La vicepresidenta de Matas justifica obsequios por valor de 28.000 euros

La eurodiputada Rosa Estarás estuvo en 29 ocasiones en un hotel de un empresario que logró 17 millones por un torneo de golf de su Gobierno de Baleares

"Somos amigos, unas veces te invitan y otras invitas tú, no he ido gratis. Normalmente siempre he pagado, en efectivo innumerables veces, y con tarjeta, y con talón". La eurodiputada Rosa Estarás, del PP, ex vicepresidenta del Gobierno balear de Jaume Matas (2003-2007) y su sustituta en el liderazgo del PP entre 2007 y 2009, justificó ayer en las estrechas relaciones personales y familiares con Romeo Sala, empresario del Pula Golf de Son Servera (Mallorca), sus 29 estancias en seis años en el hotel que este gestiona y cuyo abono no figura en la contabilidad del negocio, según la policía. El Gobierno balear del PP concedió a Romeo Sala ayudas de hasta 17 millones de euros para explotar un torneo internacional de golf.

Más información
El juez impone fianzas millonarias a los acusados del 'caso Ibatur'

Los investigadores dirigidos por la Fiscalía y el juez del caso Ibatur (Instituto Balear de Turismo) calculan que Estarás generó un gasto de 28.000 euros en el complejo de suites de lujo junto a un golf. Además Estarás contrató a Romeo Sala para que efectuara obras de jardinería, electricidad y construcción en tres de sus propiedades, con una facturación de más de 60.000 euros. Las casas están a más de 70 kilómetros de distancia de Pula, en Palma y Valldemossa. La político del PP exhibió talones para justificar su actuación e insistió en la tesis de la amistad: "Aquí todos nos conocemos".

La dirigente política negó que recibiera obsequios. Rebatió el informe policial incorporado a la causa judicial que indaga las sospechas de corrupción en la gestión del Gobierno de Matas y Estarás en la concesión a Romeo Sala de ayudas de hasta 17 millones de euros para explotar un torneo internacional de golf. Empresas de la trama Gürtel, como Over Market, han sido indagadas en esta misma causa. Con el nuevo Gobierno de 2007 PSOE-UM-Bloc, Sala emigró con la licencia y el torneo del Mallorca Classic a Castellón, al amparo del PP de la Comunidad Valenciana

"Siempre hemos pagado [Estarás y su esposo José Cansado] y como hacen los buenos amigos algunas veces nos han invitado. Romeo Sala tiene una llave de mi casa [en Palma] y se queda a dormir, dos o tres veces al mes y no lo he contabilizado", insistió Estarás rodeada de resúmenes bancarios y de su tarjeta. La empresa turística de Sala realizó trabajos de jardinería y mantenimiento en tres propiedades distintas de Estarás y su marido en Palma y Valldemossa. La política reseñó que pagó las obras con copias de talones que exhibió.

Un numeroso colectivo de políticos y cargos del PP que frecuentó el Pula Golf, Jaume Matas (400 euros), Eduardo Zaplana (162 euros), cuatro consejeros del Gobierno, directores, jefes de prensa y tertulianos afines fueron invitados. Muchos de los que pernoctaban no han sido identificados. De acuerdo con la investigación policial el grupo del PP dejó de abonar 36.000 euros por esas invitaciones. Aina Castillo, ex consejera de Sanidad, se reconoció en la lista y se dijo víctima del "ensañamiento por algo de poca importancia" aunque aceptó una invitación mientras no estaba en el Gobierno.

Rosa Estarás a la entrada de una reunión de la dirección general del PP en 2009.
Rosa Estarás a la entrada de una reunión de la dirección general del PP en 2009.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS