Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos sospechan que "alguien del Gobierno" trabaja para que no se alcance un pacto

La propuesta económica del Ejecutivo no incluye la vinculación de la edad de jubilación y las nucleares

La propuesta económica enviada por el Gobierno a los sindicatos no incluye la prolongación de la vida de las centrales nucleares. Así se puede comprobar en el documento remitido a CC OO y UGT al que ha tenido acceso EL PAÍS. El futuro de las centrales nucleares que han cumplido o están a punto de cumplir 40 años de actividad no está en la negociación que llevan a cabo el Gobierno y las centrales sindicales sobre el pacto social, una de cuyas principales medidas es la elevación de la edad de jubilación a los 67 años.

Los líderes de UGT, Cándido Méndez, y CC OO, Ignacio Fernández Toxo, rechazaron este jueves cualquier propuesta para vincular la edad de jubilación y la prolongación de la vida de las centrales nucleares, un planteamiento que han definido como "grotesco" y "un disparate".

El secretario general de CC OO aseguró que "a nadie en su sano juicio le cabe en la cabeza" una propuesta en esa dirección piorque, ha apostillado, "es un disparate". También ha expresado sus dudas de que el Gobierno "esté por llegar a un pacto" sobre la reforma de las pensiones cuando "hay filtraciones que enredan". Y ha sentenciado: "Parece que en el Gobierno hay alguien que trabaja para impedir un acuerdo".

El texto de propuesta energética dentro del pacto social sí incluye una producción nuclear en 2020 de 56.600 gigavatios hora, un 7% menor que la de 2010, algo que es compatible con el cierre de Garoña. Los sindicatos ya negaron ayer haber recibido tal propuesta y miembros del Gobierno lo rechazaron de plano, a pesar de que fuentes de La Moncloa sí informaron de la posibilidad de la prórroga.

El tema nuclear es de los pocos aspectos económicos que el Gobierno no ha rectificado. Hace dos años, José Luis Rodríguez Zapatero impuso al Ministerio de Industria el cierre de Garoña en 2013. La central, que cumplirá 40 años en mayo, es la más antigua y pequeña de España. La decisión dejaba a medias la promesa del PSOE de cerrar las nucleares al cumplir 40 años, ya que el próximo Ejecutivo aún podrá decidir si la prorroga (eso anunció el PP que hará si llega al poder).

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, declaró en la cadena SER que un eventual acuerdo con los sindicatos "no afectaría a la central de Garoña", cuyo cierre es "una decisión firme". Sin embargo, fuentes de La Moncloa señalaron que la oferta de Garoña existía si había un pacto global con los sindicatos, que se oponen a la pérdida de empleo que supondría el cierre de la nuclear.