Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuba libera a los dos últimos presos del Grupo de los 75

El Gobierno español prevé el traslado a Madrid de 30 nuevos opositores en las próximas semanas

La Iglesia cubana ha anunciado este martes la excarcelación de los dos últimos presos de conciencia del Grupo de los 75, que es como se conoce a los 52 arrestados en la oleada represiva de la Primavera negra de 2003. Los liberados son Félix Navarro, de 56 años, y José Daniel Ferrer, de 40. Pertenecieron a los movimientos opositores por la Democracia y Libertad y Cristiano de Liberación, respectivamente. Navarro y Ferrer no viajarán a España por decisión propia, tal y como decidieron otros 11 prisioneros, informa Mauricio Vicent.

Las liberaciones cierran un ciclo, pero no ponen el punto y final al proceso iniciado el pasado julio por el régimen de Raúl Castro, la Iglesia de La Habana y el Ejecutivo español. Exteriores, de hecho, baraja la excarcelación y traslado a España de 30 nuevos disidentes, que formarían parte de las listas de la ilegal Comisión Cubana por los Derechos Humanos, que preside el opositor Elizardo Sánchez. El Ejecutivo de Castro anunciaría las excarcelaciones antes del Congreso del Partido Comunista, según Exteriores.

El Gobierno, asimismo, prevé que el próximo 27 de marzo llegue a Madrid un nuevo contingente, que elevaría el número de cubanos trasladados a España a 518 (440 familiares y 78 disidentes). La mayoría de este grupo aceptó el estatus de protección internacional asistida, una medida que supone la concesión del permiso de trabajo y de residencia, y abre la puerta a la obtención de la nacionalidad a los dos años. Seis disidentes, por el contrario, reclamaron su reconocimiento como refugiados políticos al considerar que esta figura "refleja fielmente su condición de perseguidos ideológicos", aseguró su abogado, Fernando Vizcaíno, que confiaba este martes en la aprobación de esta condición en un plazo de dos meses.

La gestión del Ejecutivo de los presos cubanos enfrentó al PP y al PSOE desde el inicio del proceso. Los primeros disidentes participaron en sendos encuentros con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el ex presidente del Gobierno José María Aznar, que les recibió en FAES, el vivero de ideas conservador. El PP, asimismo, sufragó un viaje a Bruselas de cuatro ex presos cubanos para instar a la UE a mantener la Posición Común, que desde 1996 y a propuesta del ex presidente del Ejecutivo de Aznar condiciona las relaciones comunitarias a la mejora de los derechos humanos en la isla.

Más información

  • El Gobierno español prevé el traslado a Madrid de 30 nuevos opositores en las próximas semanas