Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba llama al PSOE a "no arrugarse" ante la euforia del PP

El vicepresidente dice que el Ejecutivo dará "un acelerón" la próxima semana a las reformas de las pensiones y de la Ley de Cajas

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha intentado contrarrestar la euforia con la que el PP ha cerrado su convención nacional pidiendo a los militantes socialistas que "conviene no arrugarse" ante las elecciones porque los populares "sólo" ganarán si el PSOE desiste de explicar que mantiene sus señas de identidad -las políticas sociales- pese a la crisis.

Rubalcaba ha anunciado además que el Ejecutivo dará esta semana "un acelerón" a las reformas de las pensiones y de la Ley de Cajas, en la clausura de un foro en Guadalajara junto al presidente castellano-manchego, José María Barreda. El vicepresidente ha recordado que el próximo Consejo de Ministros aprobará la reforma de las pensiones, y ha dicho que se va a "empeñar hasta el final" en buscar el consenso con el objetivo de mantener el sistema público de pensiones "con determinación y convicciones". En cuanto al sistema financiero, Rubalcaba ha dicho que el objetivo es recapitalizar la cajas de ahorro para que puedan prestar dinero a familias y empresas, y que se pueda crear "riqueza y empleo".

El vicepresidente ha querido marcar con claridad las diferencias entre izquierda y derecha, entre apostar o no por las políticas sociales. "Los socialistas somos los que tenemos en el corazón de nuestro pensamiento la igualdad y los derechos sociales". Por ese motivo y pese a que, ha dicho, el PP "va ahora de paladín de lo social", ha reclamado a sus compañeros de partido que no se arruguen y recuerden que, aun en crisis, el PSOE ha subido las pensiones mínimas, ha aumentado las becas y ha mantenido el gasto de las políticas sociales y la cobertura al desempleo.

"Es un problema de voluntad política. Unos lo hemos hecho, otros no hicieron nada", ha apostillado antes de asegurar que, cuando la economía vuelva a crecer, los socialistas volverán a "hacer exactamente lo mismo" -invertir en las políticas sociales- "algo que el PP no puede decir".

Además de apostar por el consenso, Rubalcaba ha resaltado la necesidad de que la reforma se haga "poco a poco", con "tiempo y flexibilidad" pero "de manera consistente, con determinación y convicciones", porque "va a vivir mucho tiempo". Por ello, ha destacado la importancia de las elecciones municipales y autonómicas de mayo porque "conviene que sepamos que todo puede retroceder" y es eso lo que se dirime en las urnas: salir de una o de otra forma de la crisis. "Siempre ha habido crisis y siempre ha habido salidas por la derecha y por la izquierda, las unas concluyen en que salen unos y se quedan otros, las otras son solidarias", ha sentenciado.