Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Loquillo, condenado a tres meses de cárcel

El cantante dio un puñetazo a un hombre, a quien tendrá que pagar 3.500 euros

Tres meses de cárcel y una compensación de 3.500 euros es lo que tendrá que pagar el cantante Loquillo al hombre al que le propinó un puñetazo a la salida de un bar en San Sebastián, en agosto del año pasado.

Los hechos ocurrieron sobre las cinco de la madrugada del 27 de agosto de 2009, en un bar situado en los aledaños de la Parte Vieja de San Sebastián. Cuando Loquillo, cuyo verdadero nombre es José María Sanz Beltrán, salió de local, coincidió con una pareja, con la que entabló conversación.

Después de un momento, el artista le dio un puñetazo al hombre, que cayó al suelo y sufrió una herida en el labio inferior. Como consecuencia de ello, la víctima acudió al hospital, donde la lesión precisó ser suturada, y se le diagnosticó, además, una artritis postraumática en la muñeca derecha. El agredido tardó 54 días en recuperarse, doce de los cuales estuvo impedido para sus ocupaciones habituales.

Loquillo se mostró conforme con la pena que solicitaron la Fiscalía y la acusación particular durante el juicio. El cantante, por tanto, fue condenado a tres meses de cárcel como responsable de un delito de lesiones. Además deberá indemnizar a su víctima con 3.500 euros por los daños causados y abonar las costas del procedimiento judicial.