Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sale otro preso histórico de ETA, tras 30 años en prisión

Jon Agirre Agiriano, 'Elurtxuri', es responsable de la muerte de un chico de 13 años que dio una patada a una bolsa que contenía un explosivo

El preso etarra, Jon Agirre Agiriano, Elurtxuri, ha abandonado alrededor de las siete de la mañana la prisión vizcaína de Basauri tras pasar 30 años en la cárcel. A la salida le estaban esperando medio centenar de personas, entre los que se encontraba el dirigente de la izquierda abertzale Tasio Erkizia o el alcalde de Elorrio, Niko Moreno (ANV), que le han entregado un ramo de flores.

Agirre Agiriano fue condenado por tres asesinatos, uno de ellos el de José María Piris, un niño de 13 años, que murió el 29 de abril de 1980 al golpear accidentalmente una bolsa de deportes que contenía un artefacto explosivo que el terrorista había colocado en Azpeitia. Detenido en mayo de 1981, ha recuperado la libertad con 69 años.

Piris, nacido en San Vicente de Alcántara (Badajoz) fue considerado durante décadas como la primera víctima infantil de ETA -tiempo después se supo que la primera menor asesinada por la banda fue Begoña Urroz Ibarrola, de 22 meses, fallecida en 1960, que además fue la primera víctima mortal de la historia de la banda, que, sin embargo, nunca asumió su autoría-.

El Ayuntamiento de Azcoitia, en el que había dos miembros de Herri Batasuna, acordó por unanimidad convocar una manifestación silenciosa contra la violencia. En la moción aprobada por el consistorio podía leerse: "Basta ya de tanta violencia, provenga de donde provenga, afecte a quien afecte y sea de la forma que sea". A esa marcha concurrieron unas 4.000 personas. El día del funeral de Piris en su localidad natal, el traslado de su cadáver hasta el cementerio donde fue inhumado, fue encabezado por antiguos compañeros del colegio que recorrieron el trayecto en un "impresionante silencio".

Elutxuri forma parte del grupo del grupo de cinco veteranos de la banda que recuperarán la libertad entre los meses de abril y mayo, nunca se ha arrepentido de sus crímenes y está considerado como uno de los duros del frente de presos de la banda. El primero de ellos en abandonar la prisión, el pasado 19 de abril, fue José María Sagarduy, el preso de ETA más antiguo. Este domingo lo hizo José María Múgica Pikabea y hasta el 10 de mayo se espera que salgan de la cárcel, Estanislao López Agiriano y Andrés Errandonea Arruti.