exigir un poco de disciplina y un mucho de explicación y comunicación. Desde luego lo fácil es pensar que la educación se la dan en la escuela y que para entretenerse ya tienen su videoconsola. Así vemos lo que vemos.
Me ocurrio una cosa similar y la verdad nos fastidiaron la comida a toda la familia, no pudimos disfrutar de ella, ni siquiera mis hijas que no se leventaron de su sitio mientras veian a los demas correr y gritar, fue bochornoso.
100% de acuerdo con Hierba y Mexicanita, en España por lo general los niños molestan a los adultos (y a los que más, a sus propios padres). Muy triste. Se notan esos restos de represión viejuna (como dice Mikel)... Muy triste.Rob, muchas gracias majo, eres de lo más ocurrente.
PARA PJ: Nadie obliga a nadie a tener hijos.Cuando se tienen es una gran responsabilidad(tanto moral como econónica) y no puedes llevar la vida que llevabas antes,y los progenitores entonces deben aprender a educar y saber que deben ser cuidadosos con los demás.Y sino, no se tienen!! Nadie dice que deban estar como estatuas,(no es bueno exagerar)pero de ahí a que esten por el restaurante chillando y corriendo hay un intermedio y creo que si eres padre deberías conocerlo.Ese es el problema de hoy día.
nadie ha hablado de chillar y correr realmente molestando de manera REAL al resto de la gente, yo he hablado de niños normales, que hablan, ríen y se pueden levantar y volver a sentar. Malinterpretar no. Por favor.
Mencionar que, curiosamente, en países donde hay mucho más cariño hacia los niños (Latinoamérica), éstos son por lo general mucho más educados.Saludos a todos (también a aquellos que van de cívicos pero se alteran en la discusión ;-)dime de qué presumes y te diré de qué careces.
La peor parte nos la llevamos los camareros de restaurantes y terrazas y también los auxiliares de vuelo. Son incontables las veces que nos hemos tropezado o caído por culpa de niños/padres maleducados. En un restaurante habitualmente vamos cargados con cosas que manchan, y encima no podemos ir mirando el suelo. En los aviones se ponen a correr y despiertan o molestan al resto. A veces nos ponemos perdidos, nos hacemos daño o manchamos a alguien por culpa del niño y por supuesto no puedes ni mostrar tu disgusto. Como mucho, los padres con un poco de vergüenza, tras ver el show que ha provocado su niño, le hacen que se siente, pero JAMÁS se ha disculpado ninguno conmigo.Hay unos arneses infantiles que venden para que los niños permanezcan sentados. No son un arma de tortura, sino disuasoria para educarles. Pasan de la trona casera a ese arnés que se puede llevar a cualquier sitio, y van asimilando que, de la misma manera que uno no se lanza de la trona, tampoco se baja de la silla. Hay cosas que simplemente no se hacen, y una visita al restaurante tiene que ser una oportunidad para aprender a comportarse.
Que no me vengan con que en Latinoamérica se educa mejora a los niños. Cualquiera que haya viajado sabe que allí por lo general no es costumbre llevar a niños pequeños a restaurantes. Raro es encontrar sitios donde haya tronas a disposición de los clientes, si exceptuamos los locales de comida rápida. No vemos que haya niños revoloteando porque simplemente no hay niños en los restaurantes que visitamos. En los aviones los niños latinoamericanos son hiperactivos. No es de extrañar, pues en muchos casos beben cocacola a cascoporro. Tanto es así que he visto varias veces a bebés beber cocacola en biberón. Tampoco es raro que los padres pidan que les sirvas un poco de café a los pequeños.Así que no me jodas con que allí los niños son tranquilitos y se quedan haciendo sudokus hasta la sobremesa. Son la pena negra, pero se quedan en casa.
¡Ah! También he de decir que en Latinoamérica, aunque los niños sean tan nerviosos o indómitos o más que los españoles, sí es destacable su cortesía. Siempre tienen un gracias, un por favor o una palabra cortés hacia los adultos o quienes les atienden.No creo que se quiera más a los niños en unos lugares u otros, como señala un comentario anterior.
Creo que a muchos padres les molesta, y sin razón muchas veces, que alguien se dirija o corrija a sus hijos. La solución es simplemente afirmar lo que está ocurriendo en vez de corregir o criticar. Por ejemplo: "Oyes, estáis haciendo tanto ruido que no oímos nada de lo que estamos hablando." o "Ese tenedor es el quinto que has tirado al suelo." o "Cuando tiras las sillas al suelo hace un ruido que molesta mucho" en vez de "¡Callaros ya!" o "Deja de tirar cosas al suelo" etc. En esos casos los padres poco podrán decir.
Marcos no se donde vives o has viajado en Latinoamerica pero te prometo que en Mexico hay sillas de diferentes tamaños para los niños, menu infatil y hasta juegos en el 98% de los restaurantes del DF, los niños no molestan aunque tampoco son tan incordio. Y en los vuelos, pues en el mio (llevo 18 años viajdando una media de 5 vuelos al año) siempre viajan un moton de crios y nunca hay nada raro, quizas alguno llora 5 minutos pero no mucho mas. Es mas insufrible tener a un compañero de asiento que no pare del darle al movil o cacharros semejantes. Y te prometo que prefiero un restaurante con niños que otro con jovenes de 30 años descerebrados.
Es una pena que en este país una gran parte de los padres hayan desistido de su labor como educadores. Y a esos niños, que no han aprendido a controlarse, les espera una vida muy difícil pues no sabrán nunca comportarse en sociedad. Ya se ve que muchos empleadores no quieren dar trabajo a gente de 20 por su nula disciplina y capacidad de esfuerzo.
Yo soy profesor en secundaria, y alguna vez que he llamado la atención a los alumnos por gritar y correr y empujarse, etc. en los pasillos del instituto, algún compañero profesor me ha soltado: "si no chillan, corren, se empujan, etc., es que no son niños, tienes que ser más tolerante"... eso serán los tuyos, que están maleducados por tu culpa, imbécil.
También están los niños de la habitación de al lado -quiero decir, la del piso contiguo cuya pared sirve de pantalla radiofónica a tu piso, no de separación, que diría Kafka-, también, y por supuesto, los angelitos del piso de arriba, sí, justo arriba. No son niños, son caballos. A veces, meten el arado -así tiemblan las losetas- y roturan todo el piso mientras intentas concentrate en leer alguna cosa o escribir algo o simplemente ver la televisión o escuchar música. Si a usted, parroquiano, criatura inocente que creyó tener derecho a la intimidad, vecino incauto, ciudadano mortal, se le ocurre llamar a la puerta de al lado o subir los veinte escalones que lo separan del infierno, para hacer una urgente, por necesaria, sugencia, lo echan con cajas destempladas, lo publican en el vecindario, lo cuelgan del tablón de anuncios y le interponen una demanda en el Juzgado de Guardia. Y todo creo que es debido a que ni siquiera les queda el "restaurador" e inmisericorde recurso que nos nombras: no nos pueden mandar a casa porque ya estamos en ella.
Sinceramente, la educación deberia ser algo universal. Lo que no me parece normal es que los padres se estén tocado los coj**** con las dos manos, riendo y bebiendo, mientras saben que sus hijos están basicamente dando por culo en la mesa de al lado. Yo me preocupo hasta cuando mi gato maulla por la noche, no vaya a ser que moleste a mis compañeros de piso, por lo tanto no veo demasiada diferencia. Lo peor de todo es que encima esos padres se molestan cuando alguien les dice educadamente algo. A mi me pasó en el cine, mandé a callar a unos chicos de 12 años que habían ido básicamente a fastidiar, cuando salí del cine con mi familia (mis padres, hermana y cuñado), se nos juntaron como 20 personas que nos querían dar una paliza en la calle. Es que aquí el civismo no existe, los padres son peores que los hijos, no les enseñan a respetar nada. Cuando yo era pequeña y nos juntabamos los primos, queríamos jugar porque no aguantabamos estar en un restaurante 3 horas, lo cual es lo más natural del mundo, pero nos acompañaban a la calle para que no estuviesemos molestando al resto de personas que están pagando igual que el resto por tener una comida tranquila y familiar. Que si son gente amargada que se queden en casa??? Perdonad. Si sois una familia de maleducados que habeis perdido el oído y el sentido común desde que sois padres, quedaros mejor vosotros en casa, porque no tenemos que tragar el resto por culpa de unos irresponsables. Por otro lado, flipo con la gente que se está dando por aludida. Este articulo no critica a los padres, sino a los que no educan a sus hijos, no se porqué algunos se lo toman a la tremenda.
Paquito, pareces un poco julai. Todo el mundo sabe que debe un padre preferirá afear tu actitud antes que reprochar la propia educación de su seno. Total, he vivido estas situaciones y por lo general, insistir en tu más que justa reclamación ante el servicio del restaurante me parece lo más inteligente. Amén de que otras mesas se puedan unir inexorablemente a tu causa. En una ocasión, mi padre que en paz descansa la siesta eterna, ante la impasibilidad paterna y en un arrebato de ira, mandó un sopapo al crío de turno que paró ipsofacto de su acción ante la pasividad de sus papis. Cuando arrancó a llorar el mozalbete, el papá lo socorrió y mi padre encarándo al tutor le soltó - y si además fueras un hombre saldrías a la calle y solucionariamos esto de otro modo. Mi padre, apesar de su edad, era de cierta envergadura. Ante la insistencia, el servicio reprocha a los interesados y si no no desisten vuelves al servicio. Al final le amargas la comida a otro, porque después del segundo aviso, tú solicitas amablemente el libro de reclamaciones, talón de Aquiles de la hostelería patria, para dejar constancia del hecho, por lo que, si estamos en un local profesional, el mismo dueño insiste en tu súplica ante la familia. He visto gente que se ha ido sin el postre. En una ocasión una ovación expontánea acompañó el paseillo de retirada de la familia de un mocoso. No se le ocurrió otra cosa que meter macarrones con tomate en el bolso de mi madre, los padres al verlo, reían las tretas del infante. Dios los cría!.
Una vez en un restaurante de Madrid estábamos cenando un amigo mío y yo. Una familia numerosa estaban al lado. Las dos niñas y el niño no dejaban de molestar. ¡¡El crío hasta nos quitaba patatas fritas!! Bueno, los padres no dijeron nada entonces. Ahora bien, las niñas tiraron una copa con agua en su mesa y ésta mojó un catecismo. Entonces sí que les echaron la bronca.
Estoy totalmente de acuerdo con el artículo, que refleja la triste verdad de que los padres en un porcentaje muy alto " sueltan" a los niños cuando acuden a cualquier lugar público , tiendas, restaurantes, etc. y ojo con regañarles!. Yo trabajo en una tienda, y cuando veo entrar a una pareja con niños me echo a temblar.
¿Papas maleducados?Los papas, como sumos pontífices que son, no suelen ser maleducados. A lo sumo duros cuando es necesario, pero tened en cuenta que son la cabeza de la iglesia.¡Ah! ¡Papás! Con acento.Despistadillo el redactor, ¿eh? Y, a partir de ahí, nadie corrigió la falta de ortografía hasta tal punto que el titular ha sido publicado tal cual, ¿eh?¡Pues sí que vamos bien, sí!Triste. Tristísimo.
Vaya con el error ortográfico en la cabeza del post. La comparación con los taxistas no lo entendí para nada y más que un post en este blog, creo que tu deber era decirle todo esto a los padres, por que yo, que tengo dos pequeñas de cuatro y 11 meses, estoy totalmente de acuerdo contigo respecto a la educación de los hijos y ese tipo de padres no se darán cuenta hasta que alguien venga a decírselos o por lo menos que les haga algún ruido por la cabeza, por Dios.
Parece que hay gente que se cabrea y se da por aludida ..cuando el rio suena agua lleva.Los padres deben educar sea dicho en los modales.
¿Julai? ¡Hacía años que no oía esa palabra! ¡Si hasta creía que había caído en desuso!
Creo que en España, la excusa de la dictadura y sus tragedias asociadas hicieron que una parte bastante numerosa de toda un generación creciera bastante desmandada, por que se asocia una educación rigurosa, con Franquismo, Estalinismo, y demás Ismos.Trabajo en Japón y en los EE.UU en el negocio de restaurantes y hoteles. En estos años he aprendido mucho del método que se usa por aquí para educar en forma rigurosa, sin necesidad de maltratar ni coartar al niño y respetando escrupulosamente el derecho de los demás comensales a tener la fiesta en Paz. Lo mismo en la escuela: jamás he escuchado que se le haya dado un sopapo o una mala palabra a un niño, pero el respeto a los maestros y a otros niños es ejemplar.Como norma general los padres colaboran reforzando éste método, y el que no, el descarriado, el listillo (que también existen), se atiene a las consecuencias, las cuales usualmente le dan un gran mordisco a su bolsillo. Y cuando digo grande me refiero a GRANDE.Saludos.
Cuando uno tiene hijos (y es mi caso) debe plantearse cuando sale que opciones hay para ellos y como se llenan los tiempos muertos, por ellos, por nosotros y por las demás personas que nos encontramos en los espacios comunes. Un restaurante no es un parque y si hay algún padre o madre que no lo entiende así es que carece de educación
últimamente cuando voy a un bar restaurante, si veo familias con niños, o me pongo en el otro extremo o salgo corriendo, es increíble la mala costumbre en españa de ir con niños pequeños a bares y restaurantes, incluso de un nivel alto y a ultima hora de la noche, y dejarles campar y juagar por todo el local sin que sus padres se molesten en controlarlos. he viajado por todo el mundo por mi trabajo y excepto en ciertos locales tipo burger o pizzerías, no ves a un niño en locales de cierta categoría, aquí da igual que sea un 5 tenedores o un bar cutre de barrio, se lleva a los niños y se les deja gritar, correr, molestar, es un reflejo de la mala educación que nos invade, a lo mejor habría que llegar a la solución de algunos restaurantes en Estados Unidos o inglaterra, que en la publicidad de sus locales "recomiendan" no ir con niños o simplemente lo prohiben.
¡San Herodes!
Bueno eso de que los niños mexicanos no van a los restaurantes es ma falso que nad. Soy mexicana y toda mi vida he vivido en el df y me encantaria me dijeras cuáles son esos lugares sin niños o esos niñs de comportamiento ejemplar, porque yo veo muchos niños corriendo sin zapatos por los restaurantes(empezando por mis sobrinos politicos), por qué sin zapatos? Ah porque los restaurantes en este afán de no perder clientela solo porque son padres o atraer a los padres ponen estos enormes juguetes de plástico donde se meten a jugar, pero luego acaban corriendo por todos lados. Yo no tengo hijos asi que no sé de educación, pero supongo que el respeto debería ser básico, de lo que si sé un poco de física elemental y si un chico tira a un mesero con una charola llena de cosas calientes estas le oueden caer al mesero o .... Al niño, quemandolo severamente. Creo que prefiero un chico molesto o dejar la plática de la sobremesa que una demanda o una visita al hospital
pues si os parez molesto eso que lo ye ademas de dar hasta verguenza ajena, imaginar tener que tar trabayando cuando sucede eso. pa dayos a los padres hasta en el cielo la boca. no ye solo la molestia que ocasionen a clientela y trabayadores ye un peligro pa los guajes mismos, liquidos hirviendo,cuchillos, objetos pesados,etc. luego ocurren accidentes y to son desconsuelos y llantos. ye pa matalos
Y no sólo en los restaurantes! Ayer en Barajas mientras esperaba a alguien, unos niños jugaban a empujarse, finalmente me empujaron a mi, y cuando les reprendí (educadísimamente) saltó la madre a echarme la bronca, diciéndome que me dirijiera a ella, bla bla, entonces le repetí a ella la narración "sus hijo mayor está empujando al pequeño y han terminado empujándome a mi", y que me estaban molestando. Acto seguido, se dirigió a sus hijos y les dijo "molestad lo que queráis" para posteriormente mandarme a la mierda (sic). Tengo dos niñas (7 y 10) y siempre me fijo que no molesten a otras personas. Y no vale la excusa de "son niños", porque ser niño es aprender a comportarse en ambientes de adultos. Para correr y empujarse están los parques.
Toda mi comprensión y apoyo a Paco Nadal. La historia recoge un episodio que es bastante frecuente en lo referente al comportamiento de los niños de hoy en este país. Niños que en una gran parte han sido educados mal por padres consentidores, que han creido que dándoles mucho amor, éstos les iban a querer mucho y así tendrían un futuro de afecto garantizado. Como una inversión en un fondo de inversión de amores. Todo un síntoma de la inmadurez de los padres que se refleja en estos niños tiranos, que en la escuela son pelín monstruos con los profes y con otros niños (mobbing). Aquí han intervenido no sólo los padres, sino también los abuelos y los tíos. Todos dándoles una cosa casi en exclusiva: amor. Y las obligaciones, pocas. Así es imposible educar a personas para que puedan convivir con otras y que puedan ganarse el afecto de los demás. Esta sociedad, en una medida considerable, está suspendiendo, claramente, en la educación de los niños desde las familias. Para que un niño pueda llegar a madurar adecuadamente debe recibir protección, amor y obligaciones. La última en dosis igual que las dos primeras. Con esto no se van a morir, se harán mucho más fuertes de como los educan en el consentimiento extremo. Los niños criados sin límites son infelices de adultos.
Estamos idiotas. Lo más natural del mundo es que un niño juegue o alborote. Ahora nos estraña porque como casi no hay niños... Eso si nos indignamos porque no nos dejan degustar nuestras delicassen. Los niños son parte de la sociedad y tienen que moverse en un mundo que cada vez es más hostil con ellos. Yo de pequeño podía jugar en la calle y girtar y correr. A lo mejor el Sr. Nadal también. Los niños son naturales, y es bueno que sea así. Pero siempre hay algún imbecil que prefiere un mundo sin niños alrrededor, eso si, protegiendo a los linces, pobrecitos. Yo a mi hija no la llevo a restarurantes, porque siempre hay algún amargado que tuerce el morro porque ella hable alto o algo por estilo. Los mismos que llenaban de humo el local, por cierto.
El comentario de patricia vadez muestra que hay padres y madres que educan bien a sus niños, pero creo que son minoría. Esto debería ser objeto de un amplio debate social pues asistimos a una gran reducción del número de niños y la mayoría de sus padres y madres están demostrando una enorme inmadurez en su educación. Desde aquí mi reconocimiento a lo bien que patricia valdez educa a sus hijos. Esté segura de que serán personas fuertes y felices en su edad adulta, gracias a esa educación.
Pero cuanto herodes hay en este mundo.Yo viajo con mi hijo almenos una vez cada 2 meses y mi hijo tiene mucha mas educacion que los viajeros que se pasan el vuelo bebiendo y perdiendo lo spapels , leyendo el periodico con los brazos abiertos invadiendo tu espacio, con la musica a toda pastilla.Pero si mi hijo se mueve ya estan mirando y uando tenia mese porque empezo a llorar antes de despejar la pasajera inglesa en voz alto dijo callen al puto nino y eso que se paso todo el vuelo bebiendo y borracha , ah pero eso no molesta.Le respondi en ingles, que viajara en primera y la unica p era ella , ni se giro.Por cierto a mi me desagrada mucho cuando voya un restaurante que haya adultos hablando en voz alta , hablando por el movil haciendote participe de la conversacion, comiendo con la boca abierta .Asi que lo qu edebemos hacer es quedarnos en casa .Lo dicho, muchos resucitarian a Herodes
Me fascina la capacidad que tenemos de radicalizarnos en bandos irreconciliables...
Este que escribe ha resuelto el problema en el pequeño negocio hostelero que regentamos. No admitimos a menores de 14 años. Hay padres que se indignan, pero es fácil, pueden ir a otros lugares. En todas partes hay sitios de niños y de adultos. Las necesidades son distintas, no hay nada de malo en ello. Es inevitable que un niño necesite correr, explorar, gritar y saltar. Para eso debería haber establecimientos familiares, de la misma manera que hay, como es nuestro caso, establecimientos para que los adultos estén tranquilos.Aunque quede políticamente incorrecto colgar en el establecimiento que no se admiten menores de x años, debería ser asumido comoalgo normal. Pero somos tan puristas y acomplejados que ningún establecimiento se atrevería a poner eso sin ser tachado de intolerante, etc, etc. Con lo fácil que sería.
Este que escribe ha resuelto el problema en el pequeño negocio hostelero que regentamos. No admitimos a menores de 14 años. Hay padres que se indignan, pero es fácil, pueden ir a otros lugares. En todas partes hay sitios de niños y de adultos. Las necesidades son distintas, no hay nada de malo en ello. Es inevitable que un niño necesite correr, explorar, gritar y saltar. Para eso debería haber establecimientos familiares, de la misma manera que hay, como es nuestro caso, establecimientos para que los adultos estén tranquilos.Aunque quede políticamente incorrecto colgar en el establecimiento que no se admiten menores de x años, debería ser asumido comoalgo normal. Pero somos tan puristas y acomplejados que ningún establecimiento se atrevería a poner eso sin ser tachado de intolerante, etc, etc. Con lo fácil que sería.
Harta me tienen estos padres que deciden que los clientes del restaurante pasan a ser los "canguros" de sus hijos... por no decir pequeños monstruos!Cuando mis hijos, son 3, eran pequeños íbamos a la playa o al restaurante, lo primero que hacía era señalarles las personas que teníamos alrededor y les hacían entender que no tenían ningún interés en escuchar sus gritos , ni soportar sus juegos de tirar arena y mucho menos que les pisaran. Para el restaurante lo arreglábamos con escoger el libro de lectura o los colores para dibujar.Actualmente son chicos de 20 y tantos equilibrados y sin ningún trauma de ir al restaurante o a la playa.Aqui dejo la sugerencia. Ahora con el móbil, SIN VOLUMEN, puede ser otra versión e control.
Truco ( FUNCIONA) : Cuando nos pasa algo similiar me pongo a mirar fijamente con cara de mala hostia a los padres de los crios , sin apartar la mirada. 9 de cada 10 veces acaban llamándole la atención a los niños
Respuesta a Jack: "mirar fijamente con cara de mala hostia" dice mucho de ti y de tu educación. Es mejor ejercer presión que intentar dialogar con las personas. Si esa es tu manera de comunicarte,no quiero imaginarme cómo debe ser el relacionarse contigo. Has oido hablar de las capacidades comunicativas? creo que es un mundo que deberías explorar porque te queda mucho camino por delante. Que tengas suerte
Qué interesantes todos los comentarios. Yo tengo un niño de 15 meses y de verdad que me da un poco de pánico salir con él. Yo soy la primera a la que le molestan los niños corriendo para arriba y para abajo y molestando en restaurantes, me fastidian la comida/cena. Desde que tengo niño me planteo mucho qué es molestar y qué no. Por ejemplo, mi hijo lo de meterle en una trona, como que no, aguanta tres minutos y se pone a protestar, así que le bajo y le dejo en el suelo cerca nuestra. Si camina hacia algún comensal le cojo antes de que llegue a tocar a nadie. Intento colocarnos en algún rincón donde no haya más clientes y donde él pueda estar un poco tranquilo (y nosotros, que normalmente no disfrutamos las salidas). He leído a alguien que decía que había niños que tocaban todas las cristaleras, yo al mío le dejo, porque prefiero que esté tocando cristales a que esté molestando a un cliente, y ahora me pregunto: eso significa que estoy mal educando a mi hijo? Agradezco comentarios aunque sea un post de hace algunos días.
Con todos mis respetos para la mayoria de los comentaristas, pues leyendo sus opiniones creo que son la excepción, quisiera dejar el siguente apunte. Da igual que hablemos de ninos, adolescentes, adultos y (aunque en mucha menor medida) ancianos. Da igual que sea en restaurantes, cines, parques o cualquier otra situación de interacción social.El problema es que Espana es un pais con una sociedad, en general, muy maleducada, grosera, y preocupantemente inculta. Y lo que es peor, de una agresividad verbal y hasta física que en los últimos diez o quince anos está llegando a límites insospechados.Evidentemente, todo esto está fomentado y potenciado por varias razones. Los modelos de triunfadores y listillos que se presentan a través de los medios de comunicación. La lamentable y permanente actitud de enfrentamiento de nuestras clased políticas y entidades deportivas. Y finalmente la falta de respeto a la autoridad que se promociona como equivocada interpretación de la libertad. Un pais en el que todos son derechos y ninguna obligación, pues todo signo de civismo y colaboración social es visto como retrogado o directamente como debilidad (hasta el extremo de ser llamados pringados, como ha escrito una chica antes) Y lo digo con todo el dolor de mi corazón, como espanol, sin pretensiones y con afán de autocrítica, después de haber experimentado y observado la vida en muchos paises europeos.Un saludo a todos.
Siendo madre de 2 monstruitos de 4 y 7 años, he llegado a la conclusión, que los niños molestan en todos los sitios, incluido en el cole cuando se ponen malos que te estan llamando con urgencia de muerte subita.... Mis hijos son los de levantarse y ponerse a jugar y corretear, mis hijos son los que les gusta saber qué comen los demas. A mis hijos, en dos ocasiones, les he atado con las chaquetas en las sillas de los restaurante cuando no dejaban de moverse, y en las dos ocasiones he sido increpada por lo que hacia... Nos pensamos mucho donde poder comer con nuestros hijos, por lo cual no salimos mucho fuera y cuando lo hacemos en sitios con niños, pero hay veces que hasta en estos locales, preparados para niños molestan. Es la única conclusión a la que he llegado, los niños molestan porque se mueven, porque comen, porque manchan, porque gritan, porque nos demuestran cariño en los restaurantes, porque al vecino de la mesa contigua le recuerda al abuelo, porque ese mismo señor le esta mirando fijante, porque ese señor se esta poniendo rojo, porque ese señor ha perdido la partida con mis hijos.... ellos aguantan mas tiempo sin parpadear... Que cada uno interprete mi opinión como quiera.
Mi padre siempre decía "A los niños no hay que educarlos en los restaurantes.... HAY QUE TRAERLOS EDUCADOS DE CASA"Y esto yo se lo he oído decir en más de una ocasión a este tipo de padres "maleducadores" que tenemos tan comunmente alrededor.Una de mis hijas es hiperactiva, pero el RESPETO a los demás y a las normas de convivencia, que le hemos inculcado hace que nunca nos hayamos visto protagonistas de una situación como esta.Bravo y un saludo, sigamos intentando volver a la cultura del RESPETO. Habrá que conseguirlo aunque cada vez seamos menos los que creemos que sea posible.Y me parece perfecto lo que dice JACK, si esos padres no entienden que lo que están haciendo sus hijos está MAL lo mejor es increparles a ellos, no a los niños, al menos la primera vez. Si no responden correctamente, yo misma no he tenido nunca ningún problema en pedir a esos niños que hagan "el favor" de ir a molestar a sus padres.Un saludo
Dejando aparte que no tengo hijos y que la última vez que fui con unos menores de edad (en el sentido de niños que son incapaces de quedarse sentados todo el tiempo que dura la comida) a un restaurante se remonta a 1999, soy de los que en, casos como éste que narras, se les pasa por la imaginación que Herodes ha sido injustamente tratado por la historia. El mejor método es decirle a los padres con voz dulcísima, cara seria y articulación clara algo similar a lo siguiente: "Me alegro haber oído el tono de voz de sus hijos, no obstante, debo advertirles que las tres últimas veces que me paso, los niños al pasar cerca de mi mesa, tropezaron, se cayeron y terminaron haciéndose una ortodoncia sin anestesia. No me gustaría que ocurriese una cuarta vez". Mano de santo. Lo juro.
Dejando aparte que no tengo hijos y que la última vez que fui con unos menores de edad (en el sentido de niños que son incapaces de quedarse sentados todo el tiempo que dura la comida) a un restaurante se remonta a 1999, soy de los que en, casos como éste que narras, se les pasa por la imaginación que Herodes ha sido injustamente tratado por la historia. El mejor método es decirle a los padres con voz dulcísima, cara seria y articulación clara algo similar a lo siguiente: "Me alegro haber oído el tono de voz de sus hijos, no obstante, debo advertirles que las tres últimas veces que me paso, los niños al pasar cerca de mi mesa, tropezaron, se cayeron y terminaron haciéndose una ortodoncia sin anestesia. No me gustaría que ocurriese una cuarta vez". Mano de santo. Lo juro.
Maixa, estoy contigo. penosamente veo como muchos de los que comentan aquí demuestran un esnobismo tremendo. Paco, disculpa, ¿tienes hijos?... es para saber... me recuerdas al protagonista de los "9 meses" al que molestaban los niños tremendamente, y por supuesto los padres, esos maleducados horribles padres novatos ("no como los padres de antes que han criado a todos nosotros, inteligentes y bien cuidaditos e instruidos, nada más ver como está España") que no saben o bien quedarse en su casa, o salir a la inteperie donde (vaya, sorpresa) también molestarán a cualquier "patricia" que seguramente no osaría hacerle una regañeta a un par de tíos borrachos o un grupito de adolescentes ruidosos, pero claro, a una madre con sus hijos sí, cómo no.... hay que tener mucha educación para ir señalando la falta de la misma a los demás. Seguro.Se nota que muchos de los comentadores han leído a Haim Ginott (¿no?) y a Carlos González, y a William Sears, y "crecer feliz", muchos han intercambiado experiencias con psicólogos infantiles... Paco, no he entendido este post, perdona. Decirles a todos los "educadores" de los niños ajenos y de sus padres, que en realidad, dais pena si os indignan tanto los niños pequeños que dios mío, por ser niños, no serán capaces de estarse quietos ni en el avión (por muchos cachivaches que les des, Paco), ni en restaurante sencillito donde solemos ir los padres para no molestarle a vosotros a fumar los puros y degustar (en silencio virgen, por supuesto) whisky. Sinceramente jamás he visto familais con niños en restaurantes "glamur" - siempre son sitios digamos corrientes. Jamás iría yo con los míos a tales sitios simplemente porque la espera tan grande paa ellos es insoportable. Y ojo, jamás he visto a niños molestos, pero a menudo veo a tales adultos. Será que cada uno vemos el mundo acorde a nuestro mundo interior. De ahí, mi decepción por este post, Paco. Saludos a todos los padres normales - yo veo a muchos muy buenos a menudo. Será que tengo suerte.
1. Tengo dos hijos y se portan muy bien, pero eso es porque les he educado en casa y enseñado a respetar a los de su entorno.2. A quien dice del avión, lo mismo. El mayor (4 años) ha hecho 3 vuelos intercontinentales ida y vuelta sin molestar a nadie (el pequeño solo dos). Es una cuestión de patrones de conducta que pueden ser enseñados.3. Sí, me he tenido alguna vez que salir al parque, primero eso a que mis hijos molesten. A mí también me molestan los niños que pasan entre las mesas.4. En España no hay sitios acondicionados para niños, empezando por sillas, cambiadores, etc. Adicionalmente, hay mucha gente maleducada.Gran artículo Paco
Yo soy uno de esos ejemplares a los que sus amigos, familiares y conocidos se sienten con el derecho a denominar como "bicho raro" por no haber tenido hijos.Que me perdone el mundo por tal delito... pero ¡¡¡Diossss, qué bien vivo!!!! A 4 días como quien dice de que se me "pase el arroz" yo no hago más que desear "que se pase, por favor, que se paseeee, pero bien pasado".Lo de no tener hijos es una decisión bastante taxativa, lo sé.... y es igual de respetable que la de tenerlos, sean 1 o varios... es por eso que no entiendo por qué se respeta que una pareja entre con sus hijos en cualquier sitio y tengan derecho a que nadie les diga nada aunque los críos la estén preparando parda...como son niños, pobrecitos.El niño no tiene culpa de nada. Es culpa de la educación que recibe y además, de la dejación por parte de sus progenitores cuando está en un espacio público.Qué tiempos aquellos cuando no nos movíamos del lado de la falda de nuestra madre por miedo a sufrir un guantazo bien dado. ¿Por qué sería? .... porque había disciplina y no como ahora. En cierto modo puedo entender que se hayan "abolido" los castigos corporales a los hijos... no es cuestión de liarse a tortazos con nadie...Hasta ahí bien.Pero no me digáis que un buen sopapo bien dado no arregla muchas conductas.... y éso es de lo que están a falta "nuestros niños" hoy en día...un guantazo a tiempo modifica muchas actitudes.
Amén, por dios bendito! Ameeeeeeen!
Ana Soria: vaya tela tía. Se nota que a ti te han dado más de un guantazo de esos que dices... y sí, tal y como trasluce de tu modo de pensar/relacionarte, eres un poco rara.... Paco, estoy empezando a pensar que este post perseguía objetivos poco claros... creo que debes haber batido tu récord de visitas y comentarios.La verdad a mi no me ha gustado nada.
PJ: intuyo por tu comentario que eres de los padres/madres que se decantarían por la opción B. Así que mi comentario hacia ti es que te preocupes más por educar a tus hijas como corresponde en vez de patalear porque os hayan puesto en evidencia a ti y a quienes actúan como tú, haciéndonos insufrible la vida al resto de los mortales.PD: tengo dos sobrinos a los que adoro, y cuando empiezan a ponerse impertinentes en un restaurante, soy el primero que ayuda a sus padres entreteniéndoles para que no molesten al resto de comensales.
Vaya tufo faccioso que se respira por aquí au revoir!
No tengo hijos, algún día si la bendita crisis me lo permite espero poder tenerlos, sólo quisiera puntualizar el detalle más elemental de la libertad individual que comienza y concluye donde acaba y comienza la de la persona que tengo al lado. Educar es establecer límites y orientar en la vida, si los padres dan la libertad plena a un pequeño explorador se pueden encontrar en un futuro no muy lejano con experiencias muy desagradables. Para alivio de los damnificados de las actitudes gamberras, groseras y vandálicas de los pequeños exploradores, tener en cuenta que sus padres están gestando un monstruo con el que tendrán que pelear toda su vida. Haya ellos, el masoquismo vital para mi no es una opción, para algunos parece ser que si. Eso si, esos padres deberían tener en cuenta que no sólo están arruinando su vida sino también la de sus hijos.
Gran artículo Paco, lleno de verdades. La convivencia solo es posible si aprendernos a respetarnos los unos a lo otros. Y eso pasa por educar a los más pequeños en las reglas básicas de convivencia.Los niños no suelen ser culpables. Sólo necesitan que se les pongan límites y que se les enseñe a respetarlos (igual que nos pasa a los mayores). Desgraciadamente algunos padres no piensan así.Saludos
Ciudadano 48, los padres lo intentamos hacer lo mejor que podemos, pero tenemos un problema gordisimo hoy en dia con la sociedad, que por un lado no les infantiliza excesivamente en unas cosas y por otra les colma de cosas materiales para compensarlos. Y si yo no lo autorizo, el peque sale a la calle y lo recibe de un vecino (caso real en mi caso, con las golosinas). Por otra parte, hay muchos que lo llevan al extremo, porque lo de tener al ninyo las horas que dure un vuelo sujeto con un arnes me parece puesto a saco para provocar: de lo que se trata, sea avion o restaurante es de que no se moleste al vecino, dopandoles durante todo el vuelo podemos conseguir un resultado parecido. (Atar a una persona humana sigue siendo calificado como tortura en algunos paises y entiendan que aqui estoy siendo ironica y exagerando yo tambien). Un supersaludo
Creo que podrías dedicar un post a la diferente forma en que se entiende "salir con niños" en otros países. En Inglaterra son comunes restaurantes con tronas, cambiadores, etc. No digamos en Holanda. En España, si vas con niños, o eliges un mcdonalds o un ginos o estás vendido. Parece que poco a poco va cambiando esta tendencia, pero cuesta.
todos los años hago una escapadita a andorra y estaba harto de encontrarme en los hoteles a mocosos gritando en el restaurante o en el spa haciendo de las suyas, solución, buscar un hotel que solamente admite a adultos, cada vez que voy estoy en la gloria, si yo no quiero tener hijos no tengo que soportar a los de los demás
Un sabio dijo, respecto a este tema:Menos amor y mas educacion y respeto.
Si ese tipo pudo seguir comiendo, la falla fue tuya. No deberian haberle quedado dientes en la boca en la mitad de la frase.
Luis, tu educacion tambien deja mucho que desear.
nefer querido, sin conocerme no estas en condiciones de opinar de MI EDUCACION. No hablaste de "mas respeto" algo mas abajo? No soy agresivo y tengo mucha paciencia. Pero cuando un padre no enseña, hay que enseñarle al padre.
Luis querido, creo que en ningun momento te he faltado al respeto, tu si, dando consejos violentos y poniendote a la altura de los papas de las criaturas. A si nos va, confundiendo curras con merinas
Tal vez confundo las curras con las merinas porque no tengo la menor idea de lo que son. Pero tu primera respuesta me resultó mas agresiva que la de los padres esos, que al menos tenían como razón que alguien callaba a sus hijos. Aunque eso no me hace opinar de tu educación. La via para tratar el problema es acudir al dueño del lugar. O me dejan comer tranquilo o me retiro sin pagar. Decide el dueño. Hablar con el padre de los chicos o hacerlos callar, no es la forma para mi, sabiendo como reacciona ultimamente la gente. Imaginate si por escribir un comentario apareció un tipo llenandose la boca acerca de la educación que tuve... jejeAhora, si ya me meti en el lio, no voy a dejar que ademas de los niños me pase por arriba el padre.Bueno, la verdad que el tema no da para mas. Un gusto conocerte. Saludos.-
Sin comentarios.TU MISMO, ha sido un placer querido Luis.
Por razones de trabajo me muevo bastante por España, creo que la ciudad con la gente mas mal educada y padres impresentables de todas las edades esta en Puertollano, provincia de Ciudad Real ... en los bares los niños campean a sus anchas, nadie se aparta en las aceras .... para males tuve que ir al hospital de la localidad y con una herida sangrante en la pierna una señora se puso a protestar porque hacia dias que le dolian una muela ... si podeis evitar esta localidad
No puedo estar mas de acuerdo, al fin alguien lo pone por escrito y en un medio de amplia repercusión.Tengo hijos y los he criado con todo amor y respeto, pero los niños tienen sus tiempos y hay que respetarlos, horas de comer, horas de dormir y horas de jugar no en sitios cerrados. Al final la labor de educadores de los padres se ha perdido por que no quieren perderse nada.. y claro es mejor que los aguantemos los demás.Señores padres... luego de mayores se los dejan uds a la Administración por que no son capaces de manejarles, y la sociedad también en este caso tiene que aguantar.Celtiberia show...
NEFER ES SÓLO OTRA POBRE PERSONITA HISTÉRICA QUE DE SEGURO REVIENTA CON CUALQUIER COSITA, SEGURO ERES O SERAS UNA MALA MADRE MALEDUCADA CON HIJOS NEURÓTICOS DE LAS QUE TANTO DERRAMA Y ESTA HARTO EL MUNDO , AH PERO NO TE ESTOY OFENDIENDO EH???
Estoy en pllano viviendo despues de 20 años.el mayor error de mi vida. Siempre gritos,agresiones,mucho cotilleo,escupitajos,cacas de perros sin recoger y las pspeleras siempre vacia.No saben lo k son los impuestos, nunca veras una factura en condiciones.viven como ricos.
Hola niños con padres alcoholicos que le exan la culpa a la choni de la madre o a la cateta de su madre o su suegra mientras escupe o tira un cigarro sin mirar quien pasa por la calle,entre conversaciones dialecticas sentando catedra.Esos niños son el futuro de puertollano y salvame dios de donde caigan con sus discotecas moviles.Esperemos q caritas,los alemanes,rumanos,brasileños los reciclen
Completamente de acuerdo contigo y eso que estoy de 6 meses de mi tercer hijo. Mis otros hijos son de 3 y de 2 años y honestamente no voy a restaurantes por que no quiero pasarme toda la comida corriendo detrás de ellos ya que son todavía muy pequeños para entender como comportarse del todo..y no tengo por que sufrir sabiendo que molesto a otras personas a las que les ha costado la comida su dinero y si deberían disfrutarla. Me quedo en mi casa con mis peques y santas pascuas, cuando tengan un año más y entiendan el comportamiento entonces podré empezar a disfrutar de restaurantes. Es de muy mala educación lo que te dijeron pero denota mucho hacia donde va esta sociedad lamentablemente y no solo en los restaurantes sino también en el cole, donde los profes no tienen razón ni autoridad según los padres ....dándoles más poder a sus hijitos!
Este tema es algo que llevo mucho tiempo observandolo.Creo no equivocarme al decir que en conjunto , por lo que se ve ve en los restaurantes , comercios, y otros lugares en España.que los niños españoles son muy maleducados y lo que es peor los padres también.las conductas que tiene , gritando , molestando a los demás, tocandolo todo en los comercios , es una libertad mal entendida por sus padres , que "los sueltan" para que los aguantemos los demás.Yo he tenido hijos pequeños y nunca nos les permiti hacer los que ahora se les permite aquí.En alemania o Ingleterra entre otros se comportan mejor y obdecen a sus padres rapidamente cuando como niños que son pueden despistarse.Lo nuestro es vergonzoso , que niños molesten a todo el mundo y la madre o padre miren hacia otro lado.Estan empezando a florecer hoteles donde no se admiten niños , aunque creo que sería a los padres de estos , a los que no se deberia admitir .