Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Coordinadora de ONG pide una evaluación externa sobre las ayudas de Blasco

El colectivo destaca las "irregularidades" detectadas por el Síndic de Comptes en las subvenciones a la Fundación Cultural y de Estudios Sociales

La Coordinadora Valenciana de ONG (CVONGD) ha exigido "una evaluación externa e independiente" que fiscalice las ayudas a la cooperación concedidas por la Consejería de Solidaridad y Ciudadanaza a la Fundación Cultural y de Estudios Sociales (Cyes) para la realización de diversos proyectos en Nicaragua. A través de un comunicado, la organización más representativa de la cooperación valenciana, se refiere al informe de la Sindicatura de Comptes sobre la concesión de estas ayudas, que fueron utilizadas en un principio para adquirir inmuebles, e insiste en que en él se ponen de relieve la existencia de "irregularidades" en el proceso de adjudicación de las ayudas.

La Sindicatura, en su opinión, "cuestiona la propia adjudicación de los proyectos en su fase de concurso", ya que la Fundación Cyes no cumplió con el requisito de presentar una "candidatura en red", tal y como exigen las bases de la convocatoria de grandes proyectos a la que optó en la consejería, dirigida por Rafael Blasco.

"Otra de las irregularidades detectadas en esta primera fase hace referencia al porcentaje del total de las ayudas de las partidas dedicadas a adquisición, construcción y reforma de inmuebles, ya que el 64% de estos gastos se iban a realizar en la Comunidad Valenciana lo que de nuevo incumple las bases de la convocatoria", advierten. La consejería, ya pagada la subvención, no aceptó las facturas de los inmuebles, pero no comprobó si los servicios que constaban en los justificantes que envió después la Fundación por valor de 1,1 millones de euros correspondían a servicios "efectivamente" realizados en el marco del proyecto, según la Sindicatura.

Así, sobre la justificación de los gastos, el informe, según destaca la Coordinadora, apunta que no se realizó una comprobación "in situ" que verificara que tales gastos se produjeron y que el proyecto cumplió con los objetivos que tenía previstos en su formulación, por lo que "sería conveniente una evaluación externa independiente".

La Coordinadora también resalta, aunque no aparece en el informe de la Sindicatura, que no se presentaron los movimientos y transacciones bancarias que deben acompañar las facturas para evidenciar los gastos producidos en el terreno, y añaden que eso también hace necesario auditar la cuenta del proyecto.

"Consideramos de suma importancia la realización de una evaluación externa e independiente que verifique el desarrollo de las labores que se debían haber llevado a cabo en Nicaragua; tanto por respeto a la población beneficiaria del proyecto como por criterios de transparencia y veracidad de las acciones de cooperación", sostienen.

Para el colectivo de ONG, "en proyectos de una magnitud económica como los aquí citados, que superan el millón de euros, una evaluación externa independiente debería ser imprescindible, tal y como se recoge en las bases". Este caso "revela" que la crisis que se atraviesa "no es solo económica, sino también de valores", por lo que pone de relieve "el compromiso y la experiencia de la mayoría de las ONGD con trayectoria", y hace un llamamiento a las administraciones públicas y a determinadas organizaciones para que recuerden "para qué y para quién trabajan".