Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ferroatlántica, condenada por secar un embalse para producir electricidad

Inhabilitados dos directivos de la compañía de Villar Mir

Ferroatlántica ha sido condenada por causar un desastre ecológico a costa de exprimir la producción de electricidad en el río Xallas para sacarle más provecho económico. Al final no habrá juicio por dejar seco en noviembre de 2007 el embalse de A Fervenza, en la Costa da Morte, lo que provocó la muerte de al menos 15.000 peces además de otros daños ambientales. Para evitar sentarse en el banquillo, la empresa del industrial Juan Miguel Villar Mir llegó a un acuerdo con la Fiscalía de Medio Ambiente y a cambio de admitir su culpabilidad obtener una rebaja sustancial de las penas.

En una sentencia firme dictada por el juzgado de lo Penal número seis de A Coruña, Ferroatlántica, como responsable civil, y dos de sus directivos son condenados por un delito contra el medio ambiente. Al director de explotación del sistema eléctrico de la empresa, Roman Lozano, y a su consejero delegado, José Luis González-Haba, se les impone a cada uno una pena de cincos meses de prisión, una multa de 4.320 euros (24 euros diarios durante seis meses) así como una inhabilitación especial durante ocho meses para ejercer cualquier dirección de explotación de sistemas eléctricos.

Ferroatlántica y sus dos directivos, de manera solidaria, debe además indemnizar con un total de 305.954, 33 euros tanto a la Xunta (265.954 euros) como a las dos acusaciones particulares, la Federación Gallega de Pesca y el Salmo Club de Pesca Deportiva (20.000 euros cada una).