Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Príncipe premia la alegría del deporte español

Los príncipes de Asturias nombran Embajadores Honorarios a Nadal, la selección española o el Instituto Cervantes por ser "fuente de ánimo para todos"

"Fuente de ánimo", "motivo de orgullo nacional", "combinación de esfuerzo, afán de superación y espíritu de servicio"... El príncipe Felipe no se ha quedado corto en elogios, y ha calificado así a los embajadores honorarios de la Marca España, a los que ha entregado las acreditaciones esta mañana en Madrid. Los distinguidos han sido el tenista Rafael Nadal, (en la categoría de Deportes), el arquitecto Santiago Calatrava (correspondiente a Ciencia e Innovación, aunque no ha podido estar presente en la entrega), el abogado y empresario Antonio Garrigues (Gestión Empresarial), la directora de orquesta Inma Shara (Cultura), el Instituto Cervantes (que ha recogido su directora, Carmen Cafferel, en Comunicación), la Fundación Vicente Ferrer (en la labor de Acción Social) y, con una distinción extraordinaria, la selección española de fútbol, reciente ganadora del Mundial de fútbol de Sudáfrica, que ha recogido el seleccionador nacional Vicente del Bosque. En la ceremonia, el príncipe ha estado acompañado por su esposa, la princesa Letizia.

El Príncipe ha felicitado a los nuevos embajadores por ser "fuente de ánimo para todos en España, porque nos marcan el camino de la excelencia y nos ayudan a recorrerlo", y ha elogiado su contribución a la hora de atraer nuevas inversiones que faciliten el crecimiento económico y el empleo. Para don Felipe, los siete recién nombrados embajadores "reflejan esa combinación de esfuerzo, afán de superación y espíritu de servicio".

Tras valorar la "calidad, innovación e internacionalización" de las marcas españolas y resaltar la "importancia capital" de las pequeñas y medianas empresas (pymes) para la creación de riqueza y empleo, don Felipe ha agradecido a los nuevos embajadores honorarios que hayan asumido el compromiso de trabajar junto a empresas líderes e instituciones públicas por "una mayor proyección y prestigio" internacional de España.

El tenista Rafa Nadal ha sido el portavoz de los flamantes embajadores. En su discurso ha considerado "muy reconfortante" observar que el trabajo de todos ellos "es valorado fuera, pero también dentro de España", y ha animado a "no dar un punto por perdido" en el compromiso de proyectar en el mundo la marca de "un país dinámico, moderno, avanzado y tecnológico".

Después de Nadal, a quien el Príncipe ha elogiado por demostrar "el mismo temple" ante el atril que en la cancha de tenis, ha intervenido la ministra de Asuntos Exteriores. Trinidad Jiménez ha garantizado el apoyo del Gobierno a la labor del Foro de Marcas Renombradas Españolas y ha subrayado que su ministerio comparte con esta organización el objetivo de "colocar a España en lo más alto".

El Foro de Marcas Renombradas Españolas (FMRE), que preside el máximo responsable de Freixenet, José Luis Bonet, agrupa a más de un centenar de empresas asociadas, que proporcionan empleo a un millón de personas y cuya facturación global -la mitad procedente del negocio internacional- supone un 35% del Producto Interior Bruto (PIB) de España.