Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cadáver de Adonis volverá a Cuba

El juez autoriza el traslado del cuerpo del cubano que murió congelado en un avión

El Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid ha autorizado ya al Instituto Anatómico Forense el traslado a Cuba del cadáver de Adonis Guerrero Barrios, el joven cubano de 23 años hallado muerto en el tren de aterrizaje de un avión que acababa de llegar al aeropuerto de Barajas procedente de La Habana.

Según ha señalado la Plataforma Internacional Democracia para Cuba Ya, funcionarios del juzgado remitieron ya la orden el pasado miércoles al Anatómico Forense de Madrid. Fuentes jurídicas han informado de que el traslado -técnicamente no es una repatriación puesto que el joven no llegó a residir en España, murió posiblemente mucho antes de llegar por temperaturas por debajo de los 50 grados- será gestionado por la Embajada de Cuba en nombre de la familia de Adonis y se producirá en las próximas horas.

El avión de Iberia en el que viajaba el joven -vuelo 6620- llegó a edificio satélite de la terminal T-4 sobre las 13.50 del día 13 y, cuando el personal que atiende a la aeronave detectó la presencia del cadáver, avisó al Grupo de Policía Judicial de la Guardia Civil del aeropuerto de Barajas, que se ha hizo cargo de las investigaciones. La víctima fue hallada sin ropa en la parte superior del cuerpo en tren trasero de aterrizaje.

El joven falleció por congelación, según determinó el avance de la autopsia. El cadáver presentaba además síntomas de aplastamiento en la cabeza y en el tórax. Las posibilidades de sobrevivir escondido en el tren de aterrizaje de un avión en vuelo son "prácticamente nulas" debido a la falta de espacio y a las bajas temperaturas, explica el secretario del sindicato de pilotos Sepla y comandante de la flota Airbus 340 de Iberia, José María Iscar. Sin embargo, antes de Adonis se conocen dos casos de cubanos que lo intentaron y lo lograron, uno de ellos Armando Socarrás Ramírez, que aterrizó de esta forma en Madrid y logró salir con vida un 4 de junio de 1969, a los 17 años.

Durante estos nueve días que han pasado desde el hallazgo, ha permanecido en el Anatómico Forense de Madrid, donde se le practicó la autopsia. Nadie se ha acercado, ya que no tiene familia en Madrid. En un comunicado, la plataforma envía su pésame a la familia y amigos de Adonis, "otro cubano que ha sufrido la desgracia de encontrar la muerte tratando de encontrar libertad y vida digna". Desde la Plataforma alertan que el caso de Adonis se suma a otros similares y "a miles de desaparecidos en el estrecho de la Florida, que ni siquiera tienen sepultura". "Al menos esta vez sus familiares y amigos tendrán donde llevarle flores", han concluido.