Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La manifestación de Madrid termina con 24 detenidos

Al término de la manifestación se han producido varios incidentes en los alrededores de la Puerta del Sol, entre ellos la quema de varios contenedores

Tras la manifestación convocada por Democracia Real Ya se han producido varios incidentes en los alrededores de la Puerta del Sol. Unos altercados que se han saldado con 24 detenidos, acusados de desorden público y daños al mobiliario urbano. Debido a los incidentes que un grupo de manifestantes han protagonizado por las calles del centro de la capital, Emergencias Madrid ha atendido a cinco policías y a otras dos personas, al parecer ajenas a la manifestación, de lesiones leves, según fuentes sanitarias. Unos incidentes que tuvieran como escenario la Gran Vía, la Plaza de Jacinto Benavente, la calle Fuencarral, Valverde y la Puerta del Sol.

En varios puntos de la ciudad (desde plaza de España hasta la red de San Luis y calles aledañas), agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), más conocidos como antidisturbios, tuvieron que cargar contra 400 manifestantes que estaban tirando contenedores y rompiendo mobiliario urbano, según un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía. Algunos de los manifestantes se han quedado en las calles una vez que había terminado la concentración, y parece que podrían estar intentado alargar la protesta.

En torno a un centenar ha permanecido sentado en la plaza de Callao, de forma pacífica, frente a varias decenas de policías antidisturbios, gritando con las manos en alto "estas son nuestras armas". Según testigos que no se quieren identificar, cuando los manifestantes han ocupado la calzada de la Gran Vía (cortando el tráfico), los antidisturbios les han obligado a levantarse utilizando la fuerza y las porras. Es la versión en la que coinciden Julio, un estudiante de 21 años, Feth, un trabajador de 32 y un abogado de unos 50. Según este último la Pólicía no ha apercibido a los manifestantes de que iban a desalojar la Gran Vía y han realizado un "uso ilegítimo y desproporcionado" de la fuerza.

Los furgones de la Policía Nacional han terminado cortando el carril que sube a Gran Vía desde plaza de España, y lo han reabierto al tráfico pasados varios minutos. Emergencias Madrid ha contabilizado dos heridos leves, uno con un golpe en la cabeza y otro con contusiones, después de los incidentes en los que se han quemado cuatro contenedores en las calles Valverde, Mesoneros Romanos, Carretas y en Tirso de Molina.