El candidato de IU en Sevilla afirma que su imputación no está incluida en el código ético

Torrijos califica de "casualidad curiosa" la acción de la juez y afirma que sufre un "linchamiento mediático"

El primer teniente alcalde del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha dicho que, pese a estar imputado, no está incurso en ningún supuesto que recoge el código ético de Izquierda Unida, y ha destacado la "casualidad curiosa" de conocerse esta imputación cuando se firmaba el código.

En una entrevista con la Agencia EFE, Rodrigo Torrijos se ha referido a su imputación, por parte de la juez Mercedes Alaya, por la presunta venta fraudulenta de los terrenos de Mercasevilla a la empresa Sanma, algo que, en su opinión, le ha llevado a sufrir un "linchamiento mediático".

Según el candidato de IU a la Alcaldía de Sevilla, el código ético se refiere "claramente" a los que estén imputados y procesados "por delitos urbanísticos o de corrupción", y por los datos que conoce del auto "no se identifican, en términos políticos, con estar incluso en alguno de los supuestos del código ético".

Ha aclarado que ha dado instrucciones para que un abogado y un procurador se personen en el procedimiento para tener conocimiento del asunto, y que a partir de ahora queda a disposición de la juez, sobre la que nunca va a lanzar "ni una descalificación".

"Yo considero que no estoy incurso (en los supuestos del código ético) porque consistiría en haber obtenido beneficios personales o haber tenido algún beneficio sobre una decisión cuando yo lo que hice fue defender un concurso que fue ratificado en el consejo de administración", ha subrayado Torrijos.

En su opinión, en este asunto se ha producido un "linchamiento mediático", de forma que los ciudadanos pueden estar "impactados" por esta "vorágine", aunque "sincera y honestamente" no se considera incurso en ninguno de los supuestos del código ético de IU, pese a que algunos dirigentes del partido pidan que dé un paso atrás.

El último caso ha sido el del diputado y excoordinador de IU Gaspar Llamazares, quien ha dicho que en las candidaturas "no debe haber personas imputadas" y que quienes se encuentren en esta situación "deben dar un paso atrás y abandonar", unas palabras que para Torrijos son respetables pero que no comparte.

El dirigente municipal de IU ha recordado que Llamazares defendió su inocencia el día que se conoció su imputación, y le ha pedido que se informe "con detenimiento" del caso e incluso haberle llamado y pedirle opinión, aunque ha precisado que no quiere entrar "en algo que está utilizando el contrario: el conflicto interno".

Ha indicado que la dirección federal se pronunciará en los próximos días, una vez que el Consejo Local de IU ha remitido un escrito con "razonamientos" para que no se le incluya en estos supuestos y él mismo explique el asunto, y ha denunciado que hace unos días se "pirateó" la web oficial de IU local y federal para poner declaraciones de unos dirigentes contra otros.

Según Rodrigo Torrijos, esta "ofensiva" contra IU se debe a que se trata de una formación que tiene "la flecha (electoral) en alza" en toda España, porque se está convirtiendo en una "alternativa posible" para la gente desencantada de un Gobierno que hace una política contra sus intereses.

Ha recalcado que se someterá a los acuerdos y las decisiones de la dirección de IU, y aunque ha reconocido que "comprende" que "haya compañeros que estén perplejos por que este hecho se haya conocido precisamente en estas fechas", ha dicho: "no diré más por razones obvias pero a buen entendedor pocas palabras bastan".

"Que se hiciera publico el auto el día antes de la firma del código ético en Madrid digamos que es una casualidad curiosa", ha apuntado el dirigente de IU.

Ha recordado que el hecho de que esté imputado no supone que sea culpable y se ha preguntado si los que le aplaudirían si a 30 días de las elecciones se marchara son "los otros" porque los miembros de su partido "tienen claro el papel que jugué en Mercasevilla y tienen conciencia de que no soy culpable".

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS