45 inmigrantes llegan a nado a las costas de Ceuta

La Guardia Civil desarrolla una operación en la frontera de Tarajal.- El nuevo intento de entrada masiva de inmigrantes vuelve a saturar el centro de atención

Unos guardias civiles ayudan a los inmigrantes llegados esta mañana a la playa ceutí de Tarajal.
Unos guardias civiles ayudan a los inmigrantes llegados esta mañana a la playa ceutí de Tarajal.J. SÁNCHEZ

Volvió a suceder. Un centenar de inmigrantes intentó esta mañana entrar desde Marruecos a la playa del Tarajal en Ceuta en una estrategia que se ha repetido ya este año y que consiste en intentar desbordar a las fuerzas de seguridad de los dos lados de la frontera. Los indocumentados corren en grupo desde el país vecino, bordean la verja española y se lanzan al agua para sortear los últimos metros. Saben que no todos logran el objetivo. Un total de 45 lo han conseguido, según la Guardia Civil. El centro de inmigrantes, que ya se encontraba por encima de su capacidad, vuelve a estar saturado.

La actuación de la Guardia Civil se ha desarrollado desde las 7.45 horas en la frontera ceutí del Tarajal. Son todos hombres y de origen subsahariano y se encuentran en buen estado según las primeras observaciones. La Cruz Roja Española ha precisado que ha curado heridas leves a tres de los inmigrantes y ha atendido a otro por hipotermia, aunque ninguno ha precisado atención hospitalaria.

Más información
La fiscalía investiga el desamparo de menores inmigrantes marroquíes en Ceuta
Ceuta pide la intervención de Camacho ante la avalancha de inmigrantes

Los indocumentados pasarán al centro de inmigrantes de la ciudad, que la pasada semana ya alojaba a 650 personas, aunque está preparado para albergar a poco más de 500. De esta forma, los 700 ocupantes de las instalaciones volverán a saturar temporalmente este dispositivo de atención, aunque se espera solucionar la situación con traslados a otros centros de la península.

La Guardia Civil acudió a la zona alertada por los agentes de la frontera del Tarajal y vio cómo los inmigrantes se lanzaban al mar con flotadores para intentar alcanzar la costa a nado. El instituto armado y la Gendarmería marroquí han actuado conjuntamente para impedir el intento de entrada en masa que se producía, aunque una cuarentena de inmigrantes ha conseguido entrar en Ceuta.

La táctica de intento de entrada masiva comenzó el pasado verano y siempre a través de la línea que divide Puerta de Ceuta, en Marruecos, y Tarajal. La última gran operación coincidió con la visita en julio de la secretaria de Estado, Ana Terrón. El Gobierno ceutí pidió entonces la intervención del ministro de Interior, Antonio Camacho.

Los inmigrantes intentan aprovechar una disminución de la vigilancia en la zona marroquí por un cambio de turno, una festividad, vacaciones o la presencia de niebla. De hecho, las fuerzas de seguridad pensaban que sería durante la Fiesta del Cordero, celebrada el pasado mes. Sin embargo, el esperado intento se ha retrasado hasta esta mañana.

La Guardia Civil también rescató en agosto a 25 inmigrantes, la mayoría subsaharianos, que se encontraban a la deriva en el mar sobre colchonetas hinchables en las inmediaciones de Ceuta. Con la operación de hoy, ya son más de 380 los sin papeles rescatados desde el inicio de julio, cuando empezó el goteo de entradas por mar en balsas y barcas inflables o cámaras neumáticas. Las fuerzas de seguridad marroquíes dejan de perseguirlos una vez que se adentran en el mar, por lo que las españolas solo pueden rescatarlos y llevarlos a la ciudad autónoma.

Rabat rechaza desde agosto de 2010 el regreso de inmigrantes tras acusar a la Guardia Civil de procurar tratos inhumanos y de abandonar a ocho subsaharianos en el pueblo vecino de Beliones en un estado crítico.

Los inmigrantes recalaron en Ceuta con los primeros destellos de sol.
Los inmigrantes recalaron en Ceuta con los primeros destellos de sol.JOAQUÍN SÁNCHEZ
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS