Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional concede permisos de salida a tres presos etarras

El magistrado concede, con la opinión en contra de la Fiscalía, permisos de tres y seis días a Jesús García Corporales y Joseba Koldo Martín.- José Manuel Fernández pasará a segundo grado y podrá salir a diario para seguir cursos de formación

La Audiencia Nacional ha concedido permisos de salida a los presos de ETA Jesús García Corporales y Joseba Koldo Martín; así como un permiso de estudios a José Manuel Fernández Pérez de Nanclares. En tres autos firmados por el juez de la Audiencia José Luis Castro, se destaca que los tres presos se han desvinculado de la banda y han pedido perdón a las víctimas. En los tres casos el magistrado ha aprobado la propuesta de la Junta de Tratamiento, aunque en los dos primeros la Fiscalía se había manifestado en contra.

Así, Jesús García Corporales, preso en Nanclares de Oca (Álava), podrá disfrutar de un permiso de 3 días, mientras que Joseba Koldo Martín Carmona, recluido en la prisión de Villabona (Asturias), disfrutará de uno de seis. Por su parte, José Manuel Fernández Pérez de Nanclares, de la prisión de Nanclares de Oca, pasará a régimen de segundo grado y podrá así seguir unos estudios que le permitirán salir del centro a diario para seguir los cursos, aunque sin disponer de permisos de fin de semana.

Según uno de los autos, Fernández Pérez de Nanclares, preso desde mayo de 1992 y que extinguirá su condena en 2022, "es una persona distinta a la que entró en prisión" y ha mostrado "un rechazo absoluto a la violencia y unas convicciones personales y morales firmes y sólidas". También "ha manifestado por escrito su renuncia a la violencia, reconociendo el daño causado y expresando su petición de perdón a las víctimas", además de haberse comprometido a hacer frente, "en la medida de sus posibilidades", a la responsabilidad civil.

Respecto a García Corporales y Martín Carmona, el juez destaca que los dos se han desvinculado de las acciones de la banda, han pedido perdón a las víctimas por el sufrimiento que han provocado y han asumido hacerse cargo de la responsabilidad civil. Martín Carmona, en un escrito dirigido al juzgado de Castro, señalaba: "Desde el 98 tengo la impresión de haber perdido los mejores de mi vida en una causa que me ha decepcionado y que ha traído mucho sufrimiento para toda la sociedad vasca, especialmente para las víctimas del terrorismo".