Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trias relega al exjefe de la Guardia Urbana a custodiar un edificio cultural

El alcalde de Barcelona destituyó de su cargo al responsable de la policía de la ciudad al llegar al poder

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), ha relegado al exjefe de la Guardia Urbana Xavier Vilaró a responsable de seguridad de un equipamiento cultural de la ciudad, según fuentes municipales. "Se le ha ofrecido una destinación de acuerdo con su experiencia y categoría", ha indicado una portavoz del Consistorio, sin especificar el lugar, ni dar más detalles. El exjefe de la policía local de Barcelona con la categoría de intendente mayor, ha aceptado el nuevo cargo, según esas mismas fuentes municipales. Vilaró ha declinado confirmar o desmentir este extremo.

"Es un destino normal para un exjefe de una policía local", aseguraron ayer fuentes de la Guardia Urbana, aunque otros miembros del cuerpo policial ven un trato discriminatorio hacia Vilaró, al que han retirado el chófer y la secretaria. El nuevo destino puede ser el Museo Picasso, según fuentes citadas por Europa Press.

Una de las primeras cosas que hizo Trias al llegar al gobierno municipal fue destituir a Vilaró, del que ya dijo en campaña que no era una persona de su confianza. Además, fichó a Joan Delort, que hasta el momento había sido el jefe político de los Mossos d'Esquadra, como el máximo responsable de la Guardia Urbana. Ambos mantenían un enfrentamiento manifiesto y antiguo a propósito del papel de las policías locales: Vilaró no aceptaba la supeditación a los Mossos que propugnaba Delort.