20 detenidos que se hacían pasar por policías para robar

La Guardia Civil desarticula una banda que asaltaba a viajeros extranjeros en la carretera

La Guardia Civil ha detenido a 20 personas y ha desarticulado a un grupo organizado que robaba a viajeros en las carreteras haciéndose pasar por policías, ha informado hoy el instituto armado. Los arrestados utilizaban placas falsas para dar el alto a los coches de sus víctimas con la excusa de que iban a hacer un control antidroga. El registro lo aprovechaban para llevarse el dinero y los objetos de valor que encontraban en el interior del vehículo.

A los 20 detenidos, de nacionalidad iraní, se les imputa la comisión de 50 delitos de robo con violencia e intimidación, usurpación de funciones públicas, falsedad documental y pertenencia a organización criminal.

La banda solía escoger como víctimas a ciudadanos magrebíes que se desplazaban por España para veranear en sus países de origen. Los presuntos delincuentes actuaban en las autopistas A-1 y A-4, que son las principales vías utilizadas para llegar a los puertos con destinos al norte de África. También se han denunciado asaltos en las madrileñas M-30 y M-40.

En la mayoría de los casos denunciados, los falsos policías situaban sus coches en paralelo a los de las víctimas y mostraban placas falsas de la policía. Sus objetivos primordiales eran los vehículos en los que viajaban niños y ancianos. La banda se aseguraba así que los asaltados estuvieran más preocupados en proteger a sus familiares que en reaccionar a la agresión. Durante el robo, además, los delincuentes intentaban no mostrar armas, aun simuladas, para no cometer un delito más grave, ha informado la Guardia Civil. Muchas de las víctimas creían que los asaltantes eran policías corruptos.

Los agentes de la Guardia Civil lograron localizar las viviendas que empleaba la banda, en Andalucía (Jaén) y Castilla-La Mancha (Guadalajara, Azuqueca de Henares y Villanueva de la Torre). La Guardia Civil recopiló pruebas y, finalmente, el pasado 28 de julio llevó a cabo las detenciones.

Los registros permitieron la incautación de 19 coches, varias decenas de joyas, carteras, chapas falsas de la policía, 3.120 dólares americanos (unos 2.170 euros), 630 libras (cerca de 712 euros) y 9.466 euros. Varios de los miembros de la banda, descubrió la Guardia Civil, empleaban identidades falsas, principalmente de nacionalidad pakistaní.

Imagen facilitada por la Guardia Civil que muestra las falsas placas.
Imagen facilitada por la Guardia Civil que muestra las falsas placas.GUARDIA CIVIL

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción