Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llamazares exige explicaciones al Gobierno por las filtraciones y Duran pide ignorarlas

IU estudia solicitar la comparecencia de Zapatero, Jiménez y Conde-Pumpido.- Ejecutivo y oposición ignoran el asunto en la sesión de control

Los partidos políticos están tomando de manera muy distinta las revelaciones que EL PAÍS está publicando tras la filtración de decenas de miles de documentos oficiales de las embajadas de Estados Unidos y la propia Secretaría de Estado de ese país.

Mientras Izquierda Unida estudia pedir las comparecencias en el Congreso del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, y del Fiscal General del Estado, Candido Conde-Pumpido, para que expliquen al Congreso las "injerencias inaceptables" de Estados Unidos en procesos judiciales españoles; el portavoz de Convergencia i Unió en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, abogaba durante la sesión de control por "hacer el menor caso posible" a las noticias sobre la connivencia del Gobierno español con el de EE UU para paralizar los procesos penales abiertos en la Audiencia Nacional contra militares del país americano, tanto PP como PSOE han optado hoy por no mencionar las revelaciones.

Duran, que preside la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, ha reconocido que las filtraciones "ponen en apuros" a la Administración Obama, pero ha abogado por "recomponer" la situación y no "rasgarse las vestiduras", informa Efe. A su juicio, aunque las filtraciones son "malas noticias" para el Departamento de Estado que dirige Hillary Clinton, ahora es obligado "recomponer la situación y hacer el menor caso posible a esas noticias que no están verificadas".

Silencio de Gobierno y PP

Mientras, el Gobierno y el principal partido de la oposición mantienen la estrategia de ignorar las revelaciones. Durante la sesión de control al Ejecutivo en el Parlamento, el portavoz de Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, ha acusado a la ministra de Exteriores de hacer una defensa "a la carta" de derechos humanos. Ni durante la motivación de la pregunta ni en la réplica ha mencionado las informaciones; ya ayer, la portavoz parlamentaria, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró que su partido no iba a realizar ninguna declaración al respecto.

Por su parte, Trinidad Jiménez no ha querido hacer comentarios al finalizar el Pleno del Congreso. También ha rehusado opinar de este asunto el ex titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, uno de los que supuestamente colaboró para que el caso Couso se archivara, según se recoge en los cables diplomáticos de la Embajada de Estados Unidos en Madrid que publica hoy EL PAÍS.