Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Objetivo: proteger el traje de Kate

En marcha un plan de seguridad para que nadie descubra su traje de novia. El de Lady Di fue custodiado día y noche

Uno de los secretos mejor guardados en estos momentos de la corona británica es el nombre del diseñador elegido por Kate Middleton para que le haga el vestido más importante de su vida, el que llevará el día 29 de abril cuando se case con Guillermo de Inglaterra. Quienes ya lo saben son los servicios de seguridad de la familia real británica que han diseñado un plan especial para proteger el taller en el que se elabora el traje más esperado. El objetivo es que nadie filtre sus formas.

La mujer que creó otro vestido famoso, el de Diana de Gales, lo sabe por experiencia. Elizabeth Emanuel tiene hoy 52 años, pero hace casi 30 era una joven que empezaba en el mundo de la moda cuando le anunciaron, a ella y a su marido, David, que serían los artífices del traje nupcial de la princesa de Gales.

A pesar de que es la noticia que todo diseñador de moda espera, Emanuel recuerda que tras el comunicado oficial difundido por Buckingham Palace, que anunciaba que ella era la elegida, su vida se convirtió en un auténtico infierno. "Había tanto interés mediático por saber cómo iba a ser el vestido y, por supuesto, no podíamos decir nada", cuenta.

Guardias de seguridad custodiaron durante su elaboración el traje. Por el día velaban para que nadie entrara en el taller y por la noche guardaban el vestido en una caja fuerte. Además, hicieron un segundo traje por si algo le pasaba al original.

"Había reporteros que acampaban en nuestro portal, miraban a través de las ventanas y escarbaban en los cubos de la basura en busca de información", recuerda Emanuel a la agencia Reuters. "Lo que hacíamos era dejar trozos de tela de distintos tipos en la basura para que crear pistas falsas. Hasta tuvimos que tintar los cristales de las ventanas para que no se pudiera ver el interior del taller".

A la hora de comparar a la actual novia, Kate Middleton, con Lady Di, Emanuel subraya las grandes diferencias que las separan, empezando por los 29 años que tiene hoy la futura princesa, que contrastan con los 20 de la madre de su novio, en el momento de casarse.

"Diana era muy joven cuando la conocimos, y la moda no le interesaba. Ni siquiera tenía un estilo muy marcado", reconoce la diseñadora. Y añade: "En cambio, Kate ha trabajado en el mundo de la moda. Sabe lo que le queda bien y probablemente tiene una idea muy clara del tipo de vestido que quiere llevar ese día". Emanuel no quiere revelar si sabe o no quién será el encargado de tan importante tarea para la boda del próximo 29 de abril.