Memoria virtual de Valentino

Un museo en la Red hace un repaso por la obra del maestro italiano de la moda.- A la inauguración acuden el diseñador, y los actores Anne Hathaway y Hugh Jackman

Una de las salas del Museo Virtual de Valentino, donde se pueden ver las piezas de estampado animal. <a href="http://www.elpais.com/fotografia/gente/tv/sala/felina/elpepusoceps/20111205elpepuage_6/Ies/" target="_blank">Ampliar imagen</a>.
Una de las salas del Museo Virtual de Valentino, donde se pueden ver las piezas de estampado animal. <a href="http://www.elpais.com/fotografia/gente/tv/sala/felina/elpepusoceps/20111205elpepuage_6/Ies/" target="_blank">Ampliar imagen</a>.VALENTINO GARAVANI VIRTUAL MUSEUM

La conversión de Valentino en un pionero digital era una de las hipótesis más improbables que se manejaban sobre su futuro cuando se despidió de la moda en 2008. Casi cuatro años después de su último desfile en París, a los 79 años, ha presentado Valentino Garavani Virtual Museum, el primer museo online de un diseñador de moda. Disponible desde hoy, se trata de una aplicación gratuita que permite investigar los detalles de unos 300 vestidos creados a lo largo de sus más 45 años de carrera. Piezas emblemáticas como el vestido con el que se casó Jackie Onassis en 1968 o el que llevaba Julia Roberts cuando ganó un premio Oscar en 2001.

Ha sido en Nueva York donde se ha presentado el proyecto. La actriz Anne Hathaway, una de las más fieles a la casa en los últimos tiempos, ha sido la maestra de ceremonias y la directora de Vogue Italia, Franca Sozzani, se ha encargado de sintetizar la figura del diseñador. Sozzani ha estructurado su análisis alrededor de cinco puntos: su relación con la fotografía, las modelos que utilizó, las clientas y mujeres a las que vistió, las claves de estilo (rojo, estampados felinos, bordados...) y el valor de su taller de artesanía. Tanto él como su eterno socio, Giancarlo Giammetti, han respondido a las preguntas de los periodistas en una conferencia que se ha emitido online. A pesar de tanto despliegue tecnológico, Valentino ha admitido sus dificultades para comprender el universo digital. Se declara incapaz de hacer funcionar un reproductor de DVD, pero afirma que ha aprendido a valorar este nuevo lenguaje y sus posibilidades para la conservación y difusión de su legado.

Más información

"Esta industria le ha quitado mucha libertad a los diseñadores. Lo que importa hoy son los resultados de las compañías", ha reflexionado Giammetti. "Pero la tecnología puede permitir reconquistar parte de esa libertad. En la moda hoy no hay suficiente sueño. Valentino y yo somos soñadores y por eso dejamos el negocio". Tal como ha señalado el periodista Eric Wilson de The New York Times, se da la paradoja de que el interés y conocimiento de la figura de Valentino han aumentado desde su retirada. En parte, gracias al éxito del documental Valentino: el último emperador que mostraba su extravagante vida y las complejidades de su relación con Giammetti "Esa película abrió una ventana a su universo afectivo", ha reconocido Giammetti. "En EE UU, se le reconoce más por eso que por su trabajo y eso le cansa bastante. Ahora bien, si alguien esperaba que al retirarnos nos fuéramos a quedar en un banco de Central Park a alimentando a los peces, se equivocó por completo. Esto es solo el principio".

Valentino ha rechazado que este museo virtual sea la antesala de uno real, aunque ha admitido que la compañía que lleva su nombre -y que ya no es propiedad suya- está en conversaciones con el alcalde de Roma para ese propósito. "Con lo que cambian los alcaldes en Roma, no creo que nunca llegue a hacerse realidad", ha dicho con sorna. Giammetti se ha negado a especificar el coste de esta iniciativa, pero sí ha mantenido que se ha financiado exclusivamente con su dinero y el de Valentino y sin patrocinio alguno.

Giammetti y Valentino se conocieron en Roma en 1960 cuando el primero estudiaba arquitectura y el segundo trataba de mantener en pie su joven taller de costura. Fueron pareja durante un tiempo, pero después han permanecido como sólidos socios y compañeros. Giammetti, que siempre se ocupó del negocio, es el impulsor de este proyecto de preservación del archivo del diseñador. Según su relato, ha llevado dos años completar la tarea de digitalización y diseño. El estudio Kinmonth-Monfrea ha creado un espacio en 3D equivalente a un edificio de 10.000 metros cuadrados que alberga 5.000 imágenes y unos 180 vídeos.

En la conferencia, Amit Sood, creador de Google Art Project, ha subrayado que esta experiencia virtual permite profundizar más en el conocimiento de la obra de un artista ya que permite ir más allá de las piezas y conocer también su historia y biografía. Tanto Valentino como Giammetti han expresado su interés en que el Valentino Garavani Virtual Museum se convierta en una herramienta para los estudiantes. Anne Hathaway, ha calificado el acontecimiento "del nacimiento de una revolución que cambiará nuestra forma de consumir el arte". Franca Sozzani lo considera "un regalo para los que aman la moda, la fotografía y la historia".

Ejemplo de uno de los vestidos de Valentino que se pueden ver en su museo virtual, donde se aprecian detalles como la temporada de su creación y quien o quienes lo han lucido.
Ejemplo de uno de los vestidos de Valentino que se pueden ver en su museo virtual, donde se aprecian detalles como la temporada de su creación y quien o quienes lo han lucido.VALENTINO GARAVANI VIRTUAL MUSEUM
Una de las piezas de Valentino Garavani que se pueden observar en su museo virtual.
Una de las piezas de Valentino Garavani que se pueden observar en su museo virtual.VALENTINO GARAVANI VIRTUAL MUSEUM
Valentino y Giancarlo Giammetti, durante la presentación del Museo Virtual Valentino Garavani en el MoMa de Nueva York.
Valentino y Giancarlo Giammetti, durante la presentación del Museo Virtual Valentino Garavani en el MoMa de Nueva York.KENA BETANCUR (REUTERS)

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50