Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Humor contra la crisis

Un grupo de cómicos se reúnen en el mercado de Usera para infundir ánimo

Las hermanas Hurtado ejercen de dependientas en el mercado de Usera. Ampliar foto
Las hermanas Hurtado ejercen de dependientas en el mercado de Usera.

“A la mierda la crisis”, grita el humorista Josema Yuste desde el mostrador de una carnicería. Un grupo de clientas aplaude con sus cámaras fotográficas en la mano. “Muy bien”, se escucha. Uno de los exmiembros de Martes y 13 junto con Chiquito de la Calzada, las Hermanas Hurtado y Los Morancos se han convertido en dependientes por un día en el mercado Jesús del Gran Poder, en el barrio de Usera (Madrid). El objetivo: sacar unas sonrisas en aquellos sitios “donde golpea la crisis”, en el marco de una campaña con la que Campofrío alarga el éxito que obtuvo tras el anuncio homenaje a Miguel Gila.

Las Hermanas Hurtado, muy animadas, son las primeras en llegar. Actúan como dos fruteras más que tratan de ganarse a la clientela con simpatía. “Yo vengo a vender alegría”. Muy desenvueltas, comienzan a despachar. “¿Cómo vas a hacer las fresas?”, le preguntan a María Isabel Rodríguez, la primera clienta. María Isabel se emociona. “No llores, bonita”, la consuela una de ellas. La mujer saca del delantal un pañuelo de papel para secarse las lágrimas. “Me ha hecho mucha ilusión, es un poco fuerte, las sigo desde el 1, 2, 3”, dice, refiriéndose al exitoso programa de televisión de los años ochenta.

Josema Yuste muy metido en su papel, se moja el dedo con saliva para ayudarse a coger una bolsita. “¿Qué os pongo?”, pregunta al personal. Un poco más despistado está Chiquito de la Calzada. No sabe a qué atender primero, si a las cámaras de las clientas o a sus encargos. Lo mismo les pasa a ellas. Adoración Ramírez, compradora habitual de 58 años, se decide primero a fotografiar a Chiquito de la Calzada y después a pedirle un cuarto de pavo: “Es para mi hija, que está a régimen”, explica. Hoy las lonchas de jamón le salen un euro más baratas. “Será por la promoción”, se justifica.

Elpido Hernando, de 60 años abrió su carnicería en el mercado de Jesús del Gran Poder, en 1973. Para él esta iniciativa es una manera de reactivar el comercio. Sabe que quizás hoy no haga una buena caja pero “con tal de levantar el ánimo a la clientela cualquier cosa”, asegura mientras indica al humorista malagueño dónde están las bolsas. “Las mejores manzanas de España se venden aquí”, ríe Chiquito mientras corta con poco estilo el jamón.

Los últimos en aparecer son Los Morancos. Al dúo de cómicos les toca compartir el negocio con Santiago Cuenca, carnicero y presidente del mercado. Al tendero le hace ilusión. “Es un día diferente”, proclama. Para Los Morancos esta iniciativa no es nueva. Hace un mes participaron en otra parecida. Esa vez, se pasaron todo un día surtiendo gasolina en una estación de Sevilla.

Cuando se reúnen todos, llega la foto de familia. Tras terminarse los flashes, Josema aprovecha y se dirige a la clientela: “Estas Navidades hicimos un spot y desde aquí, nos gustaría agradeceros la gran acogida que tuvo. Me gustaría recordar a Miguel Gila y dar las gracias por todo a Malena, su hija. A Alex de la Iglesia porque logró una gran campaña y también muchas reconciliaciones. Así que desde aquí quiero decir que de todo se sale”. Entonces, Chiquito no puede reprimir un “Por la gloria de mi madre, hay que ser positivos”.

Chiquito de la Calzada y Josema Yuste en la carnicería del mercado de Usera. ampliar foto
Chiquito de la Calzada y Josema Yuste en la carnicería del mercado de Usera.

Cómicos fue un anuncio de publicidad dirigido por el cineasta Álex de la Iglesia para Campofrío en el que se homenajea al mítico Miguel Gila. Con esta campaña, dice la empresa, se pretende rendir "homenaje a la habilidad para disfrutar de los españoles, capaces de disfrutar siempre de la vida, incluso en tiempos de crisis”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información