EE UU despliega tres AWACS, tres aviones espía y hasta 30 tanqueros KC-10 en Rota y Morón

Defensa aplica por vez primera a la operación en Libia las nuevas normas de sobrevuelos y escalas en España

Tres aviones AWACS de mando y control -con su característico radar aerotransportado en forma de seta-, tres aviones espía ISR (Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento) y hasta 30 tanqueros KC-10 se han desplegado en las bases de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla) para apoyar la intervención de la comunidad internacional en Libia, según fuentes militares. El despliegue es consecuencia de la autorización concedida el pasado día 18 por el Consejo de Ministros a Estados Unidos y es probable que se mantenga a medio plazo, pese a la decisión de Washington de ceder el protagonismo a la OTAN, ya que el Pentágono se ha comprometido a seguir colaborando con aquellas capacidades de las que carecen sus aliados; entre ellas, precisamente, las de mando y control, inteligencia y reabastecimiento en vuelo; además del rescate en zona de combate.

Más información
España prohíbe repostajes como el del accidente de Palomares

La principal novedad de este despliegue es que, por vez primera, se aplican las normas sobre escalas y sobrevuelos que el Ministerio de Defensa pactó con el Pentágono en paralelo a la prórroga por un año del Convenio de Cooperación para la Defensa entre España y EE UU de 1988. Entre las principales novedades de la nueva regulación, que entró en vigor el pasado 1 de febrero, figura la prohibición, por el riesgo que entrañan para la población, de las operaciones aéreas de reabastecimiento o de los vuelos visuales sobre suelo español. También se ha incluido, por vez primera en un acuerdo con EE UU, la prohibición de que sobrevuelen o hagan escala España aviones que tengan origen o destino en Gibraltar, lo que hasta ahjora aplicaban las autoridades españolas de forma unilateral.

EL PAÍS ha tenido acceso al "procedimiento operativo para la autorización de las escalas y sobrevuelos de aeronaves militares de los Estados Unidos de América", que los Ministerios de Asuntos Exteriores y Defensa han remitido al Boletín Oficial del Estado (BOE) para su publicación. El documento modifica profundamente las normas aceptadas por el Gobierno de Aznar en 2002, que dieron pie a la polémica sobre los vuelos de la CIA y al paso por España de prisioneros con destino a Guantánamo. Estas son las principales novedades del acuerdo:

- Reabastecimiento en vuelo. Salvo autorización expresa, los aviones de EE UU no podrán realizar repostajes en vuelo sobre territorio español.

- Vuelos visuales. Salvo autorización expresa, no se realizarán vuelos bajo condiciones VFR (normas de vuelo visual) o que puedan representar riesgo especial para la población.

- Carga y pasajeros. Salvo autorización expresa, los aviones de EE UU no podrán transportar personalidades, mercancías peligrosas, ni pasajeros o carga que pudieran ser controvertidos para España.

- Gibraltar. Los aviones de EE UU que tengan como origen o destino Gibraltar tienen prohibido sobrevolar el espacio aéreo español y hacer escala en España. Ni siquiera podrán incluir en su plan de vuelo un aeropuerto español como aeródromo alternativo. La única excepción son los vuelos humanitarios autorizados y las emergencias.

- Vuelos especiales. Son aquellos que por el tipo de avión (bombarderos B-1, B-2 y B-52, entre otros), por la misión (combate o apoyo al combate), por el número de aeronaves (ocho o más), por el origen o destino (por ejemplo, Guantánamo), por la naturaleza de los pasajeros o la carga, por sus características (vuelo visual o a baja cota) o cualquier otra circunstancia que lo hagan atípicos requieren un tratamiento particular. En esos casos, el permiso deberá pedirse con la mayor antelación posible: al menos una semana y nunca menos de 48 horas. La solicitud se acompañará de un memorándum "explicando detalladamente las circunstancias que motivan el vuelo". Si transportan mercancías peligrosas, se detallará el tipo y cantidad de la carga, así como su itinerario dentro del espacio aéreo español.

- Aviones en España. Los aviones de EE UU desplegados en Rota y Morón solo deben cumplimentar el plan de vuelo de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional), que debe ser aprobado. Todos los vuelos se ajustarán a la reglamentación española y a las instrucciones de los controladores aéreos españoles. Los aviones no desplegados en España, con carácter permanente o temporal (para una operación), no podrán permanecer en territorio nacional más de 72 horas, salvo causas de fuerza mayor o participación en unos ejercicios previamente aprobados.

- Límite 48 horas. Los movimientos de aeronaves de EE UU no desplegadas en España deberán solicitarse con una antelación mínima de 48 horas. El mismo límite se aplica para los vuelos que transporten personalidades (VIP) y para las escalas en aeropuertos, civiles o militares, diferentes de Rota y Morón.

- Autorización general ("blanket clearance"). Es la concedida, con carácter genérico y prorrogable, para determinada operación (como fueron los casos de Afganistán e Irak y podría ser Libia). En estos supuestos, el tiempo mínimo de preaviso se reduce a 24 horas. Se debe especificar el tipo de aeronave, indicativo, origen, destino y fecha.

- Vuelos urgentes e imprevistos. En casos urgentes, EE UU podrá pedir autorización, verbal o escrita, "sin esperar a los plazos preceptivos", pero "deberá razonar la necesidad y urgencia del vuelo" y notificar, en caso de evacuación médica, los datos de los pacientes. Cuando un avión no autorizado haga escala en España por circunstancias imprevistas, "necesitará una autorización expresa para despegar".

- Minas antipersonal y bombas de racimo. Las Fuerzas Armadas estadounidenses no podrán almacenar minas antipersonal ni bombas de racimo en las bases españolas, pues España se ha adherido a las convenciones internacionales que las proscriben, aunque no lo ha hecho EE UU.

- Medioambiente. EE UU se ha comprometido también a cumplir la legislación española de protección medioambiental en mismos los términos en que se apliquen a las Fuerzas Armadas españolas, "en particular las relativas a productos peligrosos contaminantes o tóxicos".

Aviones de EE UU, en la base de Morón (Sevilla).
Aviones de EE UU, en la base de Morón (Sevilla).J. M. VIDAL (EFE)

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS