Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas

La fundación Cyes logró ayudas de Blasco sin cumplir con los requisitos

La Sindicatura desvela que la ONG proyectó de inicio la compra de pisos

Las ayudas millonarias concedidas a la Fundación Cultural y de Estudios Sociales (Cyes) por parte de la Consejería de Solidaridad, que dirige Rafael Blasco, estuvieron repletas de "incidencias significativas", según el informe especial realizado por la Sindicatura de Comptes a instancias del propio consejero afectado.

El análisis de la documentación realizado por la Sindicatura desvela que la fundación Cyes -no confundir con la constructora del mismo nombre- incumplió los requisitos fijados para obtener ayudas a la cooperación del departamento de Blasco. Cyes no solo carecía de la experiencia previa exigida, sino que tampoco concurrió en agrupación con otra o varias ONG.

Esta fundación logró en 2008 dos subvenciones del Consell, de 833.000 euros cada una, destinadas a sendos proyectos de cooperación en Nicaragua. Con este dinero la Fundación Cyes compró dos pisos con garaje en Valencia. A la hora de justificar con facturas las subvenciones, la consejería de Blasco detectó la grave irregularidad y pidió otros justificantes, que se entregaron casi año y medio más tarde. De esas facturas alternativas, 1,16 millones de euros no están adecuadamente acreditados, según el órgano auditor.

Sin embargo, Cyes no engañó a nadie. La Sindicatura de Comptes explica que, tanto en los proyectos presentados como en las facturas proforma, "consta expresamente que del total de la ayuda solicitada" más de la mitad iba destinada "a la adquisición de un inmueble sito en la ciudad de Valencia y destinado a servir de oficina técnica coordinadora de tareas relacionadas con ayudas solicitadas o a solicitar". En total, estaba previsto gastar en la compra de los pisos con garaje el 53,2% del presupuesto del primer proyecto presentado y el 52,5% del segundo.La fundación Cyes previó incluso destinar el 11% de la ayuda recibida de Blasco para su primer proyecto a la reforma de los pisos, según detalla la Sindicatura. Se trata de un ejemplo sangrante, ya que bajo el epígrafe Infraestructuras, construcción y reforma de inmuebles se presupuestaron 91.637 euros para reformar los pisos y 18.000 euros para la perforación de dos pozos de agua en Nicaragua. El órgano auditor también destaca la celeridad de la Consejería de Solidaridad para pagar la subvención "en su totalidad, de forma anticipada", antes incluso de que se reformulase el proyecto de Cyes ante el departamento que dirige Rafael Blasco.

La Sindicatura de Comptes advierte también de que, tras rechazarse los justificantes referidos a la compra de los inmuebles y presentarse otros distintos, no se ha podido comprobar "si las facturas y justificantes que obran en el expediente corresponden a gastos necesarios para los fines de la subvención, ni si las obras, bienes o servicios que en ellos se reflejan han sido prestados efectivamente en el lugar que corresponde".

El informe de la Sindicatura de Comptes relativo a la concesión de las ayudas del Consell a Cyes cuenta con un voto particular del síndico Antonio Mira-Perceval. Es la primera vez en toda su historia que en un informe de la Sindicatura se incluye un voto particular. En su razonamiento Mira-Perceval cree que el informe tendría que remarcar que "no existe constancia" de que la fundación Cyes haya pagado 1,16 millones cuyo gasto no se ha acreditado adecuadamente por lo que la consejería "debería haber iniciado el correspondiente expediente" para recuperar las subvenciones otorgadas a la ONG.

El voto particular también discrepa del alcance de la fiscalización -considera que hubiese sido necesario realizar trabajo de campo en Nicaragua para comprobar la veracidad de lo declarado- y alerta sobre el elevado gasto de asesoramiento (416.000) euros en comparación con el coste de los proyectos. En su escrito, el síndico discrepante advierte de que las facturas emitidas por servicios de asesoramiento se realizan con posterioridad al inicio de los proyectos, en unos casos. En otros son emitidas por una empresa en la que figuran personas que estuvieron en nómina de la fundación Cyes durante la fecha de emisión de la factura.

Ante la contundencia del informe de la Sindicatura, que deja entrever que una auditoría de mayor profundidad podría sacar nuevas conclusiones, el departamento que dirige el consejero Rafael Blasco insistió en mantener el discurso de la conspiración. La Consejería de Solidaridad acusó a los socialistas de orquestar una campaña contra la cooperación valenciana. Para el Consell, del informe de la Sindicatura "puede concluirse que los gastos subvencionados, además de estar válidamente acreditados, han cumplido con el objetivo de los proyectos para los que están destinados".

Lo que dice la Sindicatura y lo que arguye la consejería

- Compra de pisos. La Sindicatura indica que en los expedientes de Cyes constaba expresamente que más de la mitad de las ayudas se gastarían en comprar inmuebles en Valencia. 443.470 euros del primer proyecto (53,2%) y 437.658

(52,5%) del segundo. Otros 91.637 euros (11%) del primer proyecto se destinaban a reformar los pisos.

- Cambio de justificantes. En la fase de justificación la consejería rechazó los justificantes de los inmuebles y admitió otras facturas, aunque no comprobó si estas correspondían "a gastos necesarios para los fines de la subvención"

- Dinero a tocateja. El Consell pagó las subvenciones de manera anticipada el 11/9/2008 sin que Cyes hubiese reformulado sus proyectos hasta el 30/10/2008.

- Interpretación errónea. El consejero de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, en octubre de 2010, afirmó: "Nadie podrá demostrar que las subvenciones han servido para comprar locales y garajes". La consejería insistió ayer en acusar al PSPV de interpretar de manera "errónea e interesada" el informe de la Sindicatura.

- Correcta gestión. La Sindicatura afirma que 1,1 millones de subvenciones a Cyes no están adecuadamente justificados. Pese a ello, la Consejería de Solidaridad interpreta que el informe "reconoce la correcta gestión" de las ayudas.

- Cobertura legal. La consejería que dirige Blasco solo arguye que tiene cobertura legal para pagar por anticipado las subvenciones a la cooperación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de abril de 2011

Más información