Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenada a cuatro años una administrativa que estafó 450.000 euros a la empresa donde trabajaba

La Audiencia de Girona sentencia a 3 años y seis meses a su marido como complice de la estafa

La Audiencia de Girona ha condenado a 4 años y 6 meses de cárcel a una vecina de Sant Joan les Fonts (Girona) acusada de haber falsificado 423 cheques y haber estafado 450.631,68 euros a la empresa para la que trabajaba, ayudada por su marido. La acusada, Núria Miralles, trabajó durante varios años de administrativa en la empresa Tints i Acabats Campos, de Les Preses, y fue juzgada a mediados del mes pasado.

La sentencia de la sección tercera de la Audiencia ha condenado a Núria Miralles y a su marido, Miguel Mancha, a 4 años y 6 meses y a 3 años y 6 meses de cárcel, respectivamente, por los delitos de estafa continuada y falsificación de documento mercantil continuada. Además, también les condena a devolver los más de 450.000 euros que se habría quedado y a pagar sendas multas de 1.800 euros, ella, y de 1.620 euros, él.

En su declaración en la vista oral celebrada el pasado 10 de noviembre, Miralles, que solo respondió a las preguntas de su letrado y al de su marido, reconoció parte de la estafa, ya que se atribuyó la falsificación de un centenar de cheques por valor de unos 150.000 euros, pero no las cantidades que le atribuían. Además, se mostró arrepentida y dijo que lo había hecho porque tenía tantas deudas que la tenían asfixiada.

En cuanto a la intervención de su marido en la estafa, la acusada aseguró que Mancha no falsificó nunca ningún cheque ni tampoco sabía que ella lo hacía. Los dos abogados de la defensa, Yago Aubanell y Pau Vila, ya han anunciado que recurrirán la sentencia