Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona estudia restringir la circulación de los coches que más contaminan

El 3% de los vehículos de más de una década que circulan por la capital catalana emite el 11% de la contaminación, según la concejala de Medio Ambiente

Francesc Narváez (PSC), edil de Movilidad de Barcelona, ha matizado las declaraciones de su compañera de gobierno, Inma Mayol (ICV) y ha asegurado que la ciudad estudia restringir la movilidad de los vehículos que más contaminan, no sólo la de los de más de 10 años de antigüedad, como explicó en la mañana Mayol. "Mi coche tiene más de 10 años y eso no quiere decir no que cumpla con los requerimientos de emisión de gases", ha explicado Narváez.

El concejal ha asegurado que sí se buscará que se restrinja la circulación de los coches que más emitan PM10 y óxidos de nitrógeno, pero que eso sólo se logrará si desde el estado se modifica la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) para que también evalúe esos gases perjudiciales para la salud. Actualmente la prueba solo analiza el CO2. Sin embargo, ha reconocido Narváez, se trata de una normativa a nivel estatal.

En una sesión de trabajo en la mañana, Mayol aseguró que el 3% de los vehículos que circula por las calles de Barcelona tiene más de 10 años y que éstos son los responsables del 11% de la contaminación producida por óxidos de nitrógeno y partículas. Por ello, dijo, la oficina de Medio Ambiente municipal estaba estudiando restringir la circulación de dichos vehículos por algunas zonas de la capital catalana. La mayoría de este parque automovilístico altamente contaminante corresponde a furgonetas y vehículos de distribución de mercancías.

La iniciatival, que ha sido presentada esta tarde por la concejal de Medio Ambiente del consistorio, Imma Mayol (ICV), forma parte del Plan de Energía, Cambio Climático y Calidad del Aire 2011-2020 (PECQ) del Ayuntamiento de Barcelona. Según Mayol, para ayudar a los propietarios de los coches antiguos, se incentivaría la renovación del parque automovilístico a través de un "Plan renove ecológico".

Mayol también explicó que se establecerán radares ambientales que permitirán medir los gases procedentes de los tubos de escape y así identificar cuáles son los coches que más contaminan. En un principio la medida no generará multas.