Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del parto 'perfecto' al parto respetado

Del parto 'perfecto' al parto respetado

Aviso para navegantes: este post contiene detalles de cómo han sido mis dos primeros partos, lo que algunos equiparan a las batallitas de la mili en versión femenina. Porque todavía no puedo contar cómo ha sido el tercero, para el que faltan dos meses. Solo mi deseo de que no sea igual, aunque muchos -yo misma incluida durante algún tiempo- dirían que los anteriores fueron perfectos y envidiables.

En los dos casos, rompí aguas en casa antes de tener contracciones. Con David, desde ese momento hasta que di a luz, pasaron solo nueve horas, un parto bastante rápido para ser el primero. Con Natalia, ni cinco horas (si me descuido, la tercera va a nacer en el ascensor). No tuve mucho dolor, ya que al poco tiempo de ingresar en el hospital, me pusieron la epidural. Los dos fueron partos vaginales, los niños nacieron sanos, me recuperé bastante bien... ¿Entonces, por qué quiero que el siguiente sea distinto? ¿Por qué pretendo usar métodos alternativos a la epidural para controlar el dolor, y voy a cambiar de ginecólogo y de hospital?

Simplemente, porque en los dos partos anteriores, me sentí, en vez de como una mujer en un momento muy importante de su vida, como un cordero, al que traen y llevan y con el que hacen lo que quieren. Llegué, me ingresaron, una persona que solo dijo que era la matrona me hizo un tacto vaginal (no pido que me inviten a salir o me regalen flores primero, pero creo que algunos profesionales no son conscientes de que lo menos es presentarse, con nombre y apellidos, a una mujer a la que vas a meter la mano hasta el fondo); sin explicarme nada, ni preguntarme nada, me tumbaron, me ataron para monitorizar el ritmo cardíaco del feto, me pusieron una vía y me enchufaron oxitocina sintética (hormona para acelerar las contracciones y el parto). Pedí la epidural (durante el embarazo, tampoco me explicaron otras alternativas, ni las ventajas ni riesgos). No me dieron opción de beber o comer algo. Lo único de lo que me libré fue del rasurado y del enema, que por alguna razón, por suerte, ya no estaban incluidos en el protocolo del hospital.

En el paritorio, recuerdo poca cosa. Tumbada en la camilla-potro, con mucha luz en la cara, e instrucciones de cuándo tenía que empujar, porque yo no sentía nada. En algún momento, después de un rato que se me hizo muy largo, rodeada de desconocidos con mascarilla, dejaron pasar a Eduardo. En los dos partos me atendieron ginecólogas, pero tampoco se presentaron. Me hicieron episiotomía las dos veces, sin decirme nada tampoco (por suerte, no lo noté por la epidural). Se llevaron a los bebés a pesar, a hacerles el test de Apgar y a la profilaxis típica antes de ponérmelos encima.

FAME Pero cuando amigos y conocidos te preguntan qué tal fue, no cuentas eso. "Muy bien, fue muy rápido. El bebé está estupendo", es lo normal, y más cuando oyes otras historias (20 horas de parto para acabar en cesárea, fórceps, etc). Sin embargo, te queda ese resquemorporque te has perdido una parte muy importante de tu vida, porque ha pasado y no te has enterado muy bien de cómo ha sido.

Con ese resquemor, y ya embarazada por tercera vez, llegó a mis manos el libro Los secretos de un parto feliz (Ed. Grijalbo), de Marta Espar. Esta periodista no es ninguna hippy radical. No habla de irte a parir sola a la montaña, ni reniega de todos los avances médicos que han contribuido a reducir las muertes perinatales en las últimas décadas, ni aboga por parir con dolor como dice la condena bíblica.

Ha escrito un libro muy documentado, que incluye medio centenar de entrevistas, con madres, pero también con algunos de los ginecólogos, matronas, políticos, gestores y miembros de asociaciones, como El Parto es Nuestro, que en los últimos años están cambiando el panorama de la atención al parto hacia las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, basándose en las últimas evidencias científicas. Unas recomendaciones que han hecho suyas el Ministerio de Sanidad, las comunidades autónomas y las sociedades médicas, al consensuar a finales de 2007 la Estrategia de Atención al Parto Normal, y que sin embargo, se cumplen aún en pocos hospitales y maternidades españolas.

En resumen, explica Espar, "el parto es un hecho fisiológico, y solo hay que intervenir cuando es necesario", es decir, cuando hay complicaciones clínicas. En un parto normal, el 80% de los casos, hay multitud de procedimientos que muchas sufrimos que no sólo no están justificados ni aconsejados, sino que en el mejor de los casos producen incomodidad y en el peor, aumentan el riesgo para la madre o el bebé.Prácticas rutinarias que además se realizan sin informar a la parturienta de lacausa o pedir autorización, y que normalmente las mujeres no cuestionamos porque creemos que si lo hacen los profesionales, será porque es lo mejor. El problema es cuando, como en mi caso, descubres que no es así.

FAME Entre estas prácticas, estánel rasurado, el enema o el ayuno total;la administración de oxitocina artificial sin esperar a la progresión natural del parto -provoca contracciones más dolorosas y rápidas que las naturales, lo que aumenta la demanda de analgesia epidural-; obligar a la mujer a permanecer tumbada boca arriba durante la dilatación y el parto, cuando está demostrado quesi la mujer puede caminar y cambiar de posición, soporta mucho mejor el dolor de las contracciones y el parto es más rápido;o la episiotomía, un corte en el periné, en teoría para evitar desgarros, pero que aparte de los incómodos puntos, pueden provocar disfunción sexual, incontinencia urinaria y fecaly otras lesiones. En España también se practican muchas más cesáreas de las recomendadas por la OMS (un máximo de un 15%), y aún existe la creencia de que son más seguras que un parto vaginal, cuando se trata de una operación de cirugía mayor que "aplicada en mujeres sanas con partos de bajo riesgo, puede provocar efectos secundarios y complicaciones graves", explica Espar.

Para esta periodista y colaboradora de EL PAÍS, se trata de una "cuestión de balance". "¿Qué prefieres, algo de dolor durante el parto o el riesgo de pasar tres semanas sin poder andar o con un flotador porque tienes una raja impresionante, o incontinencia?" "Si no quieres aguantar el dolor no lo hagas, pero que sepas que si lo haces, tienes beneficios". El problema es que muchas veces, ni le ofrecen a la mujer alternativas al dolor ni le explican los riesgos de la analgesia epidural (está asociada a un periodo expulsivo más largo y a un mayor riesgo de que el parto sea intrumentalizado; a altas dosis puede causar problemas respiratorios en el bebé a corto plazo y somnolencia) de forma clara para que pueda decidir libremente.

FAME No se trata de aguantar el dolor a pelo, sino de ir "de menos a más", dice Espar: al principio de la dilatación, muchas mujeres encuentran las contracciones soportables si las dejan moverse libremente, adoptar la postura que quieran, con el apoyo de la persona que elijan. También alivian mucho las duchas y baños con agua caliente. Luego se puede pasar a otras técnicas de menor riesgo, como el óxido nitroso. Y también se podría aplicar la epidural a dosis más bajas, de forma que permita a la mujer moverse, como se hace en algunos hospitales. El problema es que procedimientos de rutina como los antes descritos (monitorización continua con la mujer tumbada y oxitocina sinténtica) provocan un efecto dominó, ya que el dolor de las contracciones durante la dilatación es mucho más fuerte.

Esparrecomienda que la embarazada se informe, que lea, ya que "aún no hay garantías de que en todos los hospitales y ambulatorios vayan a facilitar la información adecuada". Por ejemplo, hay mucha información en la página de El Parto es Nuestro. También la estrategia de atención al parto y la Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal (con una versión para embarazadas, acompañantes y familiares) están publicadas en la web de la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) y en la del Ministerio de Sanidad, donde aparecen ejemplos de hospitales con buenas prácticas. "Lo interesante es que una menor tasa de cesáreas o episiotomías en estos centros no tiene correlación con que atiendan más mujeres con embarazos de riesgo", es decir, que "no depende de cómo sea la mujer, sino del estilo de trabajo de los profesionales". La propia Espar ha vivido dos partos medicalizados, y el tercero, muy reciente, "respetado gracias a lo que aprendí para escribir el libro".

FAME Entrevisto a Marina Jaime, matrona y supervisora del área de Obstetricia del hospital público Puerta de Hierro (Majadahonda, Madrid), uno de los que considero para mi tercer parto, después de que mi ginecóloga del hospital privado de Madrid donde di a luz las dos veces anteriores a ciegas, sin informarme sobre este tema y confiando en los médicos, me confirme que hay cero posibilidades de un parto más respetado, pues essu sistema de trabajo y tampoco lo permite la infraestructura del centro. Desde luego, lo que me cuenta Jaime suena muy diferente a lo vivido hastaahora. Me explica que en partos de bajo riesgo la dilatación y la asistencia al nacimiento están controlados por la matrona (es uno de los puntos en los que se basa la Estrategia).

"Cuando la mujer ingresa, la matrona le pregunta qué desea, qué le gustaría, y si algo no es posible, le explicamos por qué". Después, facilitamos el acompañamiento por la persona que la mujer elija y la deambulación, ofrecemos alternativas para paliar el dolor, cuando nace el bebé, seprocura el contacto piel con piel con la madre". El hospital, cuya área obstétrica se inauguró en 2008, cuenta con pelotas, óxido nitroso, sillas de parto vertical, lianas, telemetría para pasear mientras se dilata...

"La matrona es la interlocutora. Según lo que desea la mujer, se le va explicando, aconsejando, siempre en función de sus demandas que pueden cambiar durante el parto", añade Jaime. "Por ejemplo, si el parto va lento, o tolera el dolor peor delo que creía, a lo mejor pide la epidural cuando al principio no la quería". En fin, "se intentarespetar lo que quiere y cumplirlo, de forma que si no lo ha tenido, siente que se le ha explicado por qué, y no generaun sentimiento de frustración".

FAME Este hospital acaba de obtener la acreditación de la IHAN (Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia), de Unicef, para lo cualdebe cumplir unos requisitos no solo para el fomento de la lactancia materna, sino también en cuanto a una atención respetuosa durante el parto. En 2010 atendió 2.966 partos, con una tasa decesáreas del 20% (entre el 15% recomendado por la OMS y el 25% de media en España) y del 17% enpartos instrumentales. Entre mayo de 2009 y mayo de 2010 (últimos datos disponibles) la tasa de episiotomías fue del 19%, "aunque ahora es claramente menor", dice Jaime. Sin embargo, aún sin cifras en la mano, la matrona reconoce que es difícil reducir la cifra de epidurales, pese a ofrecer alternativas para el manejo del dolor, y explicarlas en la preparación al parto y en la charla de preacogida a las futuras madres. "Dudo que llegen al 10% las mujeres que dan a luz sin epidural, y algunas de ellas no es porque no quieran, sino porque ya llegan muy dilatadas", dice.

"Durante muchos años, la manera de tratar a las mujeres en el parto ha generado mucho miedo, por el poco apoyo de los profesionales, no porqueno quisieran, sinomás bienporque la masificaciónde los hospitales obligaba a partos muy intervenidos, que se aceleraban porque había que atender a más mujeres detrás",opina. "Esto hace que el dolor sea muy difícil de soportar, hemos hecho creer a la mujer que elparto es una situación horrible, y ahorahay que deshacer la creencia de que sin epidural es horroroso".

FAME Sorprendentemente, hasido fácil y rápidopedir cita con el especialista en el Puerta de Hierro, mediante el sistema de libre elección de médicoimplantada en la Comunidad de Madrid. Si no, hubiera seguido con mis consultas por lo privado y el día del parto me habría ido a este hospital por Urgencias. Pero como el procedimiento para cambiar de centro depende de cada comunidad, Espar aconseja ircon el plan de parto (un documento con las preferencias de la mujer) al hospital elegido y solicitar el traslado, explicandopor escrito los motivos. "Hay hospitales que reciben muchas mujeres de su entorno, insatisfechas con partos anteriores. Funciona mucho el boca a boca", dicela periodista, que pone como ejemplo cómo muchas embarazadas de Murcia acuden al hospital La Plana, en Castellón.

Francisca Fernández, abogada y asesora jurídica de El Parto es Nuestro, insiste en que las mujeres "busquen información y que sepan que tienen derecho a negarse a cualquier intervención que no deseen", sea en el hospital que sea, según la Ley de Autonomía del Paciente, lo que incluye, por ejemplo, la aplicación de oxitocina o la episiotomía.

No sé cómo saldrá, si acabaré pidiendo la epidural a gritos a la segunda contracción, pero por lo menos, espero que tener una atención respetuosa y en la que sienta que puedo participar en un proceso tan importante. El desenlace, en un par de meses.

NOTA: Las imágenes que ilustran esta entrada son posturas recomendadas para la dilatación y el expulsivo de la Iniciativa Parto Normal de la FAME.

Mientras me documentaba para este texto, coincidió la celebración anual de la Semana Mundial del Parto Respetado, que ha tenido lugar del 15 al 22 de mayo, por lo que en días pasados posiblemente hayáis visto más información sobre el tema.

ACTUALIZACIÓN: El 22 de julio dí a luz a Elisa. Aquí cuento cómo fue.

Comentarios

Tienes razón en que es una de las experiencias más bonitas que puede tener una mujer. Sin embargo plantearlo como tú lo haces es algo que se puede permitir alguien que ha tenido partos como los tuyos o no los ha tenido. Hay muchisimas mujeres que creyeron morir durantes sus partos y no pueden (ni quieren) oir hablar de esto. Sin embargo, todo lo que sea tener diferentes opciones es positivo y si a ti te va bien maravilloso.¿Y que hago con mi hij@? ¿Cuantas veces te has hecho esta pregunta?Por eso hemos creado este blog, para ayudarte en el complicado proceso de educación de los hijos. Puedes tanto leer los artículos, como hacer preguntas y compartir opiniones con otros padres.http://yquehagoconmihijo.blogspot.com/
Gracias por este post. El parto de mi hija hace 3 años fue de los de 20 hrs y acabó en cesárea. Pedí epidural, que me pusieron en 3 ocasiones, y estoy convencida de que ralentizó todo, incluída mi recuperación. En su día presenté plan de parto, pero me faltaba información completa para haberlo hecho bien, yo también me quedé con ganas de más explicaciones y de otro trato. En estos 3 años han mejorado mucho las condiciones de mi hospital (público) en cuanto al parto respetado y ojalá pueda en un futuro disfrutar de uno de ellos.
Muchas gracias por publicar esta entrada. Estoy a una semana de empezar mi 6º mes de embarazo y ahora mismo voy a consultar toda la información que nos has presentado. Gracias por tomarte la molestia.
@educando: No lo has entendido. Lo que ella dice no es que quiera hacerlo sin epidural, sin oxitocina y sin episiotomía. Lo que pide es que si le tienen que aplicar esos tratamientos, le expliquen antes por qué y no sea simplemente "por que todas se lo hacemos". Simplemente que no te traten como a una mercancia en una cadena de montaje.A mi mujer le tuvieron que hacer las tres cosas que he mencionado, pero antes de hacerlo nos dieron la opción de elegir, nos explicaron por qué y elegimos libremente y con información en la mano.Lo que pide no es parir en su casa del pueblo solo con una matrona y a 45 min. del hospital más próximo, como he visto hacer, si no simplemente que te traten como una persona durante el parto, y no como una mercancía.Y dado que he tenido la fortuna de "participar", aunque sea al lado, en el proceso cuando se hace como ella pide, no puedo más que apoyarla.
Cecilia, me ha encantado tu reportaje y, sobre todo, tu reflexión sobre los partos y sobre cómo hablamos de ellos a los demás. Todavía no está socialmente aceptado que aunque tu niño haya nacido sano, estés triste por el tipo de bienvenida que le has dado al mundo (separación desde el minuto cero para rutinas que pueden esperar) y el modo en que te han tratado.El tema de la epidural es espinoso, porque cuando no hay alternativas ni apoyo y los propios profesionales no "confían" en la capacidad femenina de parir, pues es fácil pedirla incluso aunque hayas leído y lo tengas claro.Me ha encantado tu trabajo, profundo y documentado y con las dosis de primera persona que permiten los blogs y que son imprescindibles para dotar de una dimensión diferente a lo que de otro modo sería un artículo más sobre lo que debería ser la atención al parto normal.Para terminar, recordar que este tema también viene al caso porque el día 7 de junio se celebra el día mundial de los derechos del nacimiento.http://maternidaddiferente.blogspot.com/2011/05/dia-mundial-de-los-derechos-del.html¡Qué disfrutes de tu próximo parto!
Tampoco quiero contar muchas batallitas. Mi primera hija nacio en Sydney (Australia) en 1998. Alli la medicina pre y postnatal es absolutamente diferente a aqui, y muchas de las cosas que comentas nos parecieron alli lo mas natural. Sin entrar en muchos detalles: estuvimos en casa, con mi mujer dandose duchas de agua templada, y paseandose de pie o conmigo haciendole masajes en la espalda hasta que la fase de contracciones estaba ya bien avanzada. Una vez en el hospital (con comadronas que se presentaban) la metieron en una banyera de agua templada con una bombona de oxido nitroso (gas de la risa) de la que respiraba cada vez que le venia una contraccion fuerte. Cuando dilato lo suficiente la pasaron a una cama, en la que le sugirieron algunas posiciones que le podian resultar comodas. No hubo epidural (alli es una cosa rara, solo te la ponen si la pides con anticipacion y ademas tienes que justificar por que la quieres), no hubo episiotomia. El parto fue relativamente largo pero sin problemas, y en cuanto la ninya nacio se la dieron inmediatamente para que intentara darle el pecho. Una hora despues del parto mi mujer se levanto para darse una ducha y relajarse, y practicamente no tuvo mas molestias significativas desde entonces. La segunda nacio en Italia, y la experiencia fue similar (sin oxido nitroso!). Mi mujer se horroriza cada vez que oye las historias habituales de nuestras amigas en Espanya, y tiene muy claro que prefiere no dar a luz por aqui...
Estoy en mi primer embarazo, de 5 meses, y lo poco que sé es que cambiar de hospital en mi caso es mínimo moverse unos 40 km. A quién se le puede preguntar para que te expliquen el protocolo que sigue tu hospital, la matrona, el tocólogo? Se puede exigir algún cambio dentro del protocolo? El artículo me ha parecido muy interesante, sobre todo evitando esta fiebre de partos naturales extraños que a mí realmente me asustan!
Tomé la misma decisión que tú para el nacimiento de mi tercer hijo, y es lo mejor que me ha pasado. Después de dos partos "fenomenales" calcados a los tuyos, decidí que yo también tenía algo que decir, y el parto del tercero fue lo que yo siempre había querido. Yo decidí la postura, yo decidí que no quería anestesia, no hubo rasurado, ni enema, ni episiotomia, mi marido cortó el cordón y me pusieron el niño al pecho inmediatamente, y al día siguiente me fuí a mi casa con mis niños feliz....El problema son los hospitales (no todos tienen protocolos humanizados), y el miedo que nos han metido en el cuerpo de que el dolor no se puede soportar.....Espero que te vaya muy bien y de verdad aunque no sea una horita (en mi caso 40 minutos) seguro que te pasa volando....Saludos
Yo no voy a por el tercero: dos partos y postpartos terribles y un trabajo nada "friendly" con la "family". Al primer parto iba creo que bien informada y aún así: rasurado, enema, oxitocina, epidural y cesárea... 8 años después todavía me acuerdo de la cara del bestia que me hizo el primer "tacto". Con el segundo, un año más tarde me enteré de que a la ginecóloga que me atendió en este pueblo la llaman "la Cuchillas". Las secuelas de la episiotomía que me hizo me duraron más de un año. Bravo por ti, Cecilia, que vas a por el tercero con las cosas tan claras. Ojalá que salga todo bien y que te permitan disfrutarlo.Y ojalá que llegue el día en que todas estas batallitas sean historias de abuelas, que a las nuevas generaciones de mujeres se les permita otro modo de afrontar el parto.
Hola. Estoy totalmente de acuerdo con esta entrada del blog. Mi experiencia fue muy buena y la recomiendo a todo el mundo. El parto dolió, claro, pero si os digo la verdad hoy soy incapaz de recordar ese dolor. Yo dí a luz hace casi un año a mi hija en el Hospital Virgen del Rocio de Sevilla. Tras un embarazo perfecto, seguí todas las indicaciones que mi matrona (de la seguridad social) me había dado para tolerar el dolor de las contracciones. Y la verdad es que funcionó, sobre todo porque me permitió estar tranquila y controlando la situación. Cuando llegamos al hospital mi marido pudo estar conmigo casi todo el tiempo. Allí expresé mi interés por no usar la epidural, ya que me sentía bastante fuerte como para aguantar todo el parto, y también pedí que no me pusieran ninguna vía. También me permitieron beber agua y aquarius para estar hidratada, y cada persona que me atendía me explicaba qué iba a hacer (por supuesto se presentaban previamente) y me daban mucho ánimo. Lo único que no pude hacer es dar a luz de pie, porque lo pedí tarde - una vez que estaba en el potro - y la niña ya venía con prisas. Por último, me tuvieron que hacer la episotomía, aunque se estuvo intentando evitarlo durante bastante tiempo, pero me avisaron antes y la verdad es que casi ni la noté. Lo mejor de esta experiencia es que pude ayudar durante todo en el parto lo que facilitó que todo fue muy bien, por supuesto que la niña no sufrió nada y nació sanísima, y también, porque no decirlo, que yo me sentí la mujer más fuerte del mundo. En cuanto nació me la dieron y pude darle el pecho, y por supuesto desde ese momento no la perdí de vista ni un instante, ya que todas las pruebas se las hicieron delante de mi. La recuperación fue magnífica, hasta tal punto que creo que me podía haber ido a casa ese mismo día. Por todo esto, animo a todas las futuras madres a que tengan, en la medida de lo posible, un parto natural. Se van a alegrar como lo hice yo.
Pues el mío nació con epidural. yo pedí que en vez de ponermela cuando quisieron la retrasaran 2 horas para que no ralentizara el parto. El niño nació por parto vaginal y no me lo dieron enseguida porque traía una vuelta de cordón y se lo llevaron para ver que venía sano y a las 3 horas ya estaba yo dando vueltas por el pasillo. Pal próximo repetire igual no concibo el tener dolor cuando se puede evitar
Yo dí a luz en el 12 de octubre de madrid con un protocolo desde mi punto de vista "perfecto" intimidad y tranquilidad mientras todo va normal y ante los signos de peligro para madre o feto todos los profesionales necesarios y la intervención precisa para evitar complicaciones. Un respeto hacia la lactancia materna y sus necesidades que ya le gustaría a alguna matrona de centro de salud y un trato personal (salvo la excepción de una profesional) que me emociona aún al recordarlo. Para el segundo repito hospi.
He tenido dos partos y los dos han sido horrorosos. Ambos fueron inducidos con oxitocina intravenosa, en ambas ocasiones se me nego la epidural sin darme explicacion alguna. Se me trato fatal, las matronas me regañaban si gritaba de dolor y pedia ayuda. Mi marido acabo literalmente llorando tras el segundo parto por la impotencia de ver mi agonia y que nadie hacia nada. Cuando mi segundo hijo no salia porque yo estaba ya exhausta y no podia empujar mas, las matronas me gritaban diciendo "empuja! es que no sabes hacer nada! te quieres tirar aqui todo el dia?". Al final llamaron a un ginecologo que literalmente se echo encima de mi barriga y obligo a mi hijo a salir a presion. El resultado: desgarro vaginal y anal que le llevo 50 minutos coser. Me pase un mes sin poder ni ponerme de pie.Mi cuñada, que es matrona en Reino Unido, me explico que todo lo que hicieron conmigo es inhumano. Por protocolo la oxitocina debe ir acompanada de anestesia epidural porque se sabe que las contracciones que provoca son unos de los dolores mas fuertes que puede soportar el ser humano. Ademas, empujar en la barriga para que salga el bebe esta prohibido en media Europa, al parecer asi es como se asisten los partos de animales como vacas y caballos...Ahora estoy embarazada de 7 semanas de mi tercer hijo y desde que me entere, tengo pesadillas cada noche pensando en el parto. No tengo otra eleccion que volver al mismo hospital de la Seguridad Social (donde vivo solo hay uno) y tiemblo pensando en volver a pasar por lo mismo otra vez. Que hago? Ya siento la impotencia y el miedo.
cecilia siempre encuentro tus posts muy sensatos y este esta muy bien documentado. gracias. de todas maneras, y no va solo por ti, por favor de dejar de hablar de humanizar el parto, me parece un concepto horrible! yo tuve a mi bebe por cesarea, y por tanto con epidural... rompi aguas en casa, pero no dilate lo suficiente y tras 12 horas empezo a haber sufrimiento fetal, asi que mi ginecologo decidio que habia que ir a quirofano... en tan solo cinco minutos tenia a mi bebe conmigo y os prometo que nunca, nunca, nunca me he sentido tan "humana" y tan orgullosa... si, es cierto que yo no se lo que es dolor de parto, y no tuve oportunidad de empujar, pero para mi, mi parto fue casi-perfecto. porque mi hijo nacio en perfecto estado, y el casi se lo pongo porque desafortunadamente mi marido no pudo estar conmigo en ese preciso momento. en menos de tres horas le estaba dando el pecho a mi hijo, en menos de doce horas estaba caminando y en menos de tres dias estaba en casa, sin mayores complicaciones!!!
Hola Celia, por distintas razones conozco bastante bien la situación de la que hablas y me gustaría aportar algunas cosas. Los profesionales sanitarios lo que quieren es que la gestante se encuentre en la mejor situación posible de comodidad y de trato, que se desarrolle el parto de la forma más fisiológica posible y sobretodo que tras el parto tanto el recién nacido como la madre se encuentren bien y no hayan tenido ninguna complicación que pueden ser muchas y muy complejas de resolver.Comentas que te sentiste “como un cordero al que traen y llevan y con el que hacen lo que quieren”. Desconozco en que hospital fue eso pero los protocolos de los hospitales son estrictos y habitualmente a todas las mujeres se les da el mismo trato, lo que es fundamental para intentar minimizar los problemas durante el parto. Estos protocolos se deberían de ajustar al desarrollado por el Ministerio de Sanidad “Estrategia para la atención al parto normal”, conseguido con el consenso de muchos profesionales. Es verdad que el profesional, ya sea la matrona o el ginecólogo, deben presentarse y tener su tarjeta identificativa a la vista, y tú tienes todo el derecho a preguntar quién es esa persona en el caso de que se tenga alguna duda.En cuanto a la epidural comentas que no te explicaron las ventajas ni los riesgos. No sé, pero no conozco ningún hospital donde no se entregue previamente un consentimiento informado donde se dan esas explicaciones, es raro. En cuanto a las alternativas, la verdad que farmacológicas pues no hay mucho más, se pueden administrar mórficos aunque no son tan seguros para el feto. Y si hay medidas físicas como se comenta en esta página o también existe la posibilidad de disminuir la dosis de la analgesia en la epidural, aunque la mayoría de las veces son las madres las que exigen que se les quite el dolor completamente.Tanto el rasurado y el enema son prácticas que en la mayoría de los hospitales ya no se deberían realizar y desde luego intentar actuar lo mínimo posible en el desarrollo fisiológico del parto, pero siempre dentro de unos controles mínimos para intentar disminuir lo máximo posible las complicaciones que puedan surgir.Muy pocos hospitales tienen tasas de cesáreas del 15%, simplemente porque es difícil llegar a esa cifra porque empeorarían los resultados perinatales. Y hay países que en teoría son más avanzados que España que tienen unas tasas muy superiores.Y si es verdad que en algunos hospitales habría que “humanizar” más el parto, pero estoy seguro de que es un proceso que se está intentando mejorar por los profesionales sanitarios día a día y queda aun camino por recorrer.Me alegro que todo fuese bien ya que puede haber complicaciones muy serias durante el parto y gracias a los protocolos de muchos hospitales que se han ido mejorando poco a poco durante todos estos últimos años se han salvado muchas vidas y se ha mejorado la atención a la gestante. Un saludo
al igual que un comentario anterior, yo parí a mi primera hija en el 12 de Octubre hace casi 4 años, y desde entonces han mejorado las cosas (creo que dejan comer algo ligero y beber), así que seguro que dentro de 3 meses vuelven a verme por ahí. Para empezar, yo rompí aguas en el propio hospital, así que ya no salí de ahí. Rompí aguas a las 3 de la tarde y no me dieron ningún tipo de medicación hasta las 8 de la mañana del día siguiente, así que estuve por la noche esperando a ver si se iniciaban las contracciones por sí mismas. Una vez pasadas tantas horas tuvieron que ponerme oxitocina, porque no había dilatado apenas, y me recomendaron ponerme la epidural porque la oxitocina acelera mucho las contracciones y dicen que al final todas la piden a gritos. El caso es que me pusieron la epidural flojita, con lo que en todo momento sentí las contracciones y era consciente de cuando tenía que empujar. El anestesista me ofreció subir la dosis, y le dije que no hacía falta, porque el dolor era totalmente soportable y así podía sentirlo todo (esto vino muy bien, porque en el paritorio se soltó el cablecito y era yo la que decía a los doctores cuando iba a empujar porque venía la contracción). Lo peor fue que no me dejaron a la peque nada más nacer, porque vino con doble vuelta y se la llevaron un rato para comprobar que estaba bien.
Una matrona fabulosa, en un centro de la Seguridad Social, al lado de casa, sin haber presentado plan de parto y sin solicitarlo. Adopté las posturas que me apetecieron, me ayudó en todo, y elegí epidural: no sé si ralentizó el parto (en anterior lo había tenido por cesárea, y ni se planteó hacerme otra) pero por la ausencia de dolor pude estar atenta a cada detalle del nacimiento de mi hijo. Sin episiotomía, ni rasurado, ni enema... porque "esas cosas ya no se hacen", dijo. Y otra cosa, allí se presentó hasta la camillera, seis años después me acuerdo de todas ellas (Sonia la comadrona, Loli la auxiliar, Marian la que me llevó en camilla y la ginecóloga de guardia, Verónica). Gracias a personas como ellas, que hacen la vida más fácil.
El post me parece muy adecuado porque pone las cosas en su sitio: cada una que haga lo que quiera con si parto, pero sin perder de vista que el protagonista absoluto del parto no es la madre, sino el hijo. En el norte de Europa empieza a haber una tendencia muy preocupante a dar a luz en casa, y no puedo entender cómo la gente puede ser tan sumamente irresponsable. Las cosas en los hospitales pueden ser más humanas, incluso en circunstancias extremas: yo dí a luz en un macro hospital del tamaño de una ciudad, porque sabía desde el quinto mes de embarazo que mi hijo tenía una cardiopatía muy grave y precisaría una intervención inmediatamente tras su nacimiento. Por esto, me provocaron el parto, pero mi marido estuvo todo el tiempo a mi lado, en cuanto el niño nació me lo pusieron en los brazos (y eso que era un niño que objetivamente tenía un gravísimo problema, nació que parecía el pobre enteramente un pitufo), mientras lo examinaban en la sala de al lado, había una persona encargada de exclusivamente, ir de una habitación a otra para decirme cómo estaba el niño, y me lo trajeron dos veces más con su oxígeno antes de llevárselo, su padre pudo bajar con él hasta la sala de operaciones, a pesar de que el niño tenía el cordón alrededor del hombro y le costó salir, gracias a la matrona evitamos el froceps y la cesárea (que el gine empezaba a ponerse nervioso...), tuve la epidural pero a baja dosis, lo sentía todo (menos el dolor) y puede ponerme de pie a los 20 minutos de dar a luz, y desde esa misma noche estuve todos los días en cuidados intensivos con mi hijo. Durante mi embarazo pensé poco en el parto, pero pensando ahora en la experiencia, me alegro de que, incluso cuando a mi me daba igual todo, las cosas se hiciesen bien.
Soy brasileña y tengo clarísimo que si tengo un segundo hijo no nacerá en España. Hugo nació noviembre pasado despues de 33 horas de se romper la bolsa. Me aplicaran la oxitocina, eperidural y, como no dilataba, decidieron hacer un parto natural "con ayuda". Eso significó el uso del fórceps, de ventosas, episotomia y, como si no bastara, de un médico gigante saltando sobre mi barriga, manobra proibida en muchos paises. Resultado, mi hijo lo tubieron que reanimar (los minutos más largos de mi vida), estaba lleno de hematomas y yo con dolores horribles, con incontinencia urinaria por una semana, una recuperacion lentísima. NO me puedo creer que ese sea o mejor modo de un bebe llegar al mundo.
Cecilia, siento tener que contrariarte pero los tuyos no han sido partos perfectos. El parto perfecto es el natural. Sí, sí, el que duele. Es aquél en el que el niño se entera de que está naciendo y la madre también. El parto natural hay que currárselo desde el princiio. Esto es, estar activa durante todo el embarazo: hacer ejercicio físico, mucho estiramiento de piernas y ligamentos pélvicos, poco sofá y mucha tranquilidad. Lo ideal sería no trabajar fuera de casa y hacer las cosas a tu ritmo. Yo parí de forma natural (también rompí aguas en casa, antes de comenzar con las contracciones, y el trabajo de parto, ya sabes, desde que tienes dos centímetros de dilatación hasta que has expulsado la placenta, duró unas diez horas) y en una casa de partos (llevé mi música, mis amuletos, lectura, la ropa que quise, etc. Como en casa. Y parí como me apetecía: probé en cuclillas, sentada en el wc, colgada de la cuerda, etc.). Ahora bien, me preparé para ello durante todo el embarazo. Por cierto, los profesionales de la salud mental dicen que los niños nacidos por cesárea tienen tendencia a la depresión, no son tan luchadores como los nacidos de forma natural. ¡Algo hará el parto natural! Desde luego, mientras pueda prefiero parir como se ha parido siempre: empujando y sufriendo. Por mi hijo y por mí. Además, el dolor del parto se olvida enseguida. Pero así soy yo: suelto esto de la misma forma que espeto que nunca tendría un hijo por inseminación artificial. Si no pudiera tener hijos de forma natural, no los tendría y tan feliz. Eso sí, no me molesta ni lo más mínimo que otras los tenga de esta manera. Es algo que no me cuestiono. Simplemente no lo quiero para mí.
Muchas gracias por este post. De verdad. Gracias.
Mi único parto fue maravilloso. Y lo recuerdo así. Fue en un hospital público. Empezó igual que tus dos primeros partos, nada más entrar me preguntaron como quería que fuera el parto y yo pedí que fuera lo más "natural" posible, (rechacé la epidural). Por eso, palabras textuales, me pusuieron con la "matrona más hippy". Solo recuerdo su nombre, Saray. Fue increible. Entré con dilatación 3,5 a las 3 de la tarde y a las 7 ya había nacido mi hijo. Sé que esto no es muy normal, pero en mi familia somos "rápidas".En la sala de dilatación me dejaron caminar, moverme libremente y darme una ducha caliente. Tuve que estar tumbada un par de veces, para ver la evolución de las contracciones y para monitonizar las pulsaciones de mi hijo. Sobre las 6 entré en el aparitorio. Una sala con luz indirecta, y acojedora, sólo faltaba música para no oir los gritos de una parturienta cercana... Di a luz de pie, agarrada a mi marido con la camilla entre nosotros. Fue maravilloso.Con esto quiero decir que partos naturales son posibles, sólo hay que ir decido que así sean. Si no hubiera tenido las ideas tan claras me hubieran puesto la epidural, si no hubiera solicitado caminar, no me habrían indicado que podía hacerlo, si no hubiera pedido dar a luz de pie no me lo habrían ofrecido... Vamos, creo que es muy importante la labor de las matronas durante la praparación al parto para informar de que otro tipo de partos son posibles. Sólo siento una cosa, me había dicho que podría donar el cordón umbilical, pero ese día con los nervios, se me olvidó solicitarlo. Creo que deberían tener un protocolo y al mismo tiempo que te preguntan tus datos, indicar que existe esta posibilidad.Mucha suerte, partos como el mío son posibles y maravillos. Cómo dicen en Canarias "que sea una horita corta"
Tuve a mis dos hijos de parto natural, respetado... en un hospital. El segundo incluso pudo nacer dentro del agua! Fueron dos partos largos y durillos, pero no cambiaría por nada del mundo la sensación maravillosa de ser tu quien traes a tu hija y a tu hijo al mundo. Simplemente se trata de aceptar el proceso como natural. No pensar que hay "dolor" de parto sinó "trabajo" de parto y avanzar, avanzar... ¡es una experiencia preciosa! Te deseo un parto muy feliz!!!
Buenos días.En primer lugar querría destacar una idea que puede pasar desapercibida después de leer el post: CONOCIMIENTO. Las mujeres tienen que leer, tienen que escuchar, que preguntar y sobre todo SABER a que se van a enfrentar y que herramientas tienen para sentirse protegidas por ellas mismas en el embarazo y el parto. En la mayoría de los casos, es posible disfrutar desde el primer momento y en el momento del parto. El parto es doloroso, pero POR QUÉ? hay razones fisiológicas para ello y, hoy en día, es una buena idea poder decidir en qué momento, de que manera y porqué podemos soportar ese dolor.Después de recorrer el camino de la experiencia, decidí dirigir mi vida a ofrecer herramientas para vivir al 100x100 el embarazo, el parto y el postparto. Me junté con los mejores profesionales en distintos paises y hace pocas semanas conseguí abrir la página web de SerMama donde ofrezco productos muy utilizados en el extranjero donde el conocimiento de las mujeres es grandísimo. Porque el embarazo se vive mejor cuando sabes como cambia tu cuerpo y como puedes cuidarlo y prepararlo, porque diriges tu vida cuando sabes elegir lo mejor para ti y tu bebé en el momento de VUESTRO parto. Porque cuando sabes lo que tu bebé necesita puedes ofrecerselo...Para finazilar, no dudeis en informaros, en preguntar y en saber lo que vivireis en todos estos meses. Elegid vuestro parto perfecto desde la seguridad para vosotras y vuestro bebé. Dejaos aconsejar, pero sabed interpretar los consejos. Y sobre todo vivid ese momento como si fuerais la única persona que lo puede vivir desde la máxima intensidad.
¡Ah! Quisiera hacer una aclaración porque igual no estamos hablando de lo mismo. Mucha gente le llama PARTO NATURAL al parto por vía vaginal, para diferenciarlo del parto por cesárea. Y sí, efectivamente, el PARTO NATURAL es por vía vagianl, pero SIN EPIDURAL, SIN ayuda de OXITOCINA ni de fármacos de ningún tipo. Por tanto, NO TODO PARTO VAGINAL ES NATURAL. En el momento en que se echa mano de la epidural ya no es un parto natural. Lo ideal es parir en casa o en una casa de partos, que es lo que está haciendo mucha gente aquí en Alemania. Sin médicos, sin fármacos, sin olores de hospital... Que nadie se arañe la cara, previamente te inscribes en un hospital (habitualmente las casas de partos están muy cerca de uno) por si pasara algo. Mi matrona, de 60 años, me comentó que sólo una vez tuvo que enviar a una mujer al hospital, la cual tuvo que parir por cesárea porque el feto era demasiado grande.
Hola. Es cierto, la embarazada debe informarse. Pero además de visitar webs como la de El parto es nuestro, yo le recomendaría hablar con un anestesista (igual que lo hace con el ginecólogo o la matrona). Las cosas están cambiando a mejor, está claro, y los deseos de la mujer deben respetarse. Pero hablemos claro: la mayoría de pacientes con epidural no tardan tres semanas en recuperarse ni tienen incontinencia; la episiotomía la hacen tanto con como sin anestesia. Y lo que sería malo de verdad es que la sanidad pública dejara de cubrir este tipo de anestesia tan importante, sobre todo para las primerizas, que pueden pasarse muchas horas con contracciones dolorosísimas. Lo digo, claro está, por experiencia, que no faltará la que me diga que represento a un fabricante de anestesia o algo así.
Una preguntilla para "Alberto Fernandez": ¿en qué hospital de Italia dio tu mujer a luz? Vivo en Italia, y el parto normalmente está muy mecanizado. Me gustaría saber donde se están practicando partos más naturales. Gracias
HOLA, MI PRIMER Y ÚNICO PARTO LO TUVE CON 40 AÑOS. PASÉ TODO MI EMBARAZO INFORMÁNDOME POR INTERNET, ENTREVISTAS CON GINECOLOGOS, ETC...ME ATERRABA EL PARTO Y LO QUE MÁS: LA EPISIOTOMÍA. DÍ CON UN GINECÓLOGO EN MI CIUDAD, QUE ACEPTÓ SI NO HABÍA COMPLICACIONES NO HACÉRMELA, PORQUE TENÍA ELASTICIDAD SUFICIENTE Y ASÍ FUÉ, LO TUVE SIN EPISIOTOMÍA, SIN RASURADO Y SIN ENEMA. TUVE UN DESGARRO SUPERFICIAL QUE CONLLEVÓ DOS PUNTOS SUPERFICIALES. LAS CONTRACCIONES ME DOLIERON HORRORES EN QUE ME TUMBARON, IGUAL QUE EL TACTO VAGINAL, PEDÍ A GRITOS LA EPIDURAL, LA TUVE EN MEDIA HORA Y UNA HORA MÁS TARDE NACÍA MI PEQUE. EL PARTO DEBERÍA AJUSTARSE MÁS A LA PERSONA Y NO ESTAR TAN ESTANDARIZADO Y MEDICALIZADO. TAMBIÉN PEDÍ ESTAR DE PIE Y DEMÁS, PERO O TE VAS A UN LUGAR DE PARTO NATURAL O NADA. SUERTE E INFORMAROS
Cecilia, mil gracias por este post. Yo aún no he sido madre, de hecho me quedan años para serlo seguramente, pero estoy informadísima y sé perfectamente cómo quiero que sea mi parto. De puro miedo que le tengo, tengo clarísimo que no pienso pisar un hospital y que mi bebé nacerá en casa. El trauma, la carnicería que ahí te suelen hacer en un alto grado de probabilidad no se justifica con nada. Me he formado con mucha información y recomiendo a todas las madres que vayan a dar a luz o tengan idea de hacerlo que se informen bien de las opciones que tienen.Yo, entre otras muchas lecturas, leí el libro de Ina May Gaskin, Spiritual Midwifery, una precursora del parto en casa en Estados Unidos. (No sé si está traducido al español, pero merece la pena).A ver si entre todas con un poco de conciencia conseguimos que el sistema se entere de que así no queremos parir.Hay que buscar alternativas donde se nos trate bien y se respete la intimidad y la tranquilidad. La clave para un buen parto es que la madre no sufre estrés, ni miedo y esté tranquila... Ya me dirés cómo es posible eso con el clima de terror del hospital.Por suerte, algunos se están enterando. ¿Alguien conoce la maternidad de Huércal-Overa, en Almería?
Y como no van a querer ponerse en Puerta de Hierro todas las mujeres epidural, si en las charlas que se da sobre como atienden el parto y métodos de analgesia la anestesista dice que el dolor del parto solo se quita con epidural y que la cubre la seguridad social porque el dolor del parto se equipara con la amputación de un miembro sin anestesia.Yo he estado en esas charlas y os garantizo que la cara de terror de todas esas mujeres es un poema.Desde luego con ese discursito, dificil bajar la tasa de epidurales.... :s
Mi hija nació hace 16 años. Específiqué a mi ginecóloga que no quería epidural ni nada: todos hemos nacido así durante miles de años, por tanto no puede ser algo insoportable. Todo bien y llevadero (pesadito, claro) y, en el momento que me dice "Ya está saliendo la cabeza", pierdo el conocimiento: ¡me inyectaron anestesia general justo cuando iba a salir mi hija! Por lo visto, quería hacer la episiotomía "de rigor" y coserme con tranquilidad. ¡Por favor! Como la anestesia no era fortísima, por lo visto la hinché a patadas, cosa que no habría sucedido despierta. En fin, hay ginecólogos que te hacen perderte justo el momento que estás esperando durante horas de parto, por mucho que hayas expresado que no deseas anestesia de ningún tipo. Habría que revisar muy bien la ética de este sector y el uso de cualquier sistema no necesario o solicitado.
Siempre que se habla de este tema, hay alguien que dice lo bien que se hacen las cosas en el extranjero, normalmente en Alemania o en Holanda, donde saben qué es lo ideal: por lo visto lo IDEAL, es parir en casa. Pues bien, no, no es lo ideal. Es probablemente lo más natural, pero no por eso es mejor (también es más natural morirse de una enfermedad que tratarla, pero claro, morirse, creo que todos estamos de acuerdo, es peor). El parto en casa es lo que hacían nuestras abuelas, lo que se hace en África... miremos las estadísticas de muertes de madres por complicaciones en el parto y de bebés, por estas mismas complicaciones o por malformaciones no detectadas durante el embarazo. Los que deciden parir en casa se consuelan con que en la mayoría de los partos no pasa nada, pero parir no es darse un paseo, es una actividad que implica un elevado riesgo médico. Si no pasa nada, genial, pero si pasa algo, parir en casa en pleno siglo XXI puede significar dejar morir a un niño que podría haberse salvado. No basta con estar cerca de un hospital, eso puede ayudar si hay complicaciones en el parto, pero un gran porcentaje de cardiopatías congénitas no son detectadas durante el embarazo, un niño con un problema así puede morir en cuestión de minutos tras el corte del cordón (habría sido el caso de mi hijo si no hubiese tenido asistencia especializada inmediata), y una cardiopatía congénita no es algo que sólo le pasa a los demás, LE PUEDE PASAR A CUALQUIERA, y no es el único tipo de malformación que puede exigir asistencia inmediata. El parto en casa sólo ayuda a la madre, que puede estar más relajada, y eso está muy bien, no es plan de pasar un parto traumático por gusto, pero que nadie diga que es mejor también para el niño: ya bastante traumático es nacer, al niño le da igual que sea en el hospital o en la casa. Y su vida puede depender de tener un médico cerca. Por favor, no neguemos siglos y siglos de progreso médico porque está de moda lo natural.
Hace un año y medio di a luz en Bélgica a un niño que nos hace muy felices. Mi experiencia durante el parto fué maravillosa. El ginecólogo y fisioterapeuta pre-natal que yo elegí y mi marido. Es verdad que dar a luz en el extranjero también tiene sus inconvenientes (idioma, cultura, precio...) pero muchos de los consejos que aquí se dan me los explicaron con antelación en varias sesiones informativas y cuando llegó la hora conocía con detalles como iban a suceder las cosas, lo cual me hizo sentir más segura. Es indudable que en España, el sistema de salud tiene que mejorar la atención a los pacientes.
Totalmente de acuerdo con Verdoso. Considero que tuve un parto perfecto por el apoyo y ánimo constante del ginecólogo y su equipo, y fue con epidural, episiotomía y en un hospital privado. El niño era grande y estaba rotando hacia el lado que no era, por lo que no avanzaba la expulsión y ya estaban a punto de hacerme cesárea (de hecho mi marido tuvo que salir). Pero el ginecólogo apostó por intentarlo de nuevo, se ilusionó y me animó de tal forma a empujar que al final parecía que la cosa avnzaba y llamaron a mi marido. La cuestión no fue si sentí dolor o no, que no lo sentí evidentemente por la epidural. La cuestión es que me sentí implicada y parte del proceso para que al final acabase en parte vaginal. Y repetiré ginecólogo y hospital si se vuelve a dar la ocasión. La matrona que me hizo la revisión posterior me dijo que nuunca había visto unos puntos tan bien dados. Así que gran parte de nuestras buenas o malas experiencias es cuestión de quien te acompaña en ese momento, no de hacerlo con o sin dolor.
Mi hijo nació el pasado 31 de octubre en el Hospital de Manises (Valencia), es un hospital público, en el que apuestan por el parto natural y respetado. Todo fue genial un poco largo y algo doloroso, pero mereció la pena. Ni enema, ni rasuramiento, ni episiotomía. Todos los profesionales que me atendieron muy amables. Mi pareja estuvo a mi lado siempre, me dejaron terminar de sacar a mi bebé y enseguida me lo puse encima. Sólo tengo palabras de agradecimiento y por supuesto recomendar a las mamás, este hospital para tener a sus bebés. Saludos.
Excelente post Cecilia!Mi primer hijo lo tuve en Holanda y solo tengo palabras de agradecimiento a todo el equipo médico que me atendió. Yo fui por ginecólogo cuando lo normal es matrona, pero aún así, me informaron de todas las opciones y me dejaron tiempo para decidir si quería la epidural - en principio no pero al final la pedí porque necesité oxitocina (36 horas sin contracciones después de romper aguas) y empecé a tener alucinaciones por el efecto de la hormona. Me dejaron comer y sentí todas y cada una de las contracciones, así que la ginecóloga se limitó a sacar el niño... y mi marido ayudó; y ahí nadie llevaba mascarillas ni nada, mi marido estaba vestido con ropa de calle... como si estuviéramos en casa :) Ligero desgarro y unos puntos perfectos, el niño conmigo hasta que mamó.Por trabajo nos mudamos de país y en principio me iría a España a tener al segundo pero me da auténtico pavor y creo que volveré a Holanda. Pero me apunto tu post para leer más sobre las opciones en España.Por cierto, yo respeto a las mujeres que deciden tenerlo en casa, porque la infraestructura sanitaria lo permite, aunque no lo quiera para mi. No sé por qué las "defensoras de los avances médicos" se alteran tanto cuando alguién habla de los beneficios de partos más humanos. Si no lo quieres para tí, nadie te obliga - el problema es que al revés muchas veces sí.
Muchas gracias por este artículo y por la información que presentas. Tuve mi primer hijo en Finlandia, y la experiencia fue diría yo de aprendizaje. En ese momento pensaba tenía las ideas claras, ideas de parto natural. Fui en aquella vez al hospital de matronas de Helsinki y el trato fue muy bueno y con la idea de un parto respetado, donde dan todas las posibilidades de que hablas. Rompí aguas en casa y en el hospital me hicieron un tacto vaginal, me empezaron las contracciones. Tras 6 horas pedí la epidural. Tras otra hora más el pulso del bebé bajaba, me pusieron en muchas posiciones diferentes, y al final la ginecóloga de guardia me aconsejó cesárea. Seguí su consejo. Tenía idea de un parto natural, y acabó así, lo que me enseñó que hay que tener las ideas claras, y además flexibilidad a lo que venga. Voy a tener mi segundo hijo en Madrid, tengo las cosas claras de cómo me gustaría que fuese mi segundo parto, un parto natural, pero no es tan fácil encontrar un sitio aquí donde respeten todas las condiciones. Una de las condiciones que parece complicadas es la monitorización discontínua o por telemetría. En este hospital que voy no tienen telemetría. La cuestión de discontinuidad dicen que depende de la carga de las matronas ese día, aunque sí te dejan ducharte y discontinuar algo la monitorización. Otro tema que considero importante y parece ser más complicado de conseguir es la "walking epidural" o "epidural con movimiento" (con la que se puede seguir caminando). Me ha dicho mi obstetra (jefe del grupo de obstetricia de este hospital) que él está de acuerdo pero depende del anestesista del grupo de guardia el día de mi parto. Que no todos los anestesistas quieren hacerla porque hay que estar más pendientes. Y que también depende del anestesista el que permita que el acompañante esté a tu lado en caso de cesárea. Parece que varios asuntos importantes están en manos de los anestesistas del momento en sí. ¿Alguien me puede dar or remitir información sobre los asuntos en hostpitales hoy en día de monitoriación discontínua y "epidural con movimiento" y si la situación es tal y como me la explican? Muchas gracias de antemano.
Encuentro un poquito irresponsable que una mujer vaya a dar a luz y no se informe de en qué consiste un parto y cómo trabajan en su hospital de referencia. Yo agradeceré toda mi vida al HOSPITAL SON LLÀTZER de Palma, mis partos son los dos días más hermosos de mi vida. Sabed que una vez que llegais al hospital a parir os podeis negar a que os hagan todas las burradas que dice el post, y podéis exigir que el parto sea como quereis, basta de ginecólogos dictadores!!!!!!!!!
Encuentro un poquito irresponsable que una mujer vaya a dar a luz y no se informe de en qué consiste un parto y cómo trabajan en su hospital de referencia. Yo agradeceré toda mi vida al HOSPITAL SON LLÀTZER de Palma, mis partos son los dos días más hermosos de mi vida. Sabed que una vez que llegais al hospital a parir os podeis negar a que os hagan todas las burradas que dice el post, y podéis exigir que el parto sea como quereis, basta de ginecólogos dictadores!!!!!!!!!
No tienes ni idea de lo que son 23 horas de parto, de verdad, yo no creo que por haberlo reducido a nueve ahora tendría la sensación de haber vivido menos esa experiencia. No tienes ni idea de lo que es pedir la epidural como si en realidad necesitaras un exorcismo. No tienes ni idea
Ya va siendo hora de que a las mujeres se las empiece a tratar con el respeto que se merecen cuando se trata de dar vida. Este kit desastre que ocurre en los hospitales de España cuando una mujer va a dar a luz se tiene que acabar, no es aceptable de ninguna forma que una mujer pierda toda su dignidad solo por que va a dar a luz en un hospital publico. Tampoco es aceptable que todo el mundo pueda manosear y ver los genitales de una mujer en el momento de dar a luz. Yo llevo dos años informandome de todo lo relacionado a partos y partos fisiologicos y tengo claro y lo he tenido siempre que daré a luz en mi casa. No quiero gente extraña alrededor manoseandome ni que hagan conmigo lo que quieran sin preguntarme en un proceso en el que yo soy la única que puede hacerlo. Mucha suerte a todas las mujeres y espero que este desastre que es dar a luz en España cambien algun día.
Estoy alucinada con lo que leo. Yo he tenido a mi hija hace tres meses en Inglaterra por parto vaginal sin ningún tipo de medicación, solo paracetamol, y aquí se le puede considerar un parto standard, veo que en España se le consideraría un lujo! Mi hija venia con una vuelta de cordón y fui monitoreada, lo que no impidió que pudiese acuclillarme y estar sentada cuando quería. Pedí asesoramiento medico y me dijeron que si quería intentar natural que lo hiciese, que si a lo largo del parto se complicaba habría que hacer cesárea. Tengo entendido que en España vuelta de cordón equivale a cesárea siempre, una pena. Me rompieron las aguas y a partir de ahí el parto duró solo 4 horas, a las siete horas después de desayunar y tomar un baño de agua caliente me pude ir a casa, donde te visita una comadrona cada día. Nunca he tenido problemas para sentarme ni orinar y mi madre, que ha tenido a todos sus hijos en Barcelona, alucinaba con lo rápido de mi recuperación y con el hecho de que no me hubiese separado ni un minuto del bebé. Comí normalmente en la fase de contracciones leves y barritas de muesli en la etapa más dura, son fuente rápida de energía. Bebí muchísima agua y zumo de naranja, pues los líquidos ayudan a dilatar. Tuve al bebe en mi pecho y le amamante antes de que le cortaran el cordón umbilical, lo que según tengo entendido fue lo que ayudó a garantizar que mi hija no tuviese problemas después para engancharse a la teta.Os dejo un link de la seguridad social inglesa con información muy útilhttp://www.nhs.uk/Planners/pregnancycareplanner/pages/Labourandbirthhome.aspxEspero que prácticas como esta empiecen a ser más habituales en España también, estoy súper contenta de la experiencia y repetiría sin duda!!Abrazos
YO HE PARIDO 2 VECES CON DOLOR, SIN EPIDURAL, PORQUE NO LA PONÍAN EN EL HOSPITAL DONDE DÍ A LUZ. SÓLO PREGUNTAROS: ¿ CUÁNDO OS ARRANCAIS O EMPASTAIS UNA MUELA LO HACEIS SIN ANESTESIA??
Un post muy bueno. Felicidades. He escrito un comentario sobre el tema en nuestro blog maternalselves en el que tratamos temas de feminismo y maternidad.http://maternalselves.wordpress.com/2011/05/27/parir-con-respeto-y-corazon/
Me ha gustado mucho el artículo aunque, por mi experiencia personal, mi opinión difiera en algunos de los temas expuestos. Por supuesto que hay que informarse, pero por mucho que hayamos leído (en mi primer embarazo tuve que hacer reposo y leí todo lo que pude sobre las distintas propuestas para el parto), del dicho al hecho hay un trecho. Llegué al hospital con contracciones dolorosísimas cada dos minutos. Mi marido me acompañaba y ni ducha, ni de pie, ni nada podía hacer que se me pasara el dolor. Estaba convencida de no querer la anestesia epidural, pero lo cierto es que no estaba disfrutando en absoluto de ese momento tan bello porque el dolor era muy seguido e intenso. Al final decidí por motus propio que me pusieran la anestesia epidural. Mi vida cambió en ese momento. Empecé a sonreír, a hacer bromas con mi marido, a disfrutar plenamente del nacimiento de mi primer hijo. Aunque tengas las piernas medio dormidas, sigues sintiendo perfectamente cómo sale tu bebé y gracias a la medicina puedes hacerlo sin sufrir tanto. Ahora estoy esperando mi segundo bebé para dentro de siete semanas y repetiré la experiencia. En lo referente a dar a luz en casa, coincido con alguna de las opiniones vertidas anteriormente, si toda va bien, perfecto, pero ¿podría perdonarme alguna vez que una complicación que sería fácilmente tratable en un hospital acabara con la vida de mi hijo/a?...Eso sí, esto es lo que yo pienso y por eso actúo consecuentemente. Que cada uno haga lo que quiera que me parece más que respetable.
Hola Soy anestesita en la maternidad de un hospital público Andaluz y me ha gustado el artículo.Me gustaría hacer hincapié en que la mujer debe INFORMARSE porque el problema principal es que debido a la opción de la epidural la mayoría de las mujeres no quieren saber nada del parto salvo que no le va a doler.La mayoría tienen más miedo al dolor que piensan que van a pasar que al dolor que están sufriendo. La epidural también tiene riesgos aunque es verdad que hay partos (sobre todo las inducciónes) que son muy largos y dolorosos.el problema es que cada vez llegan menos mujeres de parto espontáneo por el miedo de los obstetras a las reclamaciones y se realizan muchas inducciones o estimulaciones con oxitocina que son muy dolorosas y largas.Si este punto no cambia seguiremos con una alta tasa de partos instrumentalizados y cesáreas, pero para esto hace falta también un cambio de mentalidad en las mujeres y no pensar que todo TIENE que salir perfecto.Aunque nos pese los médicos no somos dioses infalibles y siguen existiendo tanto la mortalidad infantil como la materna.Animo para tu próximo parto, yo he parido con y sin epidural y me fue muy bien en todos los casos (Tb tengo 3).
Enhorabuena por el post. Para Mamen, pérmiteme diferenciarte entre "patología", el dolor de muelas al que te refieres, y "fisiología", relacionado con el parto como proceso natural.
Pues yo parí en el Príncipe de Asturias, en Alcalá, y solo me libré del rasurado... Me sentí en una factoría, una granja o algo así. Y eso que tuve suerte........ Me dieron la única habitación con ventana del paritorio, la que llaman la "suite presidencial". A las otras las llaman los zulos. Debió influir que estaba libre y que cuando me llevaban a la habitación dije que o con ventana o me iba a parir a otro sitio, porque sufro de claustrofobia.Menos mal, porque el parto duro 18 horas, llegué de madrugada y mi marido y yo vimos amanecer desde la cama. ¿Qué genio planifica un paritorio con habitaciones dignas de ser llamadas zulos?........La matrona sí se presentó. Aún recuerdo su nombre. Y escuchaba y hacía, creo, lo que podía. Que, creo, no era mucho. Al menos, no desde mis deseos de cómo querría haber vivido la llegada de mi hijo.Batita horrible, enema, pañalón, monitorización y plantadita en la cama, en ayunas, claro, y sin beber las 18 horas, todo como si estuvieses enferma.....................Eso sí, nada más nacer, aunque me parecieron microsegundos, me pusieron a mi pequeña foquita ( eso parecía entonces) encima. Se lo llevaron enseguida, pero me explicaron bien, y en ese mismo momento, por qué era necesario en su caso en concreto.Y luego, mientras me cosían la episotomía y demás, la matrona, en un gesto que el padre recordará toda su vida, se lo llevó a su padre para que lo cogiese en brazos, sin camisa, piel con piel..........El anestesista distaba mucho de ser amable, pero al menos no hizo salir a mi marido para pincharme. No quería quedarme sola.De todos modos, la epidural no me hizo efecto del todo. Y pasaron horas ( hasta que cambió el turno) hasta que alguien me explicó que pasaba...........El ginecólogo al menos me escuchó cuando le dije porqué querría evitar, si era posible, una cesárea, que tenía en mente. Y me dio, ya en quirófano, una última oportunidad para que fuese un parto vaginal.................El padre no pudo ver el parto. Vale, puedo entender que pueden dar problemas en un quirófano. Pero el quirófano tenía una ventana y al otro lado del cristal había gente mirando, sin posibilidad de causar molestias. ¿Por qué no el padre? ¿ por qué no hacer todo lo posible para que un padre vea nacer a su hijo?.........Ya digo, tuve suerte, después de ver el vídeo del curso de preparación al parto, lo esperaba aún peor. Pero aún así, sentí que me habían robado algo, uno de los momentos más hermosos e importantes de mi vida...............en el nido fue peor...me sentí tratada como una menor de edad, una menor de edad imbécil además... y no imagino cómo se sintió el padre. En mi opinión tratan a los hombres con un claro machismo.solo una nota, algo que me pareció increíble teniendo en cuenta que estaba en un hospital público, de una institución que se supone defiende igualdad y corresponsabilidad: los padres no pueden entrar en la sala habilitada para cambiar a sus hijos.Primero te dicen que es porque van en ropa de calle. Pero ves a abuelas entrando con su ropa de calle. Si se ofrecen a ponerse una bata, no saben por dónde salirte, pero siguen sin dejarte.El nido es un sitio ruidoso y masificado del que a pesar de las cosas positivas, como alguna profesional dispuesta a compartir su experiencia y ayudar a las primerizas, lo único que quieres es irte cuando antes. ¿Por qué tienes que quedarte allí dos noches? .........Y si tu niño tiene algún problema y tiene que ir a neo-natos, te encuentras con que cada enfermera, matrona o lo que sea ( siempre me he preguntado por qué en este hospital nadie lleva identificación, nunca sabes con quién hablas, o si te está aconsejando un celador, un enfermero, un mir, o el jefe del departamento), pues eso, que cada uno te dice una cosa, a veces opuestas.Te encuentras con que solo puedes ver a tu hijo a unas horas establecidas, a toque de silbato, cada tres horas, y de día, que de noche, quieras o no, le van a dar biberón ( con suerte, uno de ellos, con leche materna, si tienes opción a extraertela) y le van a tener en una sala con aire acondicionado y las luces encendidas 24 horas. Todo lo que en los folletos de la comunidad de madrid, de la que depende el hospital, pone que no debe hacerse. Incluido conservar la leche materna extraída en botes de cristal.En fin, a pesar de que tuve suerte, y de que me quede impresionada de lo maravilloso que supone sacar adelante niños que han nacido con enormes dificultades ( no era el caso del mío, pero estaban todos juntos), prefiero no recordar estos días. Aún me indigna lo que nos hicieron pasar sin ser necesario.Y había personal muy competente, gente muy humana. Y y lo contrario. Todo mezclado. Y con una organización que definiría de pésima y que considera a los padres como menores de edad sin derecho a que se les expliquen las cosas ( aunque haya profesionales que lo hacen, no debería quedar a su criterio, debería ser obligatorio).
Yo he tenido 3 partos en UK y para mi, dar a luz, parir, como querais llamarlo, ha sido lo mas increible que he experimentado en mi vida. La atencion y la cultura de cuidado prenatal y parto en UK me ha parecido excepcional, enfatizando la informacion, la eleccion y la minima intervencion (conforme a las necesidades medicas de cada mujer y bebe, pero enfatizando el respeto por un proceso natural y devolviendo el poder de decision a la madre/ -y respetando la inclusion del padre o acompanyante -padre o no- que elija la madre). Aqui hubo un resurgir de las matronas (a las que el machismo margino y desprecio en nombre de "lo cientifico", =hombre=medicO, ) y sus cuidados pre, durante y post parto han sido escepcionales. Yo eleji sentir el nacimiento de la manera mas natural posible. Queria estar totalmente consciente, en pleno control de mi cuerpo y de la maravilla de empujar a mi hija al mundo. Queria sentirlo todo y no perderme nada. Dolio?. Como nada me ha dolido jamas en mi vida. Merecio la pena?. Rotundamente si. Lo repeti 3 veces. En el primer embarazo, mas monitorizado y medicalizado (tenia colastasis) tome oxigeno, pero aparte de sentirme como borracha, no quito realmente el dolor, asi es que lo deje a mitad;a punto de salir, el ritmo cardiaco del bebe se relantizo, y aunque no tome nada para el dolor, necesite biceps en el ultimo momento. Por ello, acabe con demasiada gente entre las piernas -tocologo, ginecologos..4! mas estudiantes, matronas...demasiado medicalizado y no muy intimo...me senti orgullosa de haber aguantado el dolor y haber sentido empujar a mi hija, aunque decidi no repetiria el mareo del oxigeno e intentar tener un parto mas intimo -sin medicos!! -a ser posible, claro-. Asi es que en los 2 ultimos partos, me dije, vamos alla, y con minima intervencion de una matrona, usando masajes, cambiando posturas, "tacos" varios y aliento de matronas maravillosas y mi pareja, fui "a pelo". Y mis hijas derechas a mi pecho, a mi calor, nada de que lo primero que sientan sea una balanza de metal, agua para lavarlas, etc. Es la experiencia mas maravillosa, la explosion volcanica mas increible, bestial, magica, dolorosa, intima y trascendental que he vivido jamas. Me encanto que fuera todo mas intimo y personal...nuestro bebe, yo, su padre y una respetuosa, humana y prudentisima matrona. Cada persona es diferente, y hay casos en los que los riesgos no lo hagan posible, por supuesto. Tambien respeto a quienes no quieren sentir dolor. Una vez dicho esto, mi consejo seria considerar -y respetar-el parto natural, retomar 100% el control total de algo tan intimo, intenso, personal y grande como parir a un hijo, sin anestesias, sin mareos ni artificios, con minima intervencion, con el apoyo experto y humano de matronas para y como una lo necesote y requiera. Y sentir el dolor, sentir como empujas a tu bebe de tus entranyas es, para mi, lo mas increible del mundo...es bestial, espiritual, natural, y no lo habria cambiado por nada del mundo. Y respetar si es asi como una lo desea -teniendo en cuenta si hay riesgos medicos reales que aconsejen intervencion medica, claro-. Esta es mi experiencia y mi opinion... Buena suerte a todas.
Hola, me ha gustado la comparacion de arrancarse una muela con parir. Es lo mismo. Saludos
Hay veces que por querer hacerlo todo lo más natural posible las cosas se complican. Mi caso fue un parto inducido en La Maternidad de O'donnell en la semana 42. Despues de 3 días dilatando poco a poco, sin oxitocina, con un gel para borrar el cuello, luego contracciones cada 3 minutos sin ningun tipo de anestesia durante 30 horas, dilatada 8 cm..acbé con una cesárea porque resulta que el niño no bajaba, mi pelvis era pequeña y el niño grande...¿Esto no se sabe de antemano?. Ante todo yo quería un parto vaginal, saber lo que es parir...pero hay veces que las cosas no se peuden y llegan a un sufrimiento muy grande del bebé..que a mi es lo que más me importaba...ya no digo el mío, pero eso es lo de menos..En fin, cada parto un mundo, dentro de la lógica..no hay que llegar a extremos.
Para "Italia": En el Hospital San Leopoldo Mandic, de Merate (Brianza)... la comadrona se llamaba Natalina, de eso aun me acuerdo. El hospital es publico, aunque tenga nombre de santo. No puedo garantizar que todos los partos fueran tan simples como el nuestro, porque al ser la segunda ninya ya no hicimos los cursos preparto etc, pero cuando llegamos la noche del parto simplemente nos llevaron a una habitacion de partos que parecia una habitacion de hotel (tenia cama en vez de potro, toda la medicalizacion estaba habilmente escondida--pero presente por si hiciera falta), y alli con la ayuda de la comadrona dio a luz--ademas, en cuclillas. No hubo monitores, goteros, inyecciones, episiotomia... es bien cierto que fue un parto facil y rapido. Saludos, y suerte...
mi caso es el opuesto al del artículo: yo tuve un precioso parto horrendo. y es que aunque tuve oxitocina, contracciones aceleradas durante 6 horas, cesárea y operación de emergencia por placenta acreta, pero aun así tengo buen recuerdo. porque estuve atendida por un ginecologo y una matrona que conocía desde semanas, que me ayudaron en lo posible a tener un parto natural y en los que confiaba plenamente cuando vimos que no podía ser, que estaban dispuestos a esperar conmigo las horas que hicieran falta para dejarle al parto su curso pero que cuando surgió la emergencia (a las 2 de la madrugada, 12 horas despues de ingresar...) fueron capaces de reaccionar en cuestión de segundos y salvarme la vida. todo esto por la seguridad social... en austria, que es donde resido.no se trata de volver a parir en el bosque, se trata de tener un parto digno, y yo tuve mala suerte de tener acreta, pero mucha suerte de parir en estas condiciones que no deberían ser algo excepcional, sino la regla. me alegra que en espanya estén cambiando las cosas, pero queda mucho por hacer...
@marta: te aseguro que vuelta de cordón no significa cesárea, que a mí la matrona tuvo que meterme mano para deshacer no una, sino dos vueltas de cordón (ya me dijo: te va a salir una niña presumida, porque vaya dos collares que se ha puesto a última hora). Eso hizo que el parto fuese más duro, porque yo empujaba y el cordón tiraba para dentro, pero eso no hizo que se rindiesen y me animasen a seguir empujando!!!
Enhorabuena por el post. Yo dí a luz a mi hija el año pasado en el hospital de Guadalajara (público), y la experiencia fue magnífica. Ingresé con contracciones cada 5 minutos pero sin romper aguas. Estuve en todo momento acompañada por mi pareja. No me aplicaron enema. No me rasuraron. No me pusieron epidural porque no la quise. No me hicieron episotomía. En todo momento me explicaron lo que me estaban haciendo o me iban a hacer. Me dejaron tocar a la nena antes del último empujoncillo. Me la pusieron sobre el pecho nada más nacer antes de llevarsela (al lado mío) a limpiarla un poco y hacerla el test de apgar. Luego nos dejaron a los 3 en una sala contigua, con una luz muy tenue, durante un tiempo, para que estuvieramos a solas disfrutando del momento. La matrona y enfermeras, muy amables, educadas... de lo mejor. Increíble la experiencia, por positiva. Mi parto (siendo primeriza) duró sólo 3 horas (desde que ingresé). Así que guardo un recuerdo magnífico. 8 meses antes dio a luz en el mismo hospital mi cuñada, y la experiencia que guarda es de lo peor. La experiencia de cada una no depende tanto del hospital, sino de las personas que te atienden. Si entienden que para tí ese es un momento muy especial o de si para ellas es un día más de rutina y trabajo, y tu te conviertes en un número más.
Tienes suerte de haber dado a luz siempre con epidural. En mi segundo parto no dio tiempo y no recomiendo a nadie la experiencia. Dolor insufrible. De hecho, no creo que tenga un tercer hijo, sólo pensar en pasar por lo mismo me aterroriza.
Para Olga | 27/05/2011 11:33:11. Apúntate a la lista de correo de El parto es nuestro. Allí tienen información actualizada.Saludos.
Publicado por: marta | 27/05/2011 11:51:41 Marta, el mío traía vuelta de cordón y nació por parto vaginal no hizo falta la cesarea
La información que se escribe debería ser contrastada antes de asustar a la gente. Me gustaria concretar algunas cosas. En cuanto al parto en casa, es lógico que la mayoría de los partos se realicen de forma espontánea y natural como ha ocurrido durante los últimos miles de años, por lo tanto la muchos de estos partos podrían desarrollarse sin problemas. Pero no hay que olvidar que hace poco salio un estudio donde se demostro que en Holanda (donde muchos partos se realizan es casas y habria que ver porque es esto, porque entre otras cosas el ahorro sanitario es enorme) los resultados perinatales eran peores que en España (es decir, los recién nacidos presentaban más complicaciones); un 15% de los fetos naceran por cesarea (como indica la OMS), asi que minimo un 15% se debera remitir al hospital y esta tasa no se puede disminuir; en los paises subdesarrollados la tasa de muerte materna postparto es al menos de un 25% (es decir, una de cada cuatro madres moriran tras el parto) por distintas razones (la principal la hemorragia postparto que se puede evitar en un alto porcentaje con la administracion de oxitocina post-parto), y desde luego no seria la primera vez en España que una mujer tiene una gravisima complicacion (tanto materna como fetal) por tener el parto en casa. En cuanto al dolor, es siempre un proceso fisiologico, desde un dolor de muelas, una apendicitis o el parto y cada uno puede decidir como vivirlo, no termina de ser un sintoma que gracias a los adelantos de la medicina que tanto esfuerzo han supuesto a lo largo de la historia lo podemos evitar o no. Si alguien ha leido algun articulo que indique que los niños nacidos con epidural tienen mas propension a la depresion por favor que lo cuelgue.Y no creo que en España se realicen cesareas por llevar una vuelta de cordon, porque el 30% de los recien nacidos la llevan, asi que minimo en España solo por esta razon deberian de ser cesarea, y no es verdad. La vuelta de cordon (a no ser que se realice una ecografia durante el parto) solo se diagnostica tras el parto. Lo primero es la informacion contrastada.Un saludo
A mi me pusieron la epidural estando de casi 9 cms y puedo asegurar que fue cuando empecé a disfrutar del parto. EL dolor, inevitablemente, hace que no puedas estar lo suficientemente tranquila como para ser consciente de lo bonito del momento. También antes se sacaban muelas sin anestesia y no pasaba nada, pero, creo que en parte es un retroceso para la igualdad entre hombres y mujeres que pretendamos volver al sufrimiento per sé. Y, no entiendo qué tiene de malo que te rasuren o que te pongan un enema por higiene elemental en el expulsivo. Claro que hay que respetar a las mujeres que desean un `parto más "natural" , pero dejemos de demonizar los avances médicos que tanto esfuerzo han costado y que al fin y al cabo ayudan a que las mujeres suframos menos.
contento tu, contento tutti
Mi primer parto y único por el momento. Leía y escuchaba todo en relación al embarazo y parto, pero sólo tenía en mi cabeza "CADA PERSONA ES UN MUNDO, TENDRÁ QUE EXISTIR ALGUNA MOLESTIA, DE HECHO ME LO PLANTEABA COMO UN DOLOR DE CABEZA, QUE ESA MOLESTIA LA SOPORTO, BIEN, QUE NO, PUES EPIDURAL O LO QUE ME ALIVIE". El resultado de mi parto fue que cuando llegué a urgencias con 37,5 semanas (pensando que tenía gastrointeritis), me inspeccionó un matrón que se presentó, me exploró y muy cordíalmente me dijo que tenía 2 noticias, la buena, que ya iba a dar a luz (pensé ¿yá?), y la mala que no me podía poner epidural ya que tenía 8 cm dilatada (y volví a pensar, epidural pa qué, si a mi no me duele nada). El resultado maravilloso llegó en menos de 1 hora, PRECIOSO. Para lo único que le pedí un poco de anestesia local (que suponía que eso sí que iba a doler), fue para darme unos puntitos el corte. También pienso, que aunque yo haya tenido un parto tan bueno, no significa que no se me pueda complicar un segundo. En ésta vida no se sabe. HAY QUE VALORAR Y DISFRUTAR CADA MOMENTO DE NUESTRA VIDA.
Yo tuve a mi niña en el hospital de Alcorcón (madrid), público. Y guardo un grato recuerdo de mis 27 horas de parto. Rompí aguas en casa, pero no dilataba, ni con oxitocina ni con nada. Bueno, dilataba pero muy, muy despacio. Mi marido y yo (que no se separó de mi ningún momento) estuvimos solos en una sala de dilatación y todo el que entraba se presentaba y me decía lo que iba a hacer, qué pasaba y cómo estaba mi niña. Tuve diabetes gestacional, así que, en mi caso, tuve que tener goteo tanto de suero como de insulina, con controles de glucosa cada hora. Las primeras horas pude tener la movilidad que yo quise y pedí, hasta que me dijeron que el monitor externo que tenía puesto no conseguía registrar si mi niña estaba bien, y tenían que ponermelo interno. Me pusieron la epidural porque así lo había pedido, aunque no pudieron hacerlo hasta pasadas 10 horas, cuando conseguí llegar a los 4 cm de dilatación. En todo momento estuvieron pendientes de nosotros, y de lo que queríamos, que era un parto lo más normal posible. Al final, con ayuda de la matrona nació mi hija perfectamente sana. En el paritorio sólo estaban la matrona y la ginecóloga. De hecho, incluso me propusieron ponerme un espejo para verla salir y yo no quise. A mi marido también le ofrecieron que se pusiere donde mejor pudiese ver a la peque, aunque se quedó junto a mi cabecera. En los únicos momentos en los que no estuvo mi niña encima de mi, piel con piel, fue lo indispensable de pesarla y demás. Luego los tres juntos volvimos a la sala de dilatación donde habíamos estado, donde estuvo mamando tan tranquila, y un par de horas después de nacer nos llevaron a la habitación. Lo peor fue que, como estuve tanto tiempo con la bolsa rota se tuvieron que llevar a mi niña a neonatos para vigilar que no hubiese cogido ninguna infección y controlar sus niveles de glucosa, por el riesgo de hipoglucemia al ser hija de madre diabética. Ahora estoy embarazada del segundo y espero que la experiencia sea, por lo menos, igual de satisfactoria. Sin rasudado, ni episiotomia, ni edema. Después ya en la habitación pude usar mi propia ropa (cumpliendo sus normas: camisón con abertura delantera total) sin ningún tipo de problema, que es algo que mucha gente no sabe que se puede hacer .
Tuvimos nuestro bebé en Suecia. Una sola comadrona lo hizo todo. Mi mujer aguantó las contracciones como una campeona en casa, así que cuando llegamos quedaba poco que hacer. El único analgésico fue el gas, por elección propia. Yo la daba de beber zumo diluído todo el tiempo. Llegar a la apertura total la cansó, así que se tomó una siesta (el cuerpo lo pidió, no hubo más contracciones). Al despertarse empezó a sentir las de empujar. En una o dos horas ya salió el bebé. Nunca se separó de nosotros, enseguida lo pusieron en contacto con nuestra piel desnuda. Unos minutos más tarde nos llevaron a un hotel al lado del hospital (incluído en el servicio). Allí, una comadrona toda la noche para emergencias. Nos enseñaron la forma correcta de dar el pecho. Una vez hizo pipí el bebé nos pudimos ir a casa. Fue una experiencia increíble, escuchando lo que el cuerpo te pide, qué postura prefieres, todo ideal.
en el parto es muy importante conectar con tu cuerpo, dejar la parte racional en segundo plano y que sea el instinto el que te vaya marcando lo que necesitas, pero para ello necesitas a un profesional que lo comprenda, que la mujer se sienta en un lugar seguro e íntimo para dejarse llevar. Cada mujer necesita una postura y un tiempo, si se permite que fluya, la experiencia no es dolorosa en el sentido de sufrimiento, y el crecimiento personal tanto como persona como mujer es enorme.
Gracias por este artículo. Tuve la suerte de que llegara a mis manos un ejemplar de "La revolución del parto" antes de que diera a luz a mi niña. Hacia la mitad del libro me dí cuenta de que la administración de la epidural la mayoría de las veces llevaba a una cesárea y me dio pánico siquiera pensar en un parto sin anestesia. Finalmente, decidí que tomaría la decisión en el mismo paritorio. Nos fuimos a la Clínica Acuario, y debo contar que fue una experiencia maravillosa. Y no, ni se me pasó por la cabeza pedir la epidural.
Miren Vds soy ginecologo y en mi hospital se informa y se comentan los partos con las pacientes.pero una cosa es eso,que es logico correcto y dignos ,y otra muy distinta es que la madre la familia,la suegra y demas familiares te impongan como hacer tu trabajo,te digan si quieren o no quieren oxitocina, si hay que hacer un parto instrumentado o que decidan por consenso popular la realizacion de una cesarea.Y saben Vds cuando las cosas salen mal ,por el motivo que fuere,hayan sido informados de arriba a abajo o no,son los que van corriendo al juzgado a ponerte una demanda porque no se hizo antes la cesarea el forceps la ventosa etc Miren los panes de parto de las pacientes donde la palabra que mas aparece es EXIGO Yo no conozco a ningun abogado,arquietecto,electricista etc que tenga que someter a cuorum su trabajo con gente que desconoce la practica medica
Yo puedo comparar. Con mi hijo rompí aguas la noche anterior en casa y llegué a la clínica después de desayunar de lo lindo (que ya me veía venir lo del ayuno) y en cuanto llegué, oxitocina, pues no tenía contracciones aunque había empezado a dilatar, y epidural que me aplicaron a los siete centímetros. Dilataba sin problema y hubiera continuado así pero era domingo de Pascua y mi ginecólogo había venido a propósito desde su lugar de vacaciones y me supo mal. La recuperación fue muy lenta pues, aparte de no poder andar, me sentía muy débil y encima me hicieron una episiotomía tremenda que me tuvo con flotador durante una semana cuyo recuerdo, aún ahora, me pone los pelos de punta. Para mi hija, empecé con dolores de parto en casa que se fueron acelerando de manera alarmante aunque esperé todo lo que pude para evitarme la oxitocina, me duché respirando hondo y al fin me fuí para la clínica en coche en el viaje más duro que recuerdo (íbamos por el caso antiguo y las callejuelas aún tenían adoquinado, una broma, ya te digo), llegué coronada, la comadrona hubiera querido que diera a luz en la cama de reconocimiento pero el ginecólogo no quiso ni oír hablar del tema, fuy andando al quirófano y en dos pujos nació mi hija que me pusieron inmediatamente encima. En unos minutos la limpiaron y pasó los test de reconocimiento y la comadrona me la entregó de nuevo y me dijo (no lo olvidaré jamás) "coge a tu niña y vámonos". Salí del paritorio andando con mi preciosa niña en brazos y no recuerdo el trayecto hasta la habitación pero sí recuerdo que la recuperación fue inmediata y podía pasarme horas de pie delante de la nurserie para admirar a mi niña. Fue una experiencia maravillosa, incomparable y única. Creo sin lugar a dudas que, si las circunstancias te lo permiten, este es el método más deseable.
Se quejaba un familiar mío de lo que le frustraba no haber sabido qué es el parto vaginal, porque al tener el primero por cesárea por una complicación, le dijeron que los demás tendrían que ser así también. Así que ha tenido dos cesáreas, de las que se ha recuperado mejor que la media, por lo visto, pero no lo suficiente como para aconsejar un posterior parto vaginal. Tiene ya treinta y tantos. Ha conseguido ser madre, después de darlo por perdido por problemas de infertilidad, pero le hubiera gustado saber "qué se siente pariendo de forma normal".
Yo he vivido 2 partos, los 2 espontaneos y los 2 sin epidural en Virgen del Camino (Pamplona). El primero por criterio medico, ya que el medico queria que empujara (el niño venia muy grande y estaba muy arriba). Mi ginecologo del centro de salud me confirmó después que esa decisión me evito una cesarea, eso si en el momento entre llorando en el quirófano y suplicando una epidural a gritos En el segundo parto, iba muy rápida mi dilatación y los anestesistas no llegaron a tiempo para ponérmela, asi que oootra vez a llorar..resultado 2 partos estupendos y como una gitana a las 3 horas, pero no hubiera sido tan valiente como para elegir sin epidural. Al final confías en el criterio medico y en que los profesionales hacen lo mejor. Con el segundo como ya sabia de que era el tema le pedí a la matrona que no me pusiera oxitocina (sabia que las contracciones eran mas dolorosas) y me lo respetaron. El personal de este hospital en general magnifico. Al final te quedas con que estas bien, tu hijo tb y ya esta. Las contracciones del expulsivo son de un dolor indescriptible pero no dejaria de tener un tercer hijo por eso y si el medico no pusiera impedimentos médicos a la epidural también os digo que la pediria…
Soy brasileña y vivo en Brasil y hace casi ocho meses tuve mi primer y única hija. Mi idea sería tenerla por parto vaginal, pero, no tuve condiciones fisiológicas para tal. Así, hemos conversado largamente, yo, mi marido y mi ginecólogo para elijirmos la mejor posibilidad. No tuve practicamente nada de contracciones, pero no por miedo, sino por la naturaleza. Me gustaría un montón tener a mi hija por parto vaginal pero cuando supe que habría la posibilidad de sufrimiento para mi hija cambié de opinión. Creo que de manera general los partos vaginales son bastantes buenos para las madres y sus crías, mi hermana, por ejemplo, tuvo tres y su recuperación fue fenomenal. A mi me custó recuperarme, necesitaba ayuda para vestirme, para hacer algunos movimientos, en fin, no me gustó ni un poco la sensación de dependencia. Pero de todo creo que lo más importante es que tuve la oportunidad de escoger el que querría, aunque sepa que en Brasil ni siempre es así, pues cuando uno depende de lo público no puede eligir nada de nada, a lo mejor aparece alguién para acudir a la parturienta, el que es una pena, pues pienso que ese momento debía ser mágico.
OLEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Por este maravilloso articulo que has escrito y espero que lo lean muchas mujeres para que empiecen a plantearse otras alternativas de parto. Está en nuestra mano, si hay demanda habrá oferta pero sino lo tenemos crudo. Yo he tenido dos niñas nacidas por parto natural sin epidural ninguna de las dos, el primero con algunas cosillas pero el segundo una pasada parí en 1 hora, sin episotomía, ni rasurado, esperaron a que dejara de latir el cordón que cortó mi marido, piel con piel nada mas nacer, a la teta a los 5 minutos etc nada que ver (dentro de que el primero no fué nada mal) En fin que me alegro de leer este artículo y que se animen muchas mujeres a pedir partos respetados
Bueno yo voy a responder porque he PARIDO cosa que muchos por mas que teoricen no han hecho ni harán en el vida y por ende tendrán mucha teoría pero a veces poca idea.@Luis no tienes ni idea de lo que es un parto en casa, me gustaría leer el estudio que citas para contrastarlo porque hasta lo que yo se Holanda tiene menos morbilidad en los partos que España. Otra cosa a matizar no compares un parto de una mujer sin asistencia en el 3º mundo con un parto en caso, y las hemorragias de las que hablas se suelen dar por la extracción manual de la placenta cosa que les encanta hacer a los médicos de manos inquietas, y por si no te has documentado las matronas de parto en casa siempre llevan oxitocina sintética.A ti nuestro querido Gine de guardia FER, le digo lo mismo, no venga USTED decirme como debo parir, no venga USTED a ponerme en la PEOR Y MAS PELIGROSA POSTURA PARA QUE USTED TENGA EL CULO BIEN PUESTO EN UNA SILLA, no venga USTED a cortarme MIS GENITALES con una practica que solo tiene UNO SI SOLO UN estudio a su favor y MILES EN CONTRA. No venga usted a decirme a mi que la oxitocina es buena porque USTED y un grupo de señores digan que por H..... un parto normal debe durar 10 horas y sino no progresa y ya sabemos todas el resto.Cuando ustedes de verdad intervengan en el momento adecuado y dejen a las familias la responsabilidad y tengan las manos quietas entonces verán porque ustedes han asumido una responsabilidad que no les compete y ahora hay que acarrear con las consecuencias y si es un plan de partos y EXIJO usted ni lento ni perezoso me hará firmar un papel que rechazo su propuesta de tratamiento, porque padre ya tengo y decido YO SOBRE MI. Como siempre les recomiendo leer las recomendaciones de la OMS, que parecen estar escritas en un lenguaje secreto y oculto que las mujeres preñadas entendemos bien pero los que llevan batas blancas no.OLE por el articulo y ole porque estamos cambiando la hora de los GINESAURIOS a los que no les gusta que les digan lo que no quieres que te hagan.El parto es nuestro y en mi caso BIEN MIO Y DE MI HIJA QUE FUE.Echenle una miradita....http://www.facebook.com/pages/Se%C3%B1or-ginec%C3%B3logo-si-Vd-sabe-parir-mejor-adelante/183554001694321
He pasado por un parto 2 veces (miento, 3, que tuve un aborto de casi 5 meses que también tuve que "parir"). El primero, parto de 16 horas con legrado por infeccion fetal a partir de una amniocentesis (1%posibilidades). El segundo, cesarea por placenta previa total (1%posibilidades). Un mes hospitalizada por una sepsis debida a una bacteria en la cesarea (0,0005 %posibilidades). El tercero, otra cesarea por feto macrosoma (niño gigante). Expongo esto para decir que las que hemos sufrido "complicaciones" priorizamos la parte médica de ese evento tan bonito que es parir. Porque a veces no es tan simple como tener contracciones y expulsar. Yo agradezco simplemente que yo y mis hijos estemos bien gracias a un equipo profesional que supo reaccionar en cada uno de los escollos.
ISM si lo piensas tus complicaciones algunas vienen de la mano de una bata blanca...Habría que pensarlo al reves, ¿para que te hicieron la anmiosintesis??? Porque que yo se sepa es una practica bastante cuestionada por muchos especialistas, principalmente por su utilidad.Lo de la placenta no puedo hablar me faltan datos.Lo del bebe grande?? Tenias diabetes gestacional?? Peso tu bebe 5kg??? Lo de la desproporción cefalo pelvica es un poco cuento chino, un cuerpo sano no produce un bebe que no pueda parir, por eso te pregunto lo de la diabetes. No siempre tener al lado la tecnología te ayuda, a veces te perjudica porque no te hacia falta hacer uso de ella.
También quiero añadir que SI me parece bien que el intervencionismo seal el mínimo si este se aplica para acortar la estancia y la asistencia a la parturienta. Pero no está la Seguridad Social como para pedir música y partos en el agua........
Sólo puedo hablar por mi experiencia pero en el hospital de Basurto, en Bilbao, donde di a luz, me informaron de lo que estaban haciendo a cada paso y de porqué, hicieron todo lo posible porque me sintiera cómoda y de todas las historias de miedo que he leído lo único que me aplica fue el ayuno... y respecto a eso también me explicaron que es por si tienen que hacer cesarea en algún momento y parte del protocolo de cualquier operación quirúrgica... molesto pero tampoco tanto (y mi parto duró 17h). Tampoco sé cómo son las clases de preparación al parto en otros lugares, o si las hay, pero aquí la matrona de turno se preocupó de explicarnos las diferentes opciones de parto con o sin epidural, posturas para reducir el dolor, en qué consiste un plan de parto, etc. Vamos que ninguna llegamos al hospital sin información. También aviso de que pedi la epidural y tampoco me arrepiento, que el dolor no me gusta nada. Me parece lo óptimo que cada una vaya informada y pueda decidir... siempre que no surjan complicaciones que ahí el que sabe es el médico y si no te fías de él pues no vayas al hospital. Pero me molestan algunos comentarios del foro que parece que si decides que quieres la epidural sólo puede ser porque no te dan opción o no te dan información. En mi caso es porque no me gusta el dolor... matdame por ello.
Mi hija nació en la Residencia Cantabria (Santander) que es de la seguridad social y todo fue estupendamente. Me trataron de maravilla, me dieron oxitocina porque mi parto era programado y provocado al ser considerado de alto riesgo, pero me podía levantar a ir al baño, la matrona fue encantadora explicádome todo y mi marido estuvo todo el tiempo a mi lado. Pedí epidural y fue estupendo porque en el expulsivo podía empujar perfectamente (no me tuvieron que hacer episiotomía ni rasgué, por los buenos consejos de la matrona que me iba incicando con que fuerza empujar y en que momento) Al nacer mi peque me la pusieron sobre mi vientre, unos 15 minutos despues la cogieron para mirarla en una cama al lado mio y directamente nos llevaron a una sala de recuperación donde me iniciaron en la lactancia materna. Me encantó la experiencia y el trato recibido en este hospital.
@Acuario,Muy buen comentario y enhorabuena por tus dos partos!
El parto es Nuestro. No sólo del bebé, también de la mamá. No sirve todo para sacar al bebé a costa de la salud de la madre, porque además si la madre sufre el bebé también y viceversa. Muchas madres se dejan hacer porque las meten miedo con lo que puede pasarle al bebé. Se dejan hacer barbaridades, cosas innecesarias e incluso peligrosas. Toda madre quiere lo mejor para sus hijos. Las que dan a luz en casa también. Y si lo han decidido así suele ser porque han estudiado las distintas posibilidades y han escogido la que consideraban mejor. Lo más "moderno" no es sinonimo de lo "mejor". Hablamos con poca perspectiva, porque en el hospital se da a luz desde hace muy poco tiempo y la mujer lleva toda la humanidad pariendo divinamente sin necesidad de ir a ningún hospital. ¿Que ahora culturalmente lo que se lleva es ir al hospital? pues bien, pero por favor que hagan las cosas bien alli. Que entrar por la puerta de un hospital no significa dejar fuera nuestros derechos y que hagan y deshagan con nosotras lo que quieran sin pedir consentimiento. Las mujeres piden la epidural porque están muertas de miedo, porque lo que ven en la tele, y lo que les cuentan sus amigas que han dado a luz son historias terribles y evidentemente ellas no quieren pasarlo mal. Pero la solución no pasa por dormir el cuerpo si no por despertar la mente y exigir una atención decente. Si las cosas se hacen bien, el parto puede ser una experiencia maravillosa, y el dolor si existe, será menor y perfectamente soportable. No nos resignemos, hay que pedir una atención de calidad, que las cosas cambien, si no para nosotras para que puedan disfrutar de ello nuestras hijas en sus futuros partos.
mi parto en la seguridad social me hizo sentirme como una cucaracha. el segundo en la privada fue mejor. Decidieron no fastidiarme más rasurándome y rajándome, pero del enema y de kilos de medicación no me libré. si supiera que todo iba a ir bien, no dudaría en parir en casa.
Karen: lo de la amnio es porque salió un Triple screening en riesgo y quise asegurarme. Lo de la placenta previa...hubiese sido una posible muerte en otra época. Tuvieron que ponerme 2 bolsas de sangre antes de empezar...con eso te lo digo todo. Y mi peke, pues 4,5 Kg, no estaba mal. Y con una cesarea "jodida" anterior. Me hacian firmar si queria parto vaginal, porque no me lo pintaron bien. Lo único que no se (ni sabré) es si el tema de la bacteria fué una negligencia en el quirófano, pero bueno, quiero pensar que todo el mundo tiene derecho a equivocarse, mas si luego lo solventa. Pero no creo que demonizar al colectivo médico sea la solución. Yo quiero que me traten bien en un parto o en una operación de vesícula. Que me atiendan como persona y que hagan lo mejor que sepan para llegar a buen termino. Nada más. El como lo dejo a sus conocimientos.
Ánimo Cecilia,Nuestros dos hijos salieron de forma natural, uno en el ascensor del hospital, porque en el registro no nos dejaban entrar hasta confirmar los datos (jajaja!) y el segundo lo sacamos en casa de pie sin asistencia médica, no dio tiempo ni de llamar. Ahora viene el tercero y esperamos no tener que pasar por el matadero de cerdos.
Me alegran mucho los comentarios que estoy leyendo. Yo no tengo hijos, pero sí muchos sobrinos, y a algunas de mis hermanas las acompañé durante sus partos, y alucinaba con que las tuvieran con goteros, con que llegara allí gente y les metiera la mano hasta el codo como si fueran vacas, sin decir ni quienes eran, todo el rato tumbadas, sin poder moverse... les decía a mis hermanas "¿pero eres una embarazada o una enferma?" porque así es como las trataban. Como ganado enfermo, para ser exactas. Tan penosa me pareció la situación, que después de aquello decidí que ni de broma iba a tener yo un niño, para pasar por aquello.Nunca había leído nada de partos naturales, y pensaba en que yo debía ser muy rara para que aquello me pareciera fuera de toda lógica, una muestra más de machismo, una forma de arrebatar el parto a las mujeres para que lo controlen los médicos. Me alegre saber que no soy tan rara. Y hasta me podría replantear lo de los niños, si las cosas se hicieran de otro modo.
Cualquier progreso es importante y poder elegir aún más, si cabe. El respeto y los progresos en los hospitales (hace pocos años una madre tenía que compartir habitación) son una buena noticia en la que se está avanzando mucho. Pero cada una lo vive de una manera y muchas veces la epidural es un gran alivio. Pero repito que poder elegir y conocer lo que se elige es muy importante.¿Y que hago con mi hij@? ¿Cuantas veces te has hecho esta pregunta?Por eso hemos creado este blog, para ayudarte en el complicado proceso de educación de los hijos. Puedes tanto leer los artículos, como hacer preguntas y compartir opiniones con otros padres.http://yquehagoconmihijo.blogspot.com/
Mis dos partos han sido medicalizados, rápidos y sin dolor, de modo que se puede disfrutar del bebé desde el primer momento. No sé por qué quiere alguien sentir dolor en ese momento, cuando si no sientes dolor puedes concentrarte en hacerlo todo bien y tener a tu bebé en brazos cuanto antes.
Karen, no se lo que es un parto en casa simplemente porque no he estado en ninguno, lo reconozco, aunque tambien seguramente habre vivido muchos mas partos que tu. No dudo de que sea bonito un parto en casa pero las complicaciones que yo he vivido no me hacen pensar en esa posibilidad y no todas esas complicaciones son producidas por los medicos ni las matronas. De hecho las causas de las hemorragias post-parto que se dan en el 3er mundo no creo que sean debidas a la extracción manual de la placenta y los factores, como sabras, son multiples. Felicidades a ISM por sus comentarios. La amniocentesis es el metodo hoy en dia mas exacto para poder diagnosticar una cromosomopatia (quien lo desee,claro), no es obligatoria y siempre se debe de acompañar con una explicicación detallada de las complicaciones que puede haber y son los padres con toda la información que se le puede dar los que deciden si se hace o no. Si no tienes información sobre lo que es una placenta previa oclusiva es sencillo, no puede salir antes la placenta que el bebe, si alguien duda se eso creo que no sabe de lo que habla. El articulo que habla sobre la mayor morbilidad perinatal en Holanda se publico en El Pais hace cosa de un año, puedes verlo en la hemeroteca. Un saludo
¿Cuál es el trauma de que te pongan un enema? Yo lo pedí voluntariamente porque lo prefiero a correr el riesgo, qué vergüenza!!!!!! La epidural, cojonuda, no sabes cuándo tienes que empujar, pero te lo dicen. Una cosa es el parto respetado, otra pasarse...
¡Qué buen post! Lo importante es que se informe bien. Mi primero fue cesárea y luego me documenté y decidí que sin lugar a dudas quería un parto lo más natural posible con apoyo de una matrona y en un entorno seguro. Me fui a la PAz (Madrid) Las mádicas residentes trataron de convencerme de las maravillas de los avances de la ciencia, entre contracción y contracción tuve que convencer al personal de que era una persona informada y de que había tomado una decisión firme.Firmé una descarga de responsabilidad. UNa estupenda matrona (Rosa Diaz) me acompañó maravillosamente bien y nació mi segunda hija.NADA NADA QUE VER CON LA INTERVENCIÓN Y EL POST PARTO DE LA CESÁREA. esUNA EXPERIENCIA BESTILA Y MARAVILLOSA. NUNCA JAMÁS ME HE SENTIDO TAN BIEN. Disfrutadlo. No os perdais la oportunidad de parir activamente.
Qué bueno el post. Al final yo creo que lo importante es estar informado y poder decidir como quieres que sea al parto, aunque no siempre es así.http://www.losbebes.orgAnuncios de artículos de bebes entre particulares
Fer (fer | 27/05/2011 14:14:56 ), para ser ginecólogo escribes fatal, chico. Las que exigen dicen yo EXIJO, por ejemplo. Y si están de acuerdo todos habrá quorum. ¿Igual te has quedado con lo que estudiaste en la carrera y no has leido más?
Muy buenos los comentarios, creo que el verdadero nombre es PARTO RESPETADO, porque solo asi sera mejor para mujeres, varones y niños por nacer. No debe existir el fundamentalismo , ni la indutrializacion del nacimiento, sino solo el respeto de la voluntad de la mujer de como traer al niño a esta dimension.Con asesoramiento e informacion la mujer podra elegir su mejor parto
Excelente toda la documentación que se cuenta sobre lo que debe ser un parto, en el que la mujer pueda opinar, tener la palabra, y no solo la palabra sino también, informarse, decidir que quiere y que no. PARIR NO ES UNA ENFERMEDAD. Eso es lo que no tienen claro algunos (por no decir ) muchos especialistas y también muchas mujeres que llegan con la idea de "estoy en buenas manos, ellos sabrán que hacer".Hay que tomar conciencia y seriedad en el asunto. Por que nos documentamos perfectamente, con varias fuentes y comparamos marcas, métodos y resultados, para comprar una crema para la cara, para estudiar una carrera, para decidir el colegio al que irán nuestros hijos, y no nos tomamos la molestia de leer que pasa en el cuerpo de la mujer durante el embarazo, por que tantas incomodidades (una vida esta creciendo dentro de ti, y necesita lo mejor), que sucede y como sucede el inicio del trabajo de parto, como reacciona nuestro cuerpo y que realiza para prepararlo todo para el nacimiento??? No nos damos cuenta, que nuestro bebé, también esta trabajando???Yo también tuve un parto respetado, en hospital con plan de parto, sin ninguna via enchufada, sin epidural, sin desgarro ni episiotomia, con un bebe grande, que inmediatamente después de salir depositaron encima mio, mi marido corto el cordón una vez dejo de latir, y nos dejaron 15 minutos solos a los 3 después de haber revisado y vestido al bebé dentro de la misma habitación al lado de su padre. Con la luz baja, CONOCIENDONOS POR PRIMERA VEZ. Y la recuperación excelente.No creo que estén deshumanizando a nadie, están diciendo que para un evento tan importante, lo mínimo que debe hacer cada mujer es INFORMARSE PARA PODER DECIDIR QUE QUIERE Y QUE NO.
Muy completo el articulo logra transmitir con mucha conciencia lo que significa asumir este proceso con total respeto y dignidad! Nos hemos acostumbrado a estas practicas y las hemos vivido como normales, sin preguntarnos si es bueno para nosotras, hemos tolerado demasiado, hemos vuelto el parto una practica medica mas! Espero de corazón que tu tercer parto sea mucho mejor! Que puedas sentirte protagonista y vivirlo con total conciencia y participación!
Hoy vas a tener mucho quorum...A mi el segundo parto me quito la sensacion de "cacho de carne" que se me habia quedado con el primero. Fue en una casa de partos y atendido por comadronas... El cariño y el buen hacer del equipo que me atendio, el que se presentaran todos (y estaba pariendo al crio, vamos, practicamente con la cabeza fuera), la atencion, el sentirme incluida en todas y cada una de las decisiones, desde antes del parto mismo... Vamos, como de la noche al dia.?Complicaciones, Luis? En los paises en que los hospitales son de libre eleccion de verdad y llevan estadisticas se suele comprobar que las complicaciones del parto hospitalario son en su mayor parte autocreadas. Yo pedi los datos de dos hospitales locales y los compare con los de mi casa de partos: Casa de partos, 5% de traslados (no todos ellos por situaciones "de riesgo", la mayoria son por falta de progresion de parto y deseo de la parturienta de ponerse la epidural), 1% de cesareas. Del 95% de los partos restantes, un 4% instrumentalizados (no usan forceps, solo ventosa y eso incluye las episiotomias). En el hospital 15% de cesareas y 70% de partos instrumentalizados (y eso comparando peras con peras, es decir, sin incluir partos de alto riesgo o gemelares, que tienen mas papeletas para salir peor). ?Es que tienen una varita magica en las casas de partos para que todo salga mejor o es que sencillamente los ginecologos que trabajais en hospitales tendriais que hacer un poco de reflexion sobre vuestro trabajo?Un supersaludo
mucha suerte y que vaya todo muy bien!! el parto es nuestro
yo he tenido dos partos maravillosos en un hospital público, atendida por matronas. En el primero sí me pusieron la epidural, pero no me pusieron enema ni rasuraron y no me pusieron oxitocina sino que dejaron que el parto progresara a su ritmo. todo transcurrió tranquilamente y no me dieron ni un punto (y eso que era mi primer parto). nada más salir pusieron al bebé sobre mi cuerpo, nunca olvidaré esa sensación de su cuerpo calentito (recién salido del horno, :) )En el segundo parto no me pusieron epidural ni nada, fue maravilloso, aunque mucho más ajetreado. no queda ni rastro de dolor en cuanto sale el bebé.Yo no tuve que hacer nada, ni plan de parto ni otro trámite, pues fue sobre la marcha y me trataron de maravilla y con mucho respeto. La verdad es que fue muy rápido así que supongo que cambia mucho si en vez de eso estás 12 horas de parto sin epidural... cada una debe elegir con libertad y ser respetada por ello.después de las dos experiencias, si tuviera otro hijo eligiría sin epidural, pero porque supongo que tampoco sería muy largo.el mejor consejo para el dolor de las contracciones me lo dio la madre de una amiga que ha tenido seis hijos: las contracciones duran más o menos un minuto, si tienes un reloj a mano puedes ver que ya queda poco y relajarte... sobre todo relajarte y pensar: no me duele... respiro despacio...no me duele... tranquila... queda poco....ya pasó!
Hola, me disponia a decir que en hospitales publicos y no privados los partos son mas "naturales" y veo que otros comentarios van en ese sentido. Y me alegro. En el Reino Unido, se fomenta el parto natural, sin uso de epidural ni medicalizacion (creo que por falta de resursos monetarios o por ganas de ahorrar). Lo habitual es que las matronas siempre expliquen que es posible dar a luz sin anestesias de manera que la embarazada parte de esa base y de ahi para arriba: cambio de posturas, movilidad, banos calientes, duchas, gas inhalado, pethidine y finalmente epidural. Toda matrona trata de convencer a la parturienta de que no necesita epidural incluso en pleno parto y la verdad es que funciona. Las madres cercanas a mi y yo misma dimos a luz sin epidurales, sin episiotomias obligatorias, ni edemas (es natural y NO vergonzoso dicen). Mi bebe necesito ventosa para salir tras 8 horas y yo recuerdo un parto duro, doloroso pero soportable.
Con perspectiva histórica, las mujeres antes tenían razones para temer el parto. Conozco familias con muchas mujeres muertas por complicaciones de este trance, natural sin duda, pero no siempre fácil, genéticamente, cadera estrecha cabeza gorda, problema habitual. Así, cuando la medicina se puso por objetivo que no muriera ninguna mujer de parto, la idea era buena. Ahora bien, si eso se puede hacer respetando el parto como un hecho tan natural sin intervenir nada más que en los casos de riesgo, pues ese es el camino. También se ha visto que el jarabe de la tos no conduce a nada tomado sistemáticamente, que hay que tomar menos antibióticos... VIVA LA MEDICINA MODERNA. Ahorra muchísimo sufrimiento a muchas personas. ABAJO EL EXCESO DE MEDICALIZACIÓN tanto en el parto como en otras facetas de la vida.
Clara, 100% De acuerdo contigo!!.Creo que un obstetra ha comentado que los protocolos están ahi, para hacer más seguros los partos. Realmente, no entiendo esa manera de proceder. De la misma forma que no se nos trata de la misma manera durante el embarazo, no veo porqué se nos tendrían que aplicar a todas los mismos protocolos de parto. O es que acaso todas las mujeres necesitan reposo absoluto durante el embarrazo? o la dieta para evitar la diabetes gestacional?
2 partos, 2 cesáreas...en fin. En Hospital Público y no tengo quejas. Me hubiera gustado tener partos vaginales y no pudo ser pero, es cierto que desde que entras por la puerta te podían explicar un poco más cómo va a ir todo para que se te quite esa cara de pánico que tenemos allí todas.
Todavía no he sido madre, y siento admiración por aquellas mujeres que desean tener un parto no medicalizado, o sea, sin epidural. A mi me horroriza la idea de parir con dolor, y me cuesta entender las razones de aquellas que lo eligen así. Por supuesto que parir es un acto natural, nada que ver por ejemplo con una estracción dental, pero a nadie se le ocurriría pedir que le sacaran una muela sin anestesia. Los avances en la medicina están para aprovecharlos. Parto respetado por supuesto que sí; padecimientos innecesarios ni hablar!
El parto de mi mujer fue en el Gregorio Marañón en Madrid. Enema tirada en una sala sola sin saber donde cambiarse, episiotomía,epidural y oxitocina ...todo el pack.Lo peor, las 9 personas en el paritorio, cuatro hablando a la vez a mi mujer que no sabía a donde mirar, tres estudiantes metiendo la mano a turnos y comentando la jugada en voz alta. Cuando nació la niña como usaron forceps me echaron y al entrar pude ver a mi hija entre una maraña de personas. La niña medio minuto encima de mi mujer y se la llevan para toma de huellas, pesado,pinchazo y crema en los ojos.La envuelven como un salchichon y se la intentan poner encima mientras la cosían . Al final di cuatro voces y conseguí que se fueran la mitad de los presentes y se quedaran dos personas y no el camarote de los Marx.Me pareció todo inhumano, injusto y degradante innecesariamente.
Una vez en la habitación, la enfermera de planta se empeñó en que por sus narices la niña se tenía que tomar un biberón y en un descuido se lo plantó en los morros y se lo embuchó aunque la niña lo terminó regurgitando. Me regañaron por sentarme en la cama de mi mujer con la niña mientras esta se duchaba, se empeñaron en traer biberones a pesar de que dijimos que no los necesitábamos, y finalmente poco menos que vacunan a la niña sin avisarnos. Al final exigimos que viniera el médico a explicarnos porqué puñetas se pone una vacuna a un recién nacido que va a estar en casa y porqué solo se hace esta barbaridad en Madrid y no en el resto de España. Maternidad de Odonell y sus enfermeras revenías mala muy mala.
Hola tocaya, ¡cuánto tiempo!Yo tuve mi primera experiencia en enero, después de dedicar muuucho tiempo y energía a buscar el parto que quería. Di con la ginecóloga Gaia Zocchi (http://cumaqua.com/) y no sabes cuánto me alegro hoy. Gaia me dijo que en la Seguridad Social seguramente habrían usado forceps (mi hija se resistía a salir). Sin embargo, su herramienta fue simplemente un poco de paciencia y saber hacer. Salí del paritorio sin un solo punto ni desgarro, ni siquiera una vía. Por supuesto, nada de oxitocina, ni epidural, y pude dilatar en una bañera de agua caliente.Si aún estás a tiempo, te recomiendo a Gaia. Ha sido la mejor decisión de mi vida. Y sí, duele mucho, ¡pero acaba pronto!Mucha suerte y besos,Cecilia Fleta
Tuve un primer parto con epidural y episiotomía, en que me practicaron dos veces la maniobra de Kristeller y nadie se dignó presentarse ni informarme de lo que me iban haciendo, con una comadrona borde que me reñía y me amenazaba con el fórceps porque no estaba empujando bien (¿cómo, si estaba dormida de cintura para abajo?). Siempre me quedé con la sensación de que no había parido, sino que a mi hijo me lo habían sacado. Después de esta experiencia, tenía claro que en mi segundo parto no quería volver a pasar por lo mismo. Me informé bien durante el embarazo y me preparé, tanto física como psicológicamente, para intentar un parto sin anestesia. Mi segunda hija nació hace unos meses en un parto en que pude moverme libremente y elegir la postura que prefiriese en cada momento, atendida sólo por una comadrona y una auxiliar que se presentaron y me informaron de todo lo que iban a hacerme. Parí a mi hija de rodillas, y aunque el dolor que sentí durante el expulsivo es indescriptible, ser consciente de cómo mi bebé salía de mí y recibirlo en mis brazos cuando aún nos unía el cordón umbilical es algo tan grande que, si tuviese otro hijo, repetiría. Mi periné, que según la comadrona de mi primer parto era tan rígido que requería una episiotomía de tamaño autopista, soportó el embite con apenas un desgarro superficial que requirió dos puntitos y no me ha producido ningún tipo de molestias. ¡Nada que ver con la primera vez, en que no pude sentarme bien durante toda la cuarentena!De todos modos, debo decir que yo tuve dos partos rápidos (ocho y cinco horas, respectivamente) y que, en mi caso, las contracciones de la dilatación fueron perfectamente soportables. El umbral de dolor es algo muy personal y, sobre todo cuando la dilatación se alarga o hay problemas de progresión, puedo entender que algunas mujeres acaben pidiendo la epidural. ¡Bienvenida sea cuando hace falta! Pero el miedo también influye en la percepción del dolor, y creo que lo peor para una parturienta es que esté convencida de que va a sufrir un dolor espantoso y que no va a ser capaz de soportarlo. En los famosos cursillos "de preparación" no se prepara psicológicamente a las mujeres para afrontar el parto, no se les explica el por qué de las contracciones ni se les dice que hay modos de aliviar el dolor sin anestesia, que por regla general, si puedes moverte libremente, éste es perfectamente soportable (de hecho, te orienta para adoptar la postura más conveniente para ayudar a que baje el bebé por la pelvis), y que cuando crees que no vas a poder soportarlo más, probablemente el parto esté llegando al final. Por cierto, mis dos partos, diferentes como el día y la noche, fueron en hospitales públicos españoles. El segundo, mi parto elegido, precisamente en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid que menciona el post, y lo recomiendo a cualquiera que quiera un parto respetado (con o sin anestesia), porque el trato que recibimos allí, tanto en paritorio como en planta, fue excelente.
Hola, me ha parecido muy interesante el post, muy bien explicada la sensación de desasosiego en el parto... Deberíamos saber muchas cosas sobre nosotras y nuestro propio cuerpo para evitar episiotomías y malos ratos. Es esencial fortalecer el suelo pélvico para evitarlo y se puede hacer de una forma muy sencillita, aquí hay un artículo muy interesante y en la web hay vídeos para fortalecerlo especiales para embarazadas: http://centradaenti.es/%C2%BFque-es-un-masaje-perineal/
Mi parto fue provocado porque rompí aguas la tarde anterior y no tenía ni borrado el cuello del útero. A partir de las 7 y pico de la mañana me pusieron oxitocina y epidural todo a la vez, no me pusieron enema ni me rasuraron. A las 4 nació mi niño en dos empujones aunque con la ayuda de los forceps, así que me hicieron episiotomía. La verdad es que para mi fue un buen parto, no sentí dolor, no fue largo, si acaso aburrido por tener que estar sentada en la cama esperando a dilatar. Es verdad que la episiotomía es un rollazo durante unas semanas y se pasa mal, pero una vez curada, ningún problema. Yo creo que lo importante es mantener la calma, colaborar con el personal médico y desde luego prepararte para el parto, aprender a empujar (aunque luego estés anestesiada, hay que saber empujar), a respirar, etc. Desde luego, lo ideal sería poder dar a luz como en otros países (amigas mías de Inglaterra), que tiene opción de elegir si pasear o no, habitaciones especiales con bañera, pelotas, etc, y todo por la seguridad social. Y sobre todo, con personal muy amable y donde es impensable que cualquier médico o enfermera entre en tu habitación sin presentarse. Hasta que llegue ese día, lo que hay es lo que hay. Yo no me siento menos madre por no haber notado como salía mi hijo de mi. Eso es un momentito, luego tienes tooooda la vida para tener experiencias maravillosas como madre.
Hola! me ha encantando esta entrada del blog!! me siento muy identificada cuando dices que hasta ahora era lo que sabias y como describes los comentarios que se suelen hacer tras el parto...Tuve a mi hija en Noviembre 2009, y la verdad que fue un parto bueno, llegue con 8 cm dilatada y solo estuve en la sala de dilatacion 2 horas, no me dio tiempo a que me pusieran la epidural, cosa que agradecí despues!, ni me pusieron ninguna via ni nada de nada, fue todo natural, eso si tuve la ayuda de una matrona buenisima que siempre que puedo le doy las gracias, se llama Agustina y trabaja en el Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, que fue donde di a luz. AL final me tuvieron que hacer episotomia pero muy poco, un par de puntos, porque la peque venia con la cara hacia arriba, pero no me quejo, tuve un parto muy bueno y una recuperacion tambien buena, con esta matrona pude dilatar como yo me encontraba mejor que era sentada, y me dejó una silla de parto, y le daba consejos a mi marido para que me aliviara con los masajes en los riñones. No me arrepiento para nada de no haberme puesto la epidural, y si tengo otro no me la pienso poner! el dolor es llevadero y se pasa nada mas dar a luz.Bueno lo dicho, que desde aqui animaros a leer mucho sobre el tema y que lo mejor es un parto natural, en la medida que se pueda!
Cecilia me ha gustado mucho el post aunque no deja de darme miedo esa corriente que actualmente recorre al menos nuestro país con el tema de "humanizar" el parto.. un no a la epidural cuando hasta hace no mucho las mujeres pediamos a gritos la epidural para evitar el dolor.. realmente respeto tanto a las personas que quieren un parto en casa o con tecnicas alternativas como las que quieren no pasar dolor bajo ningun concepto.. En mi caso te diré que tuve 2 partos fantasticos, en el primero el gine quiso evitar la episotomia y acabó en desgarro y en el 2º ni eso.. no rompi aguas en ninguno de los dos y estuve todo el tiempo en casa hasta casi el final.. aun asi en ambos quise la epidural porque soy una persona que no soporta el dolor y que preferia una epidural y disfrutar tranquila del nacimiento de mis hijos aunque no sintiera nada de cintura para abajo (y ya te digo que me pusieron la epidural en ambos poco antes de 20 minutos de que nacieran).. Con todo este rollo lo que quiero decir es que pasa como con el tema de la lactancia materna .. que pasamos de un extremo al otro.. ni es mejor madre la que pare a "dolor" ni la que elije no pasarlo.. al igual que no se es mejor madre por darle la teta que por darle el biberón sea cual sea el motivo por el cual hayas tomado esta decisión...
Di a luz en julio de 2009 en la Maternidad de Barcelona y quería aprovechar la oportunidad para agradecer el excelente trabajo de las comadronas, unas verdaderas hadas madrinas que me ayudaron muchísimo durante el parto y el posparto, sobre todo con el pecho. En la Maternidad tienen un protocolo muy claro: cesárea solo cuando no hay más remedio, lo cual debería ser siempre así. Si la mujer quiere epidural, se la ponen sin problemas y si no, pues la dejan como está y la van ayudando a que consiga la mejor posición para dilatar y dar a luz. Aunque luego de 12 horas mi parto terminó en cesárea, si pudiera volvería a dar a luz allí (ahora no vivo en España) e intentar de nuevo un parto natural. Un beso muy grande a mi comadrona Carmina López.
Creo que has tomado una excelente decisión. Tengo 2 hijos ya adolescentes y di a luz en casa por la falta de alternativas en la zona donde yo vivo. A mi me ayudaron mucho un monográfico de Integral, "Nacimiento y parto gozosos" y un maravilloso libro de Sheila Kitzinger que recomiendo a cualquier embarazada de mi entorno para estar informada, "Nacer en casa y otras alternativas al hospital". Supongo que ahora habrá mucha más información que entonces pero a mi estos libros me hicieron abrir los ojos y poder decidir sobre algo tan importante en mi vida valorando los pros y los contras. Suerte.
Con todo mi cariño, si realmente quieres que esta vez sea distinto sigue los consejos de un gran sabio: enciérrate en el lavabo, no permitas que nadie te moleste para nada, escucha tu cuerpo, déjate llevar y pare a tu hijo con un potente y no perturbado movimiento involuntario: el reflejo de eyección del feto. No tendrás ningún problema y viviràs el mejor momento de tu vida y de tu poder como mujer. Tú y tu hijo estaréis impregnados de hormonas del amor. No puede haber mejor comienzo... Mucha suerte! (No te olvides, claro está, de tener cerca una comadrona, pero una comadrona relajada, silenciosa, que no haga nada más que dormitar, leer o hacer punto mientras tu pares ...) Lo demás no sirve más que para interferir en ese maravilloso proceso involuntario que es el nacimiento de un ser humano.
aun recuerdo el dia que nació mi hija, iba con una gran ilusion que se cargaron por completo elpersonal del hospital; seria muy largo de contar y no merece la pena porque lo ha borrado y compensado la sonrisa que cada dia me regala mi hija MARIA.
Argh, pues yo soy demasiado joven como para plantearme siquiera lo de ser madre. Pero si un día me decidiera a serlo, lo primero que pediría es que por favor hicieran lo necesario para sentir el mínimo dolor posible, y si la manera es sedarte de cintura para abajo, bienvenido sea, que yo no le veo ninguna gracia a estar rota de dolor, ni creo que la experiencia sea así más completa.
Enhorabuena por la reflexión!! yo la hice antes del parto de nuestro primer hijo y conseguí un parto bastante respetado. Me siento orgullosa de ello . Ahora, en un par de meses, espero repetir la experiencia para el nacimiento de mi segundo hijo. Por suerte cada vez hay más hospitales pu´blicos donde tiene protocolos de parto natural, muchas veces gracias al trabajo de algun grupo de matronas incansables y encantadoras. Enhorabuena a todas ellas!
Hola, mi primer parto también fue como el tuyo, me sentí una espectadora dormida, un animal, un trozo de carne, me dejé robar un parto del que no recuerdo casi nada, como si no lo hubiese hecho yo. Me he sentido estúpida y culpable por no haber luchado por algo que me pertenecía, por mi ignorancia, por haber vivido este momento tan importante de forma tan desconectada. Para finales de mayo voy a tener mi segundo hijo y esta vez espero vivirlo de verdad, con sus dolores que algunos dicen ser el fruto del miedo. Voy a pedir libre elección de hospital para el 12 de octubre que esta certificado como amigo de los niños como el de Majadahonda.
Hola! Yo vivo en Londres y di a luz aqui a mi primer hijo. Me da la impresion de que aqui las futuras madres tienen mucha mas informacion porque en los cursos prenatales del hospital nos explicaron todas las opciones y es mas, incidiendo bastante en el parto natural. Asi que llegue al "gran dia" sabiendo bien cuales eran mis opciones! Queria un parto natural pero por complicaciones no fue posible, pero aun asi es muy diferente cuando sientes que estas bien informada! Ahora estamos esperando el segundo bebe, espero que haya mas suerte! En definitiva, informacion si, y despues, cada una decide (o la situacion decide por ti...!)
Por favor, denunciad aquellas prácticas deshumanizadas en Atención al Paciente de vuestros Hospitales/Maternidades para que sepan que lo están haciendo mal...Es importante que vean las quejas y sugerencias de las que padecemos esta violencia obstétrica. ¡Cambiar el nacimiento es cambiar el mundo!
Me encante que se hable sobre este tema porque mi parto aunque fué hace ya más de un año fue horroroso. Yo hice el curso de preparacion al parto y nunca pensé que la matrona que me atendió me haría sentir tan mal.. Recuerdo que no me hablaba ni me explicaba nada, me puso una inyeccion de morfina sin explicarme el porqué ni pedirme permiso, mientras me hacía un tacto ara ver la dilatación me rompió aguas con la mano mientras giraba la espalda de mi bebé desde fuera de mi barriga (aun conservo la señal), grité de dolor y me dijo que no gritara que no era para tanto y vinieron varias enfermeras y cuando me preguntaron les dije que todo estaba bien porque pensaba que eso era lo normal. Me puso oxitocina sin explicarme tampoco nada y luego la anestesista la "regañó" por no haber esperado que viniera ella para ponerme la epidural (o eso entendí yo de su pequeña "discsión"). Yo había practicado mucho con mi hermano que es Fisioterapeuta y osteópata las tecnicas de respiración para empujar correctamente pero la matrona decidió por su cuenta ponerse encima de mi camilla y apretarme el estómago con los dos puños apoyando todo su peso encima de mi haciendo que cada vez que la ginecóloga me decía que empujara se me fuera todo el aire por la boca y haciéndome daño a mi y a mi hijo, tanto mi bebé como yo no teníamos prisa, pero en tres empujones de la matrona salió mi hijo y me sentí inútil. Tuve pesadillas con ese momento muchas noches y los días siguientes al parto no podía casi moverme de lo dolorida que me dejó la barriga y la espalda, y no pude coger a mi hijo en brazos hasta unos días después,me dolía mucho más la barriga de los golpes que me dió que los puntos de la episotomía. Me pregunto de que sirvió mi plan de parto.. Y me pregunto que si mi hijo venía bien y yo no tenía prisa porque esa mujer me trató como si fuera un animal. Ahora tengo planes de quedarme embarazada pero esta vez tengo una mutua porque no me atrevo a ir a un hospital público, pienso que allí me tratarán mal, y es muy triste que tenga que pagar para asegurarme de que no me hagan daño ni a mi ni a mi hijo en un HOSPITAL. Raquel Mora (Barcelona)
mucha buena vibra y en horabuenawww.psicoprofilaxisperinatal.jimdo.com
Hola!Estoy preparándome para mi primer parto, y leyendo algunos libros, viendo las paginitas de "Plan de parto"del "libro de la matrona" e informándome un poco decidí que no quería un parto "estándar", porque aunque no lo haya vivido, opino lo mismo que tu sobre todo en lo principal: Es un momento muy importante en mi vida, y aunque sea duro y doloroso, quiero disfrutarlo como a mi me de la gana. Tu artículo me ha resultado muy interesante.Después de llevar varios meses preguntando a gente que ha parido en distintos sitios de Valencia, privados y públicos, de ir a varios ginecólogos privados, e ir preguntando cosas (que en el plan de parto vienen) como: "¿Podré moverme durante el parto?" "¿Podré elegir postura?" "¿Puedo visitar el sitio antes para estar más tranquila ese día?" Ya obviamente por no entrar en cosas más avanzadas... Los conocidos que han tenido hijos ni me han sabido responder, y los profesionales me miraban con cara rara y me decían cosas como "A mi cosas raras no", "Nunca me habían preguntado eso", pero el resumen era que nada, que parto normal, patas parriba, y nada de moverse. Me ha decepcionado mucho, la verdad.Y al final esta semana pasada me he enterado de lo del hospital de la plana... y me hizo muchísima ilusión!!! Así que pienso irme para allá, voy a ver si puedo hacer el papeleo en condiciones y lo arreglo todo, porque además mis suegros viven cerca y puedo estar cuando me vaya a tocar en su casa.
Entonces cuando te rompes un brazo es mejor que te lo coloquen sin anestesiarte y dejar que "suelde" de forma natural sin operar o poner escayola. También cuando una persona sufra un infarto no se le debería poner lidocaína intravenosa y dejar que sufra el dolor y que la naturaleza siga su curso, porque de lo contrario sería una tratamiento irrespetuoso, antinatural y un obstáculo para que la naturaleza siga su curso. Parece mentira que se considere un sometimiento y casi una barbarie que rasuren a la mujer antes de parir. Por la evolución del ser humano, por andar erguidos, las mujeres no tenemos la misma capacidad que otros homínidos para parir sin dolor y sin riesgos. ¿Prefieren que el médico no haga un corte controlado en la vagina por no estar unos días con puntos y asumir el riesgo de sufrir una desgarro que les llegue hasta el recto con consecuencias para toda la vida? Todas esas cosas que se describen como horribles son las que han disminuido la mortalidad de las parturientas y los bebes. Seguramente muchas de estas mujeres que abogan por el mal llamado parto natural están en contra del aborto, pero a la vez son capaces de poner en riesgo la vida del hijo que traen al mundo porque quieren evitar una frustración. A muchas deberían dejarlas parir en sus casas de forma "natural" y cuando muera el bebe que traen en sus vientres entonces si sabrán lo que es frustración. Majaderías y pijerías de mujeres del primer mundo que NO saben lo que es el dolor y por eso lo añoran. No saben lo que es NO tener avances médicos o medicamentos y ver morir a sus hijos sin poder hacer nada, eso SI es frustración. No hacer una cesaría a tiempo y no monitorizar al feto, ingerir alimentos durante el parto implica un riesgo para el futuro neonato. Riesgos que no se deben asumir por evitar una absurda frustración que probablemente esté provocada por otras cosas. ¿Cómo se puede planificar por la OMS el porciento de cesáreas que se deben hacer? No es posible saber que porcentaje de mujeres con riesgos que necesitarán cesáreas van a llegar a un hospital. OMS la misma organización que crea falsas alarmas sobre epidemias para vender el doble de vacunas y llevarse una buena tajada del negocio.
Todos los que alabáis Inglaterra, no estaría mal mirar los datos estadísticos y ver que tiene uno de los peores resultados en Europa en mortalidad materna e infantil, mucho peor que España. No todo es oro lo que luce.
Sé que este no es el tema del artículo pero necesito dejar mi opinión... Madre mía OO, dices que hubieras preferido no tener a tu(s) hijo(s) si hubieras tenido que recurrir a la inseminación artificial? Qué fuerte me parece... Yo hubiera hecho lo que sea por tener a mi hija... De echo lo hice porque la tuve gracias a un FIV. Y sin duda alguna lo repetiría las veces que hiciera falta porque es lo mejor que he hecho en mi vida y me siento súper orgullosa!! A lo mejor a ti no te pasa, pero en general cuando una quiere ser mamá, está dispuesta a hacer lo que sea. Por lo menos a mi me pasó así, no me imaginaba mi vida sin hijos y no hubiera podido vivir así "tan pancha" como tú dices. A lo mejor soy yo la rara, no sé, pero vaya, que tener hijos era el gran sueño de mi vida y no iba a dejarlo pasar por un problema médico. De la misma manera que si me pongo enferma voy al médico y me medico si hace falta, pues con esto lo mismo. Uno no se deja morir... O con eso también piensas así?? También pienso que no es lo mismo que te lo cuenten que vivirlo en primera persona, uno no sabe realemente lo que haría si no le pasa y creo que te hubieras sorprendido mucho a ti misma si te llega a pasar... No creo que te hubieras quedado "tan pancha" y lo que más me extraña es que sigas pensando así siendo mamá y viendo todo lo que te hubieras perdido... Porque eso que lo diga alguien que no sabe lo que es un hijo... aún lo puedo entender porque la ignorancia es muy mala y uno no sabe lo que es ni lo que se pierde... Pero que una mamá me diga que por su hijo no haría lo que hiciera falta...? Que preferiría no haber tenido a su hijo...? Me cuesta de entender y de creer. Que a nadie le ofenda, sólo expreso mi opinión tras leer un comentario que me parece poco tolerante con las mamás y papás que no pueden tener bebés fácilemente... porque no es que no puedan tener, ni que no lo merezcan, ni nada raro... solo necesitan un poco de ayuda médica, igual que todo hijo de vecino hace cuando se pone enfermo de cualquier otra cosa. Por esa regla de 3 cuando uno se pone enfermo que no vaya al médico y "que sea lo que Dios quiera" si sobrevive bien y sino pues mira, se lo merecía o era lo que le tocaba... La medicina, la ciencia, los tiempos... avanzan y están para algo. Tal vez la confusión venga de ahí, que algunos crean que si tienes un problema médico que complica el lograr un embarazo de forma natural quiere decir que no debas ser mamá o papá y por eso ven mal que pongamos empeño en conseguirlo sea como sea. Pero yo lo veo igual que cualquier otro problema médico y no lo veo para nada malo sino todo lo contrario. Yo lo veo algo extremamente bonito, una inmensa muestra de amor hacia ese hijo... por lo menos así lo vivimos nosotros desde nuestra propia experiencia. Que su concepción no fue natural? Y qué? Qué problema hay? Por mi ninguno y por su padre tampoco... De hecho, mirándolo por otro lado, mi marido y yo hicimos muuuuucho más por nuestra hija que los padres que se quedan embarazados de manera natural (por cierto muchas veces sin siquiera proponérselo, no siendo necesariamente bebés deseados... pero claro, eso no queda bien decirlo...), uno no sabe por todo lo que se pasa en una FIV si no lo vive... no es nada fácil, ni rápido, ni barato ni divertido... Pero vale la pena!!!! Claro que no era parte de mi sueño necesitar una FIV para lograrlo, claro que yo también lo había soñado siempre diferente. Lo primero es que creía que me quedaría a la primera de forma natural, después vi que nos costaría un poco más de tiempo pero esperaba llevarme la sopresa un buen día usando un predictor como hacen casi todas las mujeres. Pero la segunda rayita parecía no existir... Yo también creía que bastaría con tener relaciones con mi marido y que de repente un buen día aparecieran las dos rayitas, pero no fue así, hizo falta currárnoslo mucho... Pero con esto también veo que nuestra hija no fue una casualidad ni un error ni un accidente, fue una niña muy esperada y muy deseada!!! Y que sepas que es exactamente igual que todos los demás niños, que la concepción sea artificial no quiere decir que vaya a ser diferente o peor que los demás, es preciosa, listísima y la felicidad personificada, es mi sueño hecho realidad!!! Yo, a la reproducción asistida, sólo le puedo decir: GRACIAS, UN MILLÓN DE GRACIAS POR AYUDARME A CONSEGUIR LO MEJOR DE MI VIDA!!! Un saludo.
créanlo o no, nacer de una forma u otra nos marca para toda la vida
los partos son el momento más difícil de un embarazo, que complicado es todo…
Yo decidí tener a mi hija en un hospital público donde desde hace dos años han puesto en marcha un protocolo de parto respetado similar al que describe Elisa. El problema es que hace una semana, estando de 8 meses de gestación, mi ginecóloga me ha informado que por mi edad (44 años) me consideran dentro del grupo de embarazos de alto riesgo, aunque no sufro hipertensión ni diabetes del embarazo, ni he tenido ningún riesgo de parto prematuro, aunque mi hija está colocada en buena posición desde los 6 meses, la placenta está donde tiene que estar, su corazón late de forma adecuada, su crecimiento es el adecuado, las ecografías no muestran ninguna anomalía, el líquido amniótico está en la proporción que tiene que estar y he realizado las pruebas genéticas más avanzadas para descartar alteraciones genéticas. A demás, será mi segundo parto, lo cual, según tengo entendido, disminuye el riesgo.Con todo, me dicen que en mi caso no hay parto respetado que valga. Que si mi hija no nace de forma espontanea antes de la semana 39 0 40 me van a inducir el parto, lo que supone suministrarme oxitocina, con el consecuente aumento del dolor de las contracciones, lo cual comportará probablemente el uso de la epidural... Ya me lo conozco de mi anterior parto.Por otro lado me dicen que me van a someter a monitorización constante, lo cual supone no dejarme mover de la cama, con lo cual todo lo aprendido en las clases de preparación al parto, técnicas para favorecer la dilatación, esferodinamia, etc. no me va a servir de mucho. si se produjera cualquier indicio de sufrimiento fetal o riesgo para mi o para mi bebé en el momento del parto, entendería cualquier precaución, intervencionismo y lo que haga falta, pero ¿solo por protocolo? ¿Para que el hospital se cubra las espaldas?
Me ha gustado mucho su articulo, y muy completo el tipo de parto natural que expone, felicidades por su articulo.
Me parece muy completo aunque en los hospitales cada uno tiene uno protocolo de actuacion
Creo que esta claro en el hospital que mejor te atiende y mejor experiencia a tenido, pero lo que si podemos presumir en España es que tiene un buen protocolo de intervención del parto.