Crónica:
Crónica
Texto informativo con interpretación

La UE evitará cierres patronales por devolver las vacaciones fiscales

El lehendakari consigue un acuerdo de mínimos con el comisario de Competencia, Joaquin Almunia, para la devolución de las ayudas fiscales a empresas en los 90

Pagar van a tener que pagar, pero al menos el desembolso no va a suponer que las empresas que recibieron las denominadas ayudas fiscales en la década de los 90 se vean abocadas al cierre por tener que devolverlas. El lehendakari Patxi López ha anunciado a las diez de la mañana tras desayunar durante una hora con el vicepresidente de la Comisión Europea, y responsable de la Competencia, Joaquin Almunia, que las próximas semanas iniciarán una serie de reuniones tripartitas -Comisión, diputaciones y Gobierno vasco- encaminadas a estudiar caso por caso el de las empresas que se queden en una situación difícil después de hacer frente a las devoluciones. Las resoluciones de la UE que calificaron de ilegales las ayudas fiscales, sobre todo a través de rebajas y exenciones en el Impuesto de Sociedades, obligaban a las diputaciones ya desde el año 2.000 a recuperar esas ayudas que concedió en los 90. Pese al enfado de la Comisión Europea, que ha visto como las diputaciones ninguneaban las sucesivas decisiones de las instituciones ejecutivas y judiciales comunitarias y activaban además trampas contables para reducir el impacto de las devoluciones, su reponsable de Competencia se avino a estudiar qué tipo de líneas de crédito, avales o capital riesgo del sector público serían de aplicación para evitar complicar la ya difícil situación en la que está dejando la crisis a numerosas empresas vascas. "Nuestra preocupacion es el impacto que pueden tener esas devoluciones en la economía vasca, en las empresas y en cientos de trabajadores de Euskadi y se trata de buscar formulas para que el impacto sea el menor posible", dijo López en patio central del edificio Berlaymont, sede de la Comisión Europea.

Las comisiones estudiarán caso por caso, de manera "puntual, técnica e individualizada" a cada una de las sociedades afectadas. "Vamos a ver qué tipo de formulas, si avales, o capital riesgo que podamos utilizar desde el sector público para solucionar ese problema de las empresas vascas", dijo el lehendakari. Las dos partes convinieron en que lo mejor es que se trata de ayudas ya existentes pero tampoco descartaron la posibilidad de crear alguna línea de ayudas extraordinaria.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS