Análisis:
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Un texto confuso

Para la izquierda abertzale hubiera sido mejor que ETA no dijera nada.- El único comunicado que se espera de la banda terrorista es el anuncio de su cese definitivo

El dirigente de la izquierda abertzale, Rufi Etxeberria, aseguró en enero en una entrevista a EL PAÍS que la decisión de los tribunales sobre la participación o no en las próximas elecciones de su formación política no iba a condicionar su apuesta de rechazo a la violencia. Que su proceso era irreversible.

Quedaba la incógnita de lo que haría ETA, y con el texto conocido esta madrugada ha aclarado que la tregua que declaró en septiembre y confirmó en enero no tiene que ver con la participación o no de la izquierda abertzale en las elecciones.

Para la izquierda abertzale hubiera sido mejor que ETA no dijera nada. Los pronunciamientos de ETA no le benefician cuando lo que pretende precisamente es demostrar su independencia de ella.

Más información
ETA reitera su "compromiso claro" de "superar la confrontación armada"
La Audiencia Nacional aplica criterios distintos a etarras con condenas iguales
La fiscalía se opone a la inscripción de Sortu
Cronología del proceso de la ilegalización de Sortu
"Batasuna rechazaría una acción armada de ETA"

Por lo demás, el texto de ETA trata de ser una explicación del porqué de la tregua. Y quiere descartar algunos motivos que pudieran pensarse que pesaron en su decisión. Descarta que fuera porque estaba débil o por las presiones de la izquierda abertzale. Pero al no aclarar las razones que le llevaron a esta decisión, flota la sensación de que las razones reales de la tregua están precisamente en aquello que niega: su propia debilidad y la notoria presión de la izquierda abertzale.

Es un texto confuso que está escrito hace unas semanas por lo que no aparece ninguna referencia al hecho más inquietante: el ataque de dos etarras a un gendarme francés, que ha abierto la hipótesis de que una minoría de ETA estaría por romper la tregua.

Si algo queda claro, también, en el texto, es que no hay ninguna negociación con ETA. Por ello, la banda apela a la comunidad internacional: para que presione al Gobierno.

En todo caso, el único comunicado que se espera de la banda terrorista es el anuncio de su cese definitivo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS