Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EA presentará el sábado en Estella su acuerdo con Herritarron Garaia

EA y Herritarron Garaia (La hora de los ciudadanos) celebrarán este sábado en un frontón de la localidad navarra de Estella el acto de presentación de su nueva propuesta para las elecciones navarras. Será una apuesta "novedosa" e "independentista", que no descartan "exportar" al País Vasco, y que quiere aglutinar a fuerzas progresistas, abertzales y de izquierdas, "sin vetos ni exclusiones", para impulsar un "profundo cambio" en Navarra.

HG, una plataforma ciudadana que agrupa a varios colectivos con personas que, en principio, no habrían tenido pasado político, se suma a la apuesta de EA por crear, tras su salida de NaBai, otra nueva coalición abertzale. A la espera de la decisión de los tribunales, a este proyecto se sumaría también Sortu si es legalizado.

No descarta "exportar" la nueva fórmula electoral al País Vasco

"Ahora la clave es la acumulación de fuerzas" porque "el cambio no nos va a venir dado" y es hora "de pasar de las palabras, a los hechos". Así lo señalaron ayer en una rueda de prensa en Pamplona, Eva Aranguren y Koldo Amezketa, como representantes de EA, y Nekane Garmendia y Bakartxo Ruiz, por Herritarron Garaia. Aunque no desvelaron algunas de las dudas planteadas sobre el grado de participación de Batasuna en este proyecto, respondieron así a la pregunta de si los votantes de la ilegalizada izquierda abertzale son objetivo de su oferta: "Queremos aglutinar a fuerzas "progresistas, de izquierdas y abertzales", incluidas las que "en otras ocasiones tampoco han tenido oferta electoral", añadió.

No desvelaron el nombre con el que concurrirán a los comicios, "porque no hay prisa para eso". Tampoco confirmaron los nombres de sus candidatos, a pesar de que EA ya anunció en su día sus cabezas de lista. "EA participa ahora en esta nueva apuesta y habrá más nombres que los que nosotros aportemos", afirmó Amezketa. Asimismo, no descartó exportar la propuesta al País Vasco porque las ideas "que no son malas, suelen resultar a veces exportables", advirtió.