Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un jurado enjuicia a una mujer acusada de matar a su compañero sentimental a cuchilladas

El fiscal pide 15 años de cárcel al apreciar un delito de homicidio

Un total de 15 años. Eso es a lo que se enfrenta desde este jueves María Mercedes Jaime Mejías, de 47 años, que está acusada de haber matado a su compañero sentimental de dos cuchilladas. Un jurado popular se encargará de determinar si es culpable o inocente y si debe indemnizar con cerca de 740.000 euros a los familiares directo de la víctima. Será juzgada en la sección 17ª de la Audiencia Provincial.

Víctima y acusada mantenían una relación sentimental desde finales de 2006 y dos años después comenzaron a convivir juntos en una casa propiedad del hombre en la localidad de Getafe. De hecho, el crimen que se le imputa a Mercedes Jaime ocurrió el 5 de junio de 2010 en el domicilio que ambos compartían, en la calle de Barberán y Collar número 1 de Getafe. Según el escrito del ministerio público el compañero sentimental, Ramón Sánchez García, de 47 años, estaba algo bebido, lo que fue recriminado por Mercedes Jaime, a lo que contestó Ramón que le dejara tranquilo. Ella fue a la cocina a buscar un cuchillo, que cogió con la mano derecha. El hombre le preguntó qué iba a hacer e intentó pararla agarrándola el brazo. Eso sí, no pudo evitar que la acusada le clavara el arma blanca en el pecho, lo que le causó una herida de un centímetro junto al esternón sin llegar a penetrar en la cavidad torácica.

"La imputada se dio cuenta de este hecho y con ánimo de causar la muerte de su pareja se lo clavó de nuevo con mayor impulso y profundidad", reconoce el misterio público. Esta vez le creó una herida corto-punzante que le seccionó la arteria aorta de forma incompleta. El hombre comenzó a sangrar abundantemente. "Logró por su pie llegar tambaleante hasta el baño de la vivienda e instantes después se desplomó moribundo falleciendo al sufrir un paro cardiorrespiratorio por shock hemorrágico", según el escrito de acusación del fiscal.

La mujer, que era consciente de lo que había hecho, desnudó y lavó el cadáver, tras lo cual colocó ropa limpia y se deshizo de la manchada. Trasladó el cadáver a la terraza de la vivienda y le dejó en posición sedante sobre una caja de cartón, apoyado entre la pared y la barandilla del balcón. Permaneció allí toda la noche hasta la mañana siguiente, cuando la mujer avisó al servicio de emergencias 112 a las 08.18, según el ministerio público.

El fiscal aprecia que Mercedes Jaime es autora de un delito de homicidio con la agravante de parentesco, por lo que solicita una condena de 15 años de prisión. También le exige que indemnice al hijo menor del fallecido con 123.289 euros, mientras que a sus padres y sus cuatro hermanas con 8.806 euros a cada uno, además del pago de las costas del juicio.