Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU ha pedido revisar los 'privilegios' de los diputados tres veces en la legislatura

El Congreso rechazó ayer una propuesta de ley al respecto presentada por Llamazares en 2008

Los privilegios de los que gozan los diputados se han convertido en las últimas semanas en uno de los tema estrella del debate político y público. Ya lo fue hace un par de años cuando EL PAÍS publicó el listado de trabajos ajenos al parlamentario de los diputados y que tuvo como resultado la publicación oficial de dichos datos, anteriormente secretos.

El complemento de las pensiones, el régimen de incompatibilidades y las jubilaciones de los ex presidentes, sin embargo, han estado sobre el tapete en el Congreso aunque por iniciativa de grupos minoritarios. En esta legislatura, Izquierda Unida, por ejemplo, ha presentado hasta tres iniciativas para endurecer estos privilegios.

La última de ellas, una proposición de ley orgánica "para mejorar la eficacia del régimen de incompatibilidades de los diputados y senadores y otros cargos de órganos públicos", fue debatida y rechazada en el Pleno ayer mismo. En dicho proyecto (PDF), presentada en 2008 por Llamazares y el ya ex diputado de ICV Joan Herrera, se instaba a endurecer el regimen de incompatibilidades para evitar "que haya diputados o senadores que legislen o altos cargos del Gobierno que decidan sobre determinadas materias, cobrando al mismo tiempo dinero, directa o indirectamente, en la empresa privada por labores de asesoría en esas mismas materias, ocasionándose evidentes colisiones entre lo público y lo privado".

Asimismo, la propuesta trataba de poner coto a las jubilaciones que cobran los miembros del Ejecutivo y altos cargos que, tras abandonar sus puestos, pasan a la actividad privada "de forma que se establezca un mayor control y transparencia en las mismas".