Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La consulta soberanista de Barcelona registra una participación del 18,14 por ciento

La votación independentista de la capital catalana ha recibido 257.000 sufragios.- Con el 45% del escrutinio, gana el sí con el 91,46% de los voto.- La plataforma organizará este lunes una rueda de prensa para dar los resultados finales

La participación registrada en la consulta sobre la independencia de Cataluña celebrada hoy en Barcelona ha sido de 257.645 votos, lo que supone el 18,14% del censo utilizado por la organización, que cuenta a votantes a partir de 16 años y a inmigrantes. De momento, solo se tienen datos sobre participación, queda por saber el porcentaje de cada sentido de voto. Con el 44,65% de los votos escrutados poco antes de las once de la noche, el sí se habría impuesto con rotundidad con el 91,46% de los votos, el no aumentaría respecto a las consultas ya celebradas hasta el 7,32%, mientras que los votos en blanco significan el 1,22%. "Hay una conclusión inevitable, y es que hoy Barcelona ha votado a favor de la independencia de Cataluña", ha asegurado Alfred Bosch, portavoz de Barcelona Decideix, entidad promotora de esta votación. La plataforma organizará este lunes una rueda de prensa para dar los resultados finales del escrutinio completo.

Bosch ha valorado que el porcentaje de votos negativos, superior al registrado en las diferentes olas de consultas celebradas en todo el territorio catalán, significa que Barcelona tiene "muchos demócratas dispuestos a no seguir consignas fáciles y ser libres", ha dicho en la última rueda de prensa de la jornada que ha terminado con gritos de "Independencia", y "Visca Catalunya lliure" y con un canto unitario del Els segadors.

Barcelona cierra el ciclo de consultas sobre la independencia de Cataluña con una participación del 18,14%, alcanzando los 257.645 votos. Este es porcentaje que se sitúa por encima del objetivo de mínimos que se habían marcado los organizadores de esta votación sin validez legal: un 10%. Ha superado también a la consulta de la Diagonal, que impulsó el Ayuntamiento y que cosechó el 12,1% de los votos.

La comparación ha servido a los organizadores para exhibir triunfantes los resultados. "Nunca, ni en el más remoto de nuestros sueños, podríamos haber imaginado un resultado así. Está claro que hemos hecho historia", ha celebrado un eufórico Alfred Bosch. La capital, con su resultado, se ha situado en la media de participación de Cataluña.

En clave política catalana, la consulta independentista que hoy celebra Barcelona ha recibido un último apoyo del Gobierno de Convergència i Unió. La vicepresidenta Joana Ortega, de Unió, ha votado esta mañana. Era la última integrante del Ejecutivo de Artur Mas que no había anunciado su voto, después de la participación del presidente de la Generalitat. Ortega se ha alineado con Mas y no con el líder de su partido, Josep Antoni Duran Lleida, que rechaza este tipo de consultas, sin validez legal. Es la única consejera de Unió que ha participado.

Convergència ha demostrado hoy su independentismo de domingo, con el voto de sus consejeros y la participación de sus principales activos, encabezados por el candidato municipal en la capital Xavier Trias y el presidente del grupo parlamentario Oriol Pujol. Con el voto de Ortega, nueve de los once consejeros de Mas han ejercido su voto en la consulta.

Tras conocerse los resultados de participación, Pujol, que los ha calificado como "un éxito", ha indicado que esta ha sido suficientemente elevada como para "tomar nota", admitir que la ciudadanía "va dos pasos por delante" y anunciar que CiU "hará bandera del derecho a decidir". "Lo ocurrido es una lección para todos aquellos que ridiculizaban la consulta, o que incluso la han intentado evitar, porque esto es imparable", ha subrayado antes de explicar que ya ha hablado con Artur Mas, quien ha tenido "la misma reacción de sorpresa y de valoración positiva" que ha expresado el portavoz de Barcelona Decideix.

La votación independentista superó las expectativas de los organizadores ya a media tarde, cuando se registraba un 12,5%. "Vamos maravillosamente bien", explicaba a media mañana el portavoz de los organizadores, Alfred Bosch. Una vez superadas las expectativas de voto, la plataforma fijó el 20% como un resultado final de participación asequible, al que finalmente no se ha llegado.

La jornada de consulta transcurrió con normalidad, a excepción de un incidente registrdo en las primeras horas que no fue a mayores. Un desconocido amenazó con una navaja a los miembros de la organización que custodiaban la sede central de votación. Una pareja de los Mossos d'Esquadra actuó rápidamente. Al filo del mediodía, una decena de integrantes de la Falange Española se concentraron frente a una de las urnas con una pancarta en la que se leía: "La independencia es una ruina".