Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López: "La izquierda 'abertzale' se mueve en la buena dirección, pero le queda camino por recorrer"

El 'lehendakari' pide mantener las exigencias a Batasuna "sin precipitarse ni hacer cálculos electorales"- "Tienen que romper amarras con ETA", afirma ante el máximo órgano del PSE

"La izquierda abertzale se mueve en la buena dirección, pero le queda camino por recorrer". Con estas palabras, el lehendakari y secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, defendió hoy que los demócratas mantengan alto el listón de sus exigencias a Batasuna "sin precipitarse, ni hacer cálculos electorales" para no caer en los errores del pasado. Ha recalcado ante el comité nacional del PSE, máximo órgano entre congresos del partido, la necesidad de que ese mundo rompa de forma inequívoca e irreversible sus "amarras con ETA" para poder hacer política en las elecciones. "Asumir la legalidad no solo es presentar unos estatutos, es trabajar para que ETA desaparezca", ha añadido antes de recalcar que cuanto la izquierda abertzale cruce el rubicón esto sísupondrá "un punto de inflexión".

El lehendakari hizo una valoración positiva de algunas de las últimas declaraciones de dirigentes de la izquierda abertzale, señalando que la kale borroka o la extorsión son incompatibles con su nueva hoja de ruta. A continuación recalcó que "no habrá un cheque en blanco" y que las instituciones no deben ceder en sus exigencias ante los que han amparado durante décadas los asesinatos políticos perpetrados por ETA. La prioridad de legalizar Batasuna "es de Batasuna", ha recalcado, "nosotros los demócratas no tenemos que demostrar nada". Son ellos, ha añadido, quienes tienen que pasar de las palabras a los hechos. "Ojalá lo hagan cuanto antes".

López ha hecho balance de sus casi dos años al frente del Gobierno vasco. Señaló que sus objetivos principales se han ido cumpliendo, aunque queda mucho por hacer. El primero fue "traer normalidad y tranquilidad al país, sin sobresaltos". "Si el PNV no gobierna, no hay terremoto, no pasa nada. Euskadi no tiene dueño", ha afirmado. El segundo mencionado es el de mantener la firmeza contra el terrorismo y el reconocimiento a sus víctimas -"hoy las calles ya no son un espacio de propaganda del terror", ha señalado-. También citó la lucha contra la crisis y la defensa del estado del bienestar, que implica realizar las reformas necesarias para garantizar su sostenibiliad.

El lehendakari ha asegurado que su gobierno no participará en los "funerales del estado del bienestar" y criticó que los "llamados mercados" estén "atacando" a las democracias europeas y exigan una reducción del gasto en la materia cuando "en 2008 estaban pidiendo que pagáramos con nuestros impuestos la tropelia que habían cometido" y que desembocó en la mayor crisis económica desde la Gran Depresión de 1929.

"¿Quiénes son estos señores que acaban de hacer un informe diciendo que España tiene que gastar menos en Sanidad y en Educación, diciendo que nuestro modelo autonómico es un problema?", ha destacado. "Moody's ha avisado del riesgo de la deuda Española y nos ha bajado [al Gobierno vasco] la calificación de la deuda", ha recordado antes de criticar a la agencia de notación y la nefasta espiral que está llevando a todos los gobiernos europeos a reducir el gasto público.

"¿Dónde estaban estas agencias antes de la crisis? diciendo que las [hipotecas basura] subprimes, Lehman Brothers [un histórico banco de inversión que terminó quebrando] y que los bonos basura tenían una solvencia AAA [máxima calificación, equivalente de matrícula de honor]. "Me rebelo contra estos hechos, aunque hoy por hoy ningún gobierno tiene capacidad para tomar decisiones autónomas", ha afirmado. También reconoció la profunda crisis en la que está inmersa la izquierda y defendió la necesidad de regular unos mercados sin control para que no paguen siempre "los más débiles".