Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero: "Rajoy está inédito en trabajar a favor de la igualdad de las mujeres"

El presidente asegura en un acto que podemos sentirnos seguros cuando una mujer está a cargo de una responsabilidad

Un baño de afecto ha recibido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de las mujeres socialistas, alcaldesas, concejalas, diputadas autonómicas o candidatas a serlo en las elecciones del próximo 22 de mayo. "Para que gane la igualdad", es el lema del acto de precampaña de los socialistas con las mujeres en el que ha aprovechado para ensalzar su tarea legislativa a favor de éstas.

"Cada uno tiene la hoja de servicios que tiene, en la historia y en el presente. El PP, poco, por ser generosos en términos históricos, y en el presente, casi nada". En medio de los aplausos de las candidatas y dirigentes socialistas, Zapatero ha culminado su reproche, esta vez dirigido directamente al líder del PP. "Mariano Rajoy en materia trabajo por la igualdad de la mujer está inédito", dijo en tono sosegado y con media sonrisa.

Eso sí, aprovechó para recordar que los populares habían recurrido la Ley de Igualdad que ha permitido que en la legislatura municipal que ahora termina haya 2.000 mujeres más que las que obtuvieron acta en 2003.

Varias ministras le escuchaban desde primera fila. Carme Chacón, titular de defensa; Cristina Garmendia, ministra de Ciencia y Tecnología; Rosa Aguilar, de Medio Ambiente y Leire Pajín, de Sanidad e Igualdad. A esta última le ha pedido que cuidara "como ella sabe" el desarrollo y el avance de la Ley de Dependencia, otra de las normas que Zapatero ha puesto en valor como instrumento esencial de apoyo a las mujeres. "Siempre que una mujer está al frente de una responsabilidad, podemos sentirnos seguros". Como ejemplo: "Al frente de la ciencia, de la sanidad o dirigiendo la labor de los soldados". De las candidaturas socialistas a las 13 comunidades autónomas solo tres mujeres optan a la presidencia, Eva Almunia, en Aragón; Begoña García Arregui, en Murcia y Dolores Gorostiaga, en Cantabria.

El acto discurrió en un tono intimista por parte de Zapatero, que solo se ha vuelto grave cuando el presidente llamó a combatir "la intolerable violencia machista". Después ha derivado su discurso hacia el asunto que le obsesiona: el paro. "Con esfuerzo colectivo y con sacrificio, lo vamos a conseguir, se creará empleo".