Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis brigadistas antiincendios mueren al estrellarse su helicóptero en Teruel

Un séptimo brigadista ha logrado sobrevivir aunque su estado es muy grave

Seis miembros de la brigada de extinción de incendios del Gobierno de Aragón han muerto al estrellarse su helicóptero en la provincia de Teruel en un paraje situado entre las localidades de Cascante del Rio y Villel cercano a la capital. Otro miembro de la cuadrilla fue trasladado en estado muy grave al Hopital Obispo Polanco de Teruel donde se había logrado estabilizarle. El accidente, el mas grave sufrido por los equipos de medio ambiente de Aragón, ocurrió al estrellarse el aparato de la brigada helitransportada con base en la localidad turolense de Alcorisa.

El aparato en el que viajaban los siete miembros de la cuadrilla acudía a sofocar un incendio en la zona. Por causas que se desconocen chocó contra un montículo y se estrelló. Ayer era un día sin condiciones meteorológicas adversas, con viento moderado y buena visibilidad. Una investigación a cargo de aviaciòn civil intentará descubrir las causas del siniestro, el más grave ocurrido en la comunidad aragonesas en las brigadas de extinciòn de incendios, desde que en julio de 2009 , en una oleada de incendios a asolaron Aragón, falleció el bombero Ramón Conejero al despeñarse el camión cuba que conducía por un barranaco en la localidad turolense de Cedrillas.

Mientras la angustia se apoderaba de los familiares de los miembros de la cuadrilla que tres horas después del siniestro no tenían certeza de quienes eran los fallecidos. A las cinco y media de la tarde todavía no habían podido identificarse los cuerpos por parte de los equipos forenses que operaban en la zona. Los restos del aparato han sido descubiertos en torno a las 14.45 por un helicóptero de la Guardia Civil que había salido en su búsqueda al recibir un aviso del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón tras perder el contacto con el aparato siniestrado, según fuentes del Instituto Armado. El Departamento de Medio Ambiente había pedido ayuda al instituto armado para localizar el aparato otro helicóptero del servicio.

El único superviviente del accidente de helicóptero en el que han muerto seis trabajadores del servicio de extinción de incendios del Gobierno de Aragón está ingresado en Urgencias en el Hospital Obispo Polanco de Teruel, donde permanece intubado con traumatismo craneoencefálico.

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ha decretado dos días de luto oficial en la Comunidad y su gobierno ha suspendido todos los actos programados para mañana por la muerte hoy de seis miembros de una brigada antiincendios en Teruel. El luto oficial comienza a medianoche y concluirá a las 24.00 horas del lunes, 21 de marzo, según ha informado el Gobierno aragonés.

En Teruel, el presidente Iglesias ha expresado sus condolencias a las familias de las víctimas mortales al estrellarse el helicóptero en el que se desplazaban a apagar un incendio. "Estamos a disposición de las familias", ha dicho Iglesias, quien ha estado acompañado por el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, con quien ha visitado en el hospital Obispo Polanco de la capital turolense al único superviviente de este siniestro, un bombero forestal, que evoluciona bien.

"Queremos acompañarles en estos momentos que son muy duros para todos", ha añadido el presidente aragonés, quien ha revelado, en un breve encuentro con los medios de comunicación, que se ha interesado por las familias de las víctimas la Casa Real, el presidente del Gobierno y la ministra de Medio Ambiente. Por su parte, el consejero aragonés de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha indicado que el helicóptero siniestrado había sido fabricado en 2008 y que el piloto tenía amplia experiencia en extinción de incendios, con más de 1.600 horas de vuelo. Todas las víctimas formaban parte de la brigada helitransportada de Alcorisa (Teruel). Psicólogos del Centro de Emergencias del 112, del Instituto Aragonés de Servicios Sociales y del Hospital San José de Teruel, con ayuda de Cruz Roja, ofrecen apoyo psicológico a los familiares.