Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ciberactivistas bloquean la web de la Generalitat y del PP en protesta por el cierre de TV-3

Acció Cultural de País Valencià apaga los repetidores ante la cascada de multas del Consell y responsabiliza a Camps del fin de las emisiones

Acció Cultural del País Valencià (ACPV), la entidad promotora de los repetidores que han permitido ver TV3 en territorio valenciano durante 26 años, ha responsabilizado hoy directamente al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, del cese de las emisiones. El alto importe de las multas que le había impuesto el Consell (127.000 euros ya pagados más 600.000 que Acció Cultural debe abonar antes del 20 de marzo) y la amenaza de una sucesión de nuevas sanciones (120.000 euros al mes, con carácter indefinido) llevaron a la entidad a apagar los repetidores el jueves por la noche. Todos los canales de la televisión pública catalana desaparecieron al instante de los televisores valencianos.

Las críticas le han llovido al Consell desde el interior de la comunidad autónoma y desde partidos e instituciones del ámbito lingüístico catalán, mientras que las webs del Consell y el PP regional han sufrido ataques atribuidos al grupo de ciberactivistas Anonymous.

La web oficial de la Generalitat ha comenzado a bloquearse por la mañana, aunque a estas horas vuelve a funcionar. También ha sufrido ataques la del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV) y aún no se puede acceder a ella. Desde su perfil en la red social Twitter, el colectivo Anonymous, responsable de acciones de protesta en diferentes países, ha hecho a lo largo del día una "llamada internacional" en contra del Gobierno valenciano, al que acusa de haber "cerrado un canal de televisión legal (TV3)", algo que califican de "inaceptable". Los ciberactivistas han iniciado su ataque tras conocer que Acció Cultural del País Valencià (ACPV) se ha visto obligada a cesar las emisiones de TV3 en la Comunidad Valenciana al no poder hacer frente a las multas con que la Generalitat ha sancionado a la entidad.

El grupo ha añadido instrucciones sobre cómo atacar las páginas de la Generalitat (www.gva.es), del PPCV (www.pp.es) y de Ràdio Televisió Valenciana (www.rtvv.es), que sigue en funcionamiento. Anonymous advirtió en su Twitter de que "lo gordo" venía a partir de las 19.30. y solicitó ayuda a comunidades de ciberactivistas a nivel internacional. Algunos han propuesto considerar "spam" el perfil del PPCV en Twitter y en la red social Facebook, mientras que los gestores del perfil de Anonymous han aclarado las dudas de otros ciberactivistas interesados en sumarse a la causa de bloquear la página de los populares. "El próximo objetivo eres tú", han advertido a Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), a la que acusan de "ser capaz de mentir" a sus ciudadanos "usando medios corruptos como Canal 9". "Pero no mentirás a la legión Anonymous", sentencian.

El hashtag o etiqueta "sensesenyal" lidera el listado de comentarios registrados en Twitter España, seguida muy de cerca por otras como "volemtv3" o "tv3". El perfil de Twitter desde el que están coordinando la campaña de ataque a la Generalitat y al PPCV (#operacionvalencia) cuenta con más de medio centenar de seguidores y ha sido creado la pasada madrugada.

La portavoz del Gobierno valenciano, Paula Sánchez de León, ha justificado el cese de las emisiones señalando que "no se ajustaban a la legalidad". "No se trata de un cierre ni de una censura", ha dicho esta mañana, antes de atribuir al Ejecutivo la responsabilidad de lo ocurrido por no haber concedido al Consell un tercer multiplex, la condición que fijó para firmar un acuerdo de reciprocidad con Cataluña. Sánchez de León ha añadido que la auténtica censura la había sufrido la web de la Generalitat, objeto de un ciberataque que ha calificado de "casi terrorista".

El presidente de ACPV ha explicado durante su comparecencia de hoy que el Gobierno de Camps "ha modificado arbitraria y expresamente la legislación valenciana para poder forzar el cierre de TV3". El Consell utilizó la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos, aprobada el 27 de diciembre, para elevar la cuantía de las sanciones en materia audiovisual y para introducir el carácter reiterativo de las multas: mientras los repetidores ofrecieran la señal de TV3, Canal 33 y 3/24, ACPV sería multada cada mes con 120.000 euros. Algo inasumible, ha admitido Climent, porque los 600.000 euros que ya están obligados a pagar coloca al borde del embargo todas las cuentas, subvenciones y propiedades de ACPV.

Climent censura que el Consell niegue a los valencianos una televisión en su lengua, ha pedido al PP que sustituyera a Camps como candidato a la Generalitat y ha adelantado que a pesar del apagón ACPV seguirá trabajando para que pueda verse TV3, porque la larga disputa jurídica de fondo todavía no se ha cerrado. El Tribunal Supremo aún debe pronunciarse y, si fuera necesario la entidad acudirá a "otras instancias europeas".